CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

lunes, 29 de agosto de 2011

TAMBIÉN EN SETIEMBRE

Tomamos contacto hoy con la noticia de un nuevo lanzamiento de Agents Of Mercy, la banda espejo de Karmakanic como side project de The Flower Kings. Agents Of Mercy es el proyecto paralelo de Roine Stolt, que desde 2009 viene desarrollando una línea creativa que conjuga a algunos integrantes de The Flower Kings (Stolt, Jonas Reingold, Lalle Larsson) con el vocalista de Unifaun, Ned Sylvan. Por sus filas ya han pasado varios destacados músicos, que van formando parte del proyecto en alguna etapa concreta, mientras que los otros tienen otra permanencia. Así, han participado Pat Mastelotto, Zoltan Csörsz o Jimmy Keegan. La banda lleva 2 álbumes editados, The Fading Ghosts Of Twilight [2009] y DramaRama [2010], estos de estudio, a los cuales se suma un disco en vivo conjuntamente con Karmakanic, The Power Of Two [2010].

Pues bien, para el 17 de setiembre se anuncia la aparición del tercer disco de estudio de Agents Of Mercy, que llevará por título The Black Forest y que mantendrá la alineación que realizó DramaRama el año pasado. A las voces de Sylvan y las guitarras de Stolt, se suman el bajo de Reingold, los teclados de Larsson y la batería de Walle Wahlgren.




De esta manera, esta otra novedad se suma a las que anticipáramos en un post anterior

Así lo publican, tanto en la página oficial de The Flower Kings como en la de Agents Of Mercy:
Yes, the time has come to announce the birth of a new album by AGENTS OF MERCY.
The album is called "The Black Forest" and is what some may call a "concept album".

Agents Of Mercy - The Black Forest (2011) Now you've heard that term a million times - 'cause it's PROG. However it is safe to say that this one really is - the album concept dealing with that big dark and scary forest - but not a story about hobbits trolls and dragons. "The Black Forest" is a surreal journey - a metaphor for a trip through very dark disturbing and likewise scary times, where we all set out on a lifelong journey knowing of all the scary encounters lurking out there. Greed, lust, hunger for power, money, eternal life, mindcontrol, poisoned water and food, warheads, warpigs, new princes re-building the babylonian towers now and again- and guess what..... we're the prey !!
The world is a beautiful place but also very turbulent times lies ahead - beware - be strong !
(btw. Love is the only answer !)

The music is a more rock oriented path we've taken, for good reasons - we are a R&R band at the core but we like symphonic music, jazz and folk or whatever tickle our fancy at the time.
The tunes are longer and more elaborated (prog) but sometimes with a ironfist of raw power punching your surprised face - play it loud!

Same lineup - more power - more detail - more confident - all ready to move you in a live setting.

As the tunes and mixes line up it is likely we end up with a bundle that contain songs like:

The Black Forest
My Elegy
A Quiet Little Town
Black Sunday

Citadel
Freak Of Life
Carry You Home
Bleeding By The Roadside
The Seeds Of Success

Just wrapping up mix, final worrd is out there... any day and it is with great confidence I can say this album will go off with a BANG!
-It'll convert the unconvertible, exalt the unexalted, bring more joy to the joyous, bring dreams to the dreamless, power to the people - salute the summits and implode the bored and lost lovers of music in the shire.


The saga is HERE and it is REAL!!

Release date Sept 17th
Hear snippets at: www.agentsofmercy.com

Así que, como en los casos anteriores, a esperar con paciencia pero con expectación la salida de tantas buenas propuestas.

Hasta la próxima

miércoles, 24 de agosto de 2011

EL ROCK Y DIFERENTES ESTILOS PARA SU DETRACCIÓN

Si pasamos revista a las diferentes visiones que se han vertido sobre el fenómeno del Rock como hecho cultural, veremos que la detracción ha sido más amplia que el elogio. Dentro de esa tendencia peyorativa podemos encontrar variados estilos que en lo único que coinciden todos es precisamente en denostarlo, aunque se contradigan fuertemente en otros aspectos que hacen, por ejemplo, a las creencias, a la ideología, a la moral, a la artisticidad, etc.




Las perspectivas del denuesto son variadas y a veces pueden ser muy acordes ligando dos o tres aspectos al tiempo que se contradicen en otros tantos.

EL ROCK COMO INMORALIDAD

Ha sido quizás la primera forma de desacreditación del Rock, partiendo de la base de que Rock'n'Roll es una expresión de alto contenido sexual que se condice con la transgresora movilidad corporal que implica bailarlo, ya que originariamente era una música de baile, destinada a los jóvenes que emergían en la segunda posguerra del siglo XX.

Coincidente con la Revolución Sexual de ese mismo tiempo, el Rock acompasó los fenómenos de liberalización sexual, de nuevas formas de relacionamiento tanto en lo que hace a las parejas como a las familias. Por esta concomitancia se concluyó en que el Rock era la causa de la disolución familiar y la promiscuidad sexual que derivaba de sus proclamas sobre el amor libre. Sin embargo, parece ser más un hecho confluyente en una realidad mucho más profunda y compleja que involucra la transformación de las relaciones humanas y las organizaciones sociales y familiares.


UNA DE TANTAS TAPAS FILTRADAS POR LA CENSURA

De esta visión también se desprenderá la consideración del Rock como signo de la decadencia social. En este punto, dependerá del signo ideológico del observador el alcance y caracter que le de a esa decadencia, de lo cual hablaremos más adelante.

 
EL ROCK COMO IRRELIGIOSIDAD 
[ESPECIALMENTE VINCULADO AL CRISTIANISMO]

Rápidamente sepasa al plano de las creencias religiosas y muy especialmente de las confesiones religiosas. Las temáticas, la sensualidad, la pérdida de la inhibición, el desafío a las convenciones, la diferente mirada a la moralidad, son varios de los elementos que motivaron esta visión del Rock como alejamiento de la religiosidad más fundamentalista. Pero hay más: concibiendo la función de la música como una creación divina para su propia alabanza, varias posturas religiosas han visto en el Rock una música que se aleja de ese cometido primordial. Por muchas razones: el divismo de los roqueros los llevaría a promover una adoración de sí mismos y no de dios; los mensajes de las letras conducen a una posición sensualista en el mundo, esto es, a un predominio de los sentidos por encima de la piedad entendida como devoción religiosa; la exaltación de las pasiones, las sensaciones y las pulsiones, llevarían al hombre a una exaltación de su animalidad y no de su condición de criatura principal de la obra de dios, etc.


Pero además, otros argumentos más demonológicos. En la Edad Media, determinados sonidos disonantes, como la llamada cuarta aumentada, se denominaban diabolo in musica, esto es, el sonido del demonio y los músicos trataban de evitarlo. Si bien en algunas obras de los grandes compositores se empleó como recurso para generar la ambientación de los principios malévolos, en general se rehuyó su utilización, porque además, tales sonidos poseen un alto sentido excitante de la sensibilidad humana. Se atribuyó a que Lucifer - el ángel más bello de las cohortes de dios - embelesado con su propia belleza quiso llegar a ocupar el lugar de dios, por que sobrevino su caída - el Ángel Caído, the Fallen Angel [¿King Crimson? ¿Uriah Heep?] y con él el arrastre de cohortes de ángeles devenidos en demonios. Como Lucifer debía conducir los coros celestiales, la música era una de sus materias predilectas y, según no pocos autores fundamentalistas cristianos, el Rock habría nacido como una nueva encarnación del diabolo in musica para arrastrar a los jóvenes al dominio del demonio y a los fuegos del infierno. Es más, el diabolo in musica es de uso frecuente dentro del Rock, especialmente dentro de Metal [acompañado por los cuernitos que, según parece, inventó Dio]. Las temáticas demoníacas también son frecuentes entre algunos grupos y una atmósfera oscura, gótica dirían algunos, ominosa, reina en algunas propuestas roqueras.


RONNIE JAMES DIO


Esto no significa que el Rock sea irreligioso ni satánico por definición. Significa que, como en tantas otras manifestaciones humanas, el hombre es libre de expresarse y de definir sus tendencias, nos gusten o no, las compartamos o no. El problema se plantea si consideramos que lo que pensamos es la única verdad y, en consecuencia, lo que se aleja de ese nuestro pensamiento es erróneo, negativo, pecaminoso o condenable. Ciertamente no todo da lo mismo ni vale todo, pero en cuestiones de creencias - en las que por definición no es posible verificación alguna - ¿quién puede demostrar cuáles son correctas? Siempre que asumamos que creencias no son necesariamente verdades, podremos comprender por qué la gente cree en cosas diferentes de modo distinto.


EL ROCK COMO MUESTRA DE DECADENCIA DE LA CIVILIZACIÓN

El cambio cultural que implicó el Rock, a la salida de la Segunda Guerra Mundial, adoptado por una generación joven que asumió que no quería el mundo que le dejaban y que se rebeló contra su generación mayor como quizás no lo hayan hecho los jóvenes en otra época, motivó que se percibiera en esos jóvenes los signos de un temor que aquejó a Occidente desde mucho tiempo atrás: la decadencia de la civilización. Las nuevas costumbres, en todos los planos, la discusión de los paradigmas culturales, el rol contestatario de la juventud, o bien tendió a ser capitalizado por las viejas ideologías o a ser reprimido por los sistemas [establishments] rechinantes en sus crisis. 

Curiosamente, el Rock fue visto como síntoma y causa de la decadencia moral y cultural, especialmente de Occidente, como parte de esa crisis, como producto de la misma o como agente de ella y no como el testimonio que ponía de relieve que la cultura rock visualizaba las condicones críticas que corroían a la sociedad que los rodeaba.


LA EXPRESIÓN DE LA CONTRACULTURA 1969


También de modo curioso, desde los extremos ideológicos se pudo - y puede - apreciar coincidencia en su valoración del Rock como expresión decadente de la sociedad, ya sea como devaluación y degradación de los valores tradicionales, de un lado, o como expresión de la agonía de esos valores y la sociedad que encarnan, como crónica de una muerte anunciada.


En la web podemos encontrar juicios tan variados como coincidentes en su detracción del Rock:


En la periferia del curso principal del la música rock hay grupos con una inclinación extremadamente anticristiana. La cacofonía de ciertos grupos de "heavy metal" esta penetrada con motivos de satanismo. Esos sonidos helados empujan hacia el mismo infierno a aquellos que los escuchan. (...) He aquí un claro ejemplo del carácter diabólico de esta música abiertamenta contraria a Dios y al Nacionalsocialismo, pero a nadie debe sorprender esto, pues gran cantidad de los compositores de música rock son judíos.
http://www.anecdonet.com/modules.php?name=News&file=article&sid=459 


La eficacia de las contraculturas para sacudir el sistema estuvo ineluctablemente decidida por su conexión con las clases sociales. (…) Cuando los grupos contraculturales no tienen esa conexión, pasan sin pena ni gloria a consolidar el sistema que atacaron, como en definitiva sucedió con las fanaticadas del rock, de los nuevos cultos místicos o de la modas culturales.
http://www.enriqueroman.com/2010/08/19/cultura-contracultura-e-imperialismo/


El rock, en vez de ser un símbolo de la transgresión -como bombásticamente se presenta a sí mismo- no es más que un instrumento del imperialismo capitalista para adocenar a las masas en nombre del mito de la cultura; mito que también se encuentra presente en Cuba
http://www.elrevolucionario.org/rev.php?articulo812 

Estas son apenas unas muestras del amplio espectro de miradas coincidentes en la condena de la cultura Rock, pero discrepantes en qué es lo que representa. Y entonces uno tiene derecho a pensar que si desde ópticas ideológicas tan diametralmente opuestas se puede confluir en la identificación de algo como fuente y expresión de los males, es porque se aplica la lógica del "chivo expiatorio". Se manda al Rock al sacrificio como víctima propiciatoria para conjurar los demonios que toda matriz ideológica fabrica para autojustificarse.

No es que desconozcamos que existe un mercado, un negocio, un comercio, una producción industrializada, una utilización alienante de ciertos productos, un soporte de medios de comunicación y una manipulación de esos medios. Pero todas esas cosas no tienen un signo ideológico único ni afectan solamente al Rock, ni siquiere solo a la música, sino a toda la cultura. Porque la cultura, se lo quiera o no, es siempre el vehículo preferido de los que intentan manipular - en el sentido que sea - a los otros.


EL ROCK COMO MUESTRA DE LO DECADENTE (II)

En el apartado anterior nos referimos a la decadencia de la civilización, en un sentido amplio. Ahora veremos aspectos más restringidos. El Rock representa la decadencia tanto por las costumbres a contrapelo de la convención social, como por los excesos [drogas, bebida, violencia, sexualidad calificada de obscena, inmoral o antinatural, etc.], como por la desesperanza trasmitida por muchas letras, como por el rechazo de la organización social y familiar tradicionales.

Curiosamente los roqueros difícilmente provienen de hogares modelo, según los patrones de la sociedad tradicional, sino que proceden de hogares con diversos grados de disfuncionalidad, en el contexto de sociedades que también presentaban sus disfuncionalidades. La expresión contracultural de varios momentos del movimiento Rock, demuestra el rechazo emblematizado en la expresión de The Who We're Not Gonna Take It, de la ópera Rock Tommy, en la cual el personaje ciego, sordo y mudo proviene de una familia de posguerra en la que se expresan las disfuncionalidades al uso entonces. En esa historia se pasa revista a los distintos rincones sombríos de la sociedad [sadismo, impertinencia intelectual, impostura religiosa, violencia sexual, fetichismo, competitividad, hipocresía, etc.] las zonas que en general la sociedad trata de no iluminar, la parte inferior de la alfombra donde se barren las miserias.

Por ello, una vez más, el Rock no es otra cosa que el reflejo en el espejo, pero el reflejo indeseado que trae a la conciencia aquello que se quiere adormecer. Ya sea por un gesto casi involuntario que tiene que ver con la apariencia con que se presentó esa juventud contestatria, ya sea a través de gestos más deliberados en lo que se trasmite en el mensaje de las canciones o en las estructuras musicales desafiantes de la inercia auditiva de la sociedad. Dicho de otro modo, la generación Rock fue de esas generaciones que no se parecieron a sus padres, que no quisieron parecerse a ellos y que no aceptaron hacerse cargo de los retazos de un mundo que se extinguía. Tampoco es muy claro que hayan podido construir uno nuevo - por lo pronto no el que proponían - pero sí cambiaron grandes conceptos y generaron visiones, pluralidad de ellas, que cambiarían la mirada monótona y el pensamiento hemipléjico y abrirían una variedad de vías alternativas, de resistencia a las ortodoxias y los dogmas.




¿Qué decir acerca del Punk? La proclamación de la máxima Anarchy In The UK, convirtió a este movimiento en el contraespejo cultural, digno heredero de la actitud dadaísta de principios del siglo XX, 70 años después. El cultivo de la estética de la fealdad, afirmando que cuanto más feo mejor, implica una inversión de las escalas valorativas que enfrenta violentamente a la sociedad con sus contradicciones. Es más, implica la acusación de que si la imagen es desagradable es porque constituye el resultado de lo que la sociedad ha producido a través de ellos.

EL ROCK COMO DESTRUCCIÓN DE LA MÚSICA Y DEL ARTE

El ruido aparece como la acusación condenatoria más contundente respecto al Rock: Esto no es música, es ruido. Si alguna vez una antropóloga definió a la suciedad como la materia fuera de lugar, podríamos entender al ruido como el sonido salido de escala, esto es, el recurso por excelencia utilizado por la música contemporánea, la disonancia. La música atonal, la dodecafónica, la experimentación electroacústica, etc., han echado mano de ese recurso como parte de una propuesta estética que condice con las experiencias de otras artes [el informalismo en las artes plásticas, la transgresión en la literatura, el happening y el fluxus en las artes corporales, etc.]

El Rock se nutrió también de ese mundo del arte "serio". En otro post hemos discurrido acerca de la relación entre el Rock y el arte y la cultura contemporáneos. Ese diálogo llevó a que los músicos de Rock tuvieran aspiraciones artísticas - con el surgimiento de lo que se llamó inicialmente Art Rock - y tomaran pie en compositores de la música llamada culta, por oposición a la llamada Popular, o brevemente Pop - o bien trajeran artistas modernos para diseñar sus carátulas [Peter Blake, Richard Hamilton, Andy Warhol y otros] o incorporaran los recursos del sinfonismo a sus creaciones, para grupo de Rock y orquesta.

PUESTA EN ESCENA DE GENESIS


Nuevamente las voces apocalípticas presagiaron la muerte del arte, la muerte de la música y hasta el fin de la historia. Así como algunos aborrecieron el diabolo in musica como música del diablo, otros condenaron el ruido como muerte de la armonía.

EL ROCK COMO SUBVERSIÓN DE LOS VALORES

Ante el panorama anterior, es inevitable que las miradas fundamentalistas encuentren en el Rock la ruina de los valores que cimentaron la sociedad tradicional y que se lamenten del mal ejemplo que significa para la juventud, que se hayan formado ligas de padres que velan por la depuración de la música que consumen sus hijos, cuando no pueden proceder a prohibirla. Muy sonado es el caso del Parents Music Resource Center, fundado por Tipper Gore en 1984, esposa de quien fuera vicepresidente de los Estados Unidos, que promovió una suerte de liga de resistencia a la música Rock y que resultara acusada por músicos de la talla de Frank Zappa de realizar campañas de censura abiertas o encubiertas contra la música Rock y que se asociara a esta organización con la derecha americana ultrarreligiosa.



LOGO DE ADVERTENCIA PARENTAL CREADO POR EL 
PARENTS MUSIC RESOURCES CENTER

En 1995, esta entidad publicó una lista de canciones titulada Filthy Fifteen [Las 15 asqueroasas], entre las cuales se hallaban temas de Prince, Judas Priest, Madonna, AC/DC, Mötley Crüe, Def Leppard, Mercyful Fate, Black Sabbath, entre otros y a los cuales se les adjudicaba ese lugar por referirse a temas tan variados como el sexo, la violencia, el consumo de drogas o el ocultismo. 

EL ROCK COMO INSTRUMENTO DE DOMINACIÓN

En los últimos años fue muy difundido el caso del roquero punk Gorki Águila, líder de la banda Porno Para Ricardo, acérrimo crítico del régimen cubano, quien fue encarcelado varias veces bajo el cargo de peligrosidad predelictiva. Músicos de diversas partes del mundo, pero en especial españoles, como Loquillo o Miguel Bosé, reclamaron por su liberación y por la libertad de expresión en el arte. 


GORKI ÁGUILA

Tales reclamos, calificados por la prensa afecta al régimen como provenientes del fundamentalismo democrático, levantaron alguna polvareda que evitó que el músico se perpetuara en la cárcel. Esa misma visión descalifica al punk como una actitud anarquista, antisistema, y de apoyo a grupos terroristas neofeudalistas, como el caso de ETA en España. El Rock no sería, por otro lado, otra cosa que un instrumento de dominación ideológica, bien del imperialismo capitalista, bien del anarquismo antisistémico, bien del fundamentalismo democrático.

LARGA VIDA AL ROCK'N'ROLL

Sucede y sucedió con muchas cosas en la Historia, que se vuelven el recipiente de aquello que se quiere alejar y exorcizar, especialmente cuando se acucia la conciencia. El Rock ha trasmitido, fundamentalmente, un impulso de libertad, no siempre dirigido con certeza ni sabiendo exactamente para qué, es cierto, pero de apertura mental a la conciencia de lo diferente, lo otro. Pero el hecho de ser receptáculo de lo que las tendencias ortodoxas y dogmáticas de las sociedades desen expulsar de sí, parece un poco excesivo.

No obstante, algo hay potencialmente en el Rock que asusta a los poderes. Quizás sea su autenticidad, aunque día a día se vea cómo se lo quiere maquillar, desnaturalizar, industrializar, empaquetar, etiquetar, vender, condenar, encarcelar, denostar ...
 
Rock Is The Medium Of Our Generation dice Yes en su tema Release, Release [Libera, libera], del álbum Tormato de 1978.  

Release, release, 
Enough controllers, 
Show some signs 
Of appreciated loyalties 

Release, release, 
Or abandon your hope for your brother
Release, release,
Or abandon your hope for yor sister

Release, release ...

Así culmina, tan sencillo como ello.


Quizás sea su naturalidad y no haya que darle vueltas.

Como dicen los Stones


It's Only Rock'n'Roll... But I Like It

Hasta la próxima.

jueves, 18 de agosto de 2011

LLEGAN EN SETIEMBRE

Aquí, en el hemisferio sur, en el mes de setiembre comienza la primavera y, como suele ocurrir, renacen muchas cosas tras la oscuridad invernal. Así que es común que veamos en setiembre un momento agradable en el que, tras el solsticio la luz se afirma sobre la sombra, los días son más cálidos y confortables [a pesar de que en Uruguay la primavera es muy ventosa] y nos sentimos más dispuestos a la renovación y a la búsqueda de cosas distintas.

Y qué mejor que saber que esas  cosas se avecinan y que van a llegar en setiembre. Si bien en el hemisferio norte serán en el comienzo del otoño, aquí, esas novedades las trae la primavera. Una pregunta al margen: ¿tendrá influencia esta circunstancia estacional sobre el modo en que las recibimos, es decir, se producirán apreciaciones diferentes según esa variación?

Lo cierto es que, diferente, igual o parecido, para setiembre se anuncian tres lanzamientos de campanillas. No es que recién ahora se conozca, pero la visión en conjunto de esas tres buenas nuevas augura un grato comienzo de la primavera.

A las interesantes apariciones ya verificadas durante el año, como han sido las de la última encarnación de King Crimson, A Scarcity Of Miracles, el Raised In Captivity, de John Wetton, Fly From Here, de Yes, One More Night In New York, de Yellow Matter Custard y el reciente In A Perfect World, de Karmakanic, entre tantas otras, se unen las inminentes apariciones de las siguientes nuevas obras:


13 de Setiembre
Dream Theater - A Dramatic Turn Of Events



Tras el adelanto que significó la llegada a la web de la actuación de Dream Theater en el High Voltage Festival, donde estrenaron baterista - Mike Mangini - podremos ahora tener todo un nuevo álbum con esta reciente line up. Por ahora sólo se ha anticipado un tema, On The Backs Of Angels.


26 de setiembre
Steven Wilson - Grace For Drowning




Esta nueva placa del líder de Porcupine Tree, viene a sumarse a su otro disco enteramente solista, Insurgentes, 2008, y se inserta como otra pieza en la variada actividad musical de Wilson, en la que comparten lugares Porcupine Tree, IEM, No Man, Blackfield y estas experiencias solistas, además de muchas intervenciones como invitado o desde la producción.


26 y 27 de setiembre [Europa y Estados Unidos respectivamente]
The Tangent - COMM  


Habiendo lanzado al mercado este año un DVD con CD de audio, titulado Going Off On Two y con una formación renovada respecto a su anterior producción de 2009 Down And Out In Paris And London, en la cual salen Paul Burgess y Guy Manning y se unen Luke Machin, Tony Latham y Nick Rickwood a los que permanecen, Andy Tillison, Jonathan Barret y Theo Travis, ahora The Tangent presentará una nueva placa de estudio, de la que solamente se anticipó el tema The Mind's Eye.

Por ahora, sólo queda esperar un poco más.

Y si alguno tiene noticias de alguna otra promisoria aparición, se agredece el dato.

Hasta pronto

domingo, 14 de agosto de 2011

JOYITA DE PREMIATA FORNERIA MARCONI

La legendaria banda de Prog Rock Sinfónico Italiano, la PFM, tuvo una presentación en la ciudad suiza de Lugano, en 2001. Esta tuvo lugar en el Auditorio Besso de esa ciudad del Ticino, el 12 de setiembre de 2001. 

De esa actuación hay un registro en dvd que no tiene desperdicio. Allí se recoge la trasmisión de la red suiza TSI 2, con excelente nivel de calidad en cuanto a imagen y juego de cámaras. Un documento imperdible donde la banda pasa revista a buena parte de su trayectoria y donde aparecen temas clásicos como Five Holes In The Ground, Celebration [E'Festa], Mr. 9 Till 6, y muchos más.

La banda despliega gran energía a pesar de que los músicos ya no son jovencitos y comunica un gran entusiasmo al público, cuya mayoría tampoco está compuesta por jovencitos.



PFM está integrada en esta ocasión por: Lucky Dube en vocesFranz Di Cioccio en percusión y vocesPatrick Divas en bajoFlavio Premoli en teclados y vocesFranco Mussida en guitarra y vocesLucio Fabbri en violín, guitarra y tecladosRoberto Gualdi en percusión y Phil Drummy en saxo, flauta y teclados  


Este video se puede encontrar en la web y se descarga en 18 partes de200 MB cada una. Con un poco de paciencia se puede disfrutar mucho.
  Este es uno de los lugares Este es otro   Después me cuentan si vale la pena   Hasta pronto 

sábado, 13 de agosto de 2011

LED ZEPPELIN ESPECTACULAR

La histórica reunión de Led Zeppelin en el O2 Arena de Londres, el 10 de diciembre de 2007, en memoria de Ahmet Ertegun, legendario ejecutivo y productor de Atlantic Records, constituye un hito insoslayable de los últimos años. Por lo mítico de la banda, porque en la batería estuvo Jason Bonham, hijo de Bonzo, por el excelente set list, por el increíble marco de público, y por la atención que concitó y la expectativa que despertó a propósito de una eventual reagrupación de la banda, o al menos de una posible gira mundial. Estas últimas cosas no se dieron, pero al día siguiente del concierto ya circulaban en la Web al menos seis tomas diferentes de audio del concierto. Y poco después, empezaron a aparecer los registros en imágenes.

Hasta el momento, que yo sepa, no ha aparecido una versión oficial del concierto, ni en audio ni en video, y por lo tanto, todo lo que circula es bootleg. En los meses sucesivos fueron apareciendo más versiones de video, todas a partir de cámaras de audiencia.
Pues bien, bajo el título A Work In Progress, circula en la Web una edición bootleg que tiene, sin embargo una particularidad: está compaginada a partir de 15 fuentes de video diferentes, con tomas desde muy variados ángulos, alturas, cercanía del escenario y, por supuesto, calidades diversas. Si bien algunas de las fuentes tienen la oscilación característica de la filmación no profesional y otras algún granulado en la imagen, hay otras fuentes de muy buena calidad.



Esta versión presenta el concierto íntegro y permite tener una visión mucho más dinámica, metiéndose entre el público, mirando oblicuamente desde arriba, acercándose al escenario y sacando partido de las pantallas gigantes. Una versión muy disfrutable.

El tamaño es de 6.84 GB, viene en 34 partes que se bajan por Rapidshare [que ahora eliminó las esperas y se pueden bajar una atrás de otra sin demoras, sin captchas y muy cómodamente si se usa JDownloader].

Se requiere un poco de paciencia para bajarlo, pero se disfruta a pleno

Hasta pronto 

viernes, 12 de agosto de 2011

MÚSICA QUE ROMPIÓ MI CABEZA V: CON EL AMANECER DE UN NUEVO SIGLO

2KY

Fue una expresión muy utilizada por entonces para señalar la llegada de un nuevo siglo que era también la llegada de un nuevo milenio. Y expresaba también el temor que despertaba esa cifra redonda del 2000. Por profecías - de todos los orígenes imaginables - por supersticiones, por imaginación apocalíptica y por miedo al caos del espacio virtual informático. Según se decía, las computadoras no iban a poder acompasar sus relojes internos y sus calendarios al nuevo siglo y se iban a trancar todas las operaciones que se realizaban virtualmente. Nada de ello ocurrió, por cierto y la virtualidad superó airosa esa presunta prueba. Y reforzó la confianza que se tenía / tiene en ella.

Así que el gran campo del espacio virtual se convirtió en un terreno de exploración y de frecuentación de prácticamente todas las generaciones, y un punto de cruce, de encuentro, de distancia, de reencuentro, de caminos paralelos, convergentes, divergentes u opuestos de los cibernautas.
Y en esos vagabundeos, en esos itinerarios improvisados, en esos rastreos más programados, en esas excursiones, incursiones, expediciones, comenzaron a producirse los hallazgos.

Algunos de ellos, de una riqueza incalculable: daban información actualizada. Algunas páginas que se convirtieron en fuentes de referencia - al punto de que en muchos casos otras páginas las replican, con cita de autor o sin ella - y sirvieron como mapa para orientarse en ese mundo del ciberespacio. Los buscadores aportaron los suyo también. Así que páginas como Progarchives, o como Manticornio y otras por el estilo, los buscadores como Google y más adelante las páginas de videos on line como YouTube fueron y son de inestimable ayuda para la difusión y el conocimiento de lo que ocurre. En otras palabras, el acceso a esas informaciones se ha vuelto cada vez más irrestricto.

Y fue a través de esas páginas que pudimos tomar contacto con bandas acerca de las cuales solo sabíamos que existían pero aquí no llegaba nada. Muchas de ellas existían desde los '90 pero su difusión había sido poco más que nula por estas latitudes. Entonces se dio que se pudo comenzar a conjuntar las informaciones que uno podía obtener por muchos medios con las primeras audiciones de muchas de esas bandas que, ¡por fin!, asomaban en nuestro horizonte.

Así llegó toda una camada de bandas relativamente nuevas, por lo menos de una nueva generación progresiva, que con total justicia podemos decir que rompieron mi cabeza. Porque lograron crear una sonoridad propia sin desconocer las raíces y sin ser serviles a ellas. Pudieron ser reverentes e irreverentes al mismo tiempo con la tradición de antiguas bandas que seguían creando al lado de las nuevas. 

Sería un inventario inagotable el que resultaría de señalar tantas y cuantas bandas de altísimo nivel pudimos conocer y disfrutar a través de la ventana de Internet. Señalaremos aquellas que provocaron impresión más fuerte. Este recuento no tiene ningún orden de prioridad.

PORCUPINE TREE


Esta banda británica, liderada por Steven Wilson, llegó a mi conocimiento a través de Progarchives, ya en una época en que habían traspasado los límites de su Psicodelia inicial y ya habían incorporado elementos más metálicos, derivando en una mixtura interesantísima. El carisma de su líder, su creatividad, el nivel excepcional de los músicos, Richard Barbieri en teclados, Colin Edwin en bajo, Gavin Harrison en batería y Wilson en guitarra [y la compañía de John Wesley en guitarra para las actuaciones en vivo], son algunos de los argumentos con que uno racionaliza el impacto recibido cuando se va explorando sus discos. Creo que los conocí a través del In Absentia, pero rápidamente fui incorporando hacia atrás los discos más salientes como The Sky Moves Sideways, así como luego las nuevas apariciones: Deadwing, Fear Of A Blank Planet, o The Incident. Y también algunos vivos asombrosos, como el del Rockpalast en Koln, Alemania, 2005, o el de Atlanta, 2010. Como si fuera poco, esto despertó un interés intenso sobre los side projects de Wilson y de los otros músicos, como Blackfield, IEM, No Man, Bass Communion, etc.


SPOCK'S BEARD


A esta banda la conocí en el trance de la separación de Neal Morse para hacer su carrera solista, pero los primeros discos que oí fueron los que aún lo mantenían como tal. Lo primero que oí fue V, que me pareció excelentísimo y pronto escuché The Kindness Of Strangers, otra obra maestra. Otra vez, realicé el camino hacia atrás y hacia adelante, descubriendo, por ejemplo Beware Of Darkness [con cover de George Harrison incuído] y encontrando en el camino las novedades del Spock's Beard y el Live, hasta llegar a X. Al mismo tiempo, la fruición despertada en mí por la banda me llevó a seguir también la trayectoria solista de Neal Morse y sus otros proyectos como Transatlantic o Yellow Matter Custard, los trabajos solistas de Alan Morse o de Nick D'Virgilio o los otros proyectos de Ryo Okumoto.



THE TANGENT


Este fue otro hallazgo de excepción. Esta banda multinacional liderada por el británico Andy Tillison, que realiza un progresivo de altísimo nivel, con toques de jazz, de fusión, de sinfonismo y de hard, no ha dejado de sorprender a lo largo de los años. Tomé contacto con ella a través del Going Off On One, tanto en audio como en video. Resultó atrapante. Pero además, la presencia de varios grandes músicos en sus distintas formaciones, todos talentosísimos: Roine Stolt [de The Flower Kings], David Jackson [de Van der Graaf Generator], Jonas Reingold [de The Flower Kings], Zoltan Czorsz [de The Flower Kings], Guy Manning [solista], Samantha Baine [de Parallel or 90 Degrees], Theo Travis [solista que trabajó con muchísimos, entre ellos, Fripp], Jaime Salazar, Krister Jonsson, o Jakko Jakszyk. De más está decir que a través de ellos me interné en el conocimiento de diversas bandas como The Flower Kings, Parallel Or 90 Degrees [PO90], Manning, o las trayectorias solistas de algunos de ellos. Hace poco salió el Going Off On Two. Curiosas referencias las de Tillison: Paralela o 90 grados, la tangente, y salir por la tangente [to go off on].
Se anuncia para los días 26 y 27 de setiembre próximos la salida de un nuevo disco, COMM, en Europa y Estados Unidos respectivamente. Ya veremos.

DREAM THEATER


Con esta banda me sucedió algo especial. No soy de los más afectos al Metal Progresivo, aunque me gusta en general. Y esta banda es en parte responsable de ese gusto. Los conocí a través de mi hijo y sus amigos, cuando les tomé prestado uno de los discos de la etapa inicial. Luego, el impacto vino con Metropolis Pt. II: Scenes From A Memory, y el haber tomado contacto a través de Internet con la versión en video de la actuación en Nueva York. De ahí para adelante los vine siguiendo en todo lo posible. Pero también - como consta en este blog - pude seguir la trayectoria paralela de ese fenómeno llamado Mike Portnoy, con Transatlantic, Yellow Matter Custard, Hammer Of The Gods, etc. A propósito, ¿observaron la imagen de la camiseta de Portnoy en la foto? ¡Toda una referencia!




THE FLOWER KINGS - KARMAKANIC - AGENTS OF MERCY




THE FLOWER KINGS



KARMAKANIC
 



AGENTS OF MERCY


Tres excepcionales exponentes del Prog sueco contemporáneo, que están emparentadas entre sí, ya que las dos segundas son side projects de la primera. Volver a escuchar buenas bandas suecas me despertó el apetito por más, y ello motivó búsquedas de otros exponentes, pasados y presentes. De ello hemos dejado testimonio en este blog.


21st. CENTURY SCHIZOID BAND


Esta encarnación del primer King Crimson con músicos de aquel entonces  - excepto Jakszyk - vino a ser una excepcional novedad de este siglo XXI.  Participaron en la banda Peter Giles, Michael Giles, Mel Collins, Ian Wallace y Ian Mc Donalds. Fue una lástima que su duración fuera corta, pero aún así bien vale la pena que hayan existido. Además esto motivó que indagara acerca de los derroteros de los imponentes músicos que habían pasado por esa usina musical que fue y es King Crimson. Quizás uno de los más sorprendentes, Ian Wallace, tanto en su trayecto solista, como con el Crimson Jazz Trio, lamentablemente interrumpido con su muerte.

Sin duda que me quedan muchísimos otros por mencionar, como pueden haber sido Happy The Man, o ser Mars Hollow, Moon Safari, Anima Mundi, After Crying [como apertura al Rock de Europa Oriental que se reveló como vasto y valioso] y tantísimas bandas nuevas buenísimas. Pero creo que es una buena muestra representativa de la increíble explosión creativa que trajeron estos años.

Para terminar, una anécdota personal. Hace un par de años, una afección cardíaca me tuvo en vilo entre este mundo y el otro - si lo hay - y como sigo en este y sigo hallando muchas buenas cosas que trae la música, de antes y de hoy, y me genera expectativa de lo que va a venir mañana, no hay día que no me diga a mí mismo, cuando disfruto escuchando ese universo musical que se nos ofrece: ¡Mirá de lo que me estaría perdiendo!

Nos vemos pronto  

MÚSICA QUE ROMPIÓ MI CABEZA IV: EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO

La llegada de los '90 trajo aparejada una gran novedad, como lo fueron los Discos Compactos. Conocidos desde fines de los '80, su popularización se dio durante los primeros '90 y con ello, vino la renovación de los catálogos musicales anteriores. No solo se editó música nueva, sino que se traspasó a formato digital todo lo posible del acervo musical anterior. Esto implicó la reaparición de muchos discos de los '70, la remasterización de las discografías y la llegada de lo que se había quedado atrasado cuando habían salido en vinilo muchos discos de los '80. Así que esa fue una buena oportunidad para ponerse al día con lo que uno se había perdido. Pero, como efecto colateral, también se pasó a una buena revisión a los vinilos originales y a una buena comparación con el sonido digital. No solamente a mí me pasó que, además de revisar mi vieja discoteca y de ir formando una nueva en nuevo formato, comencé a buscar más material del que no había llegado a nuestro medio. El proceso fue así: en relación a las ediciones en vinilo, hubo un momento en que se cortó la edición de muchas bandas, que ya no vendían como antes. Así que hubo que buscar en el mercado de los discos de vinilo usados para poder encontrar algo, ya que muchos no conservaron las dos discotecas sino que suplantaron una por otra. En consecuencia, el mercado de los usados se vio abastecido por mucho material y, como aquí muchos no se habían editado, aparecieron muchas ediciones en vinilo extranjeras, muchas de ellas de excelente calidad y muy buen estado de conservación. Esto sirvió para acceder a ediciones inglesas o estadounidenses y, en su defecto, argentinas y brasileñas - que no eran peores que aquellas - y para complementar con esas ediciones extranjeras los huecos de las discografías o para agregar una edición diferente a la nacional que ya se poseía. Esto especialmente tuvo que ver con las tapas, en particular en las ediciones originales.

Así que, durante los '90, además de acceder a algunas novedades, nos dedicamos a un trabajo arqueológico y a lo que algunos llaman la actividad de completionista. Vinilos y CDs compitieron rudamente por un lugar en los estantes de la discoteca. Y otros, también. Los nuevos invitados, es decir los VHS que comenzaron a democratizar la posesión de películas, documentales, conciertos, recopilaciones, etc. En verdad que todo ello ocupaba un lugar infernal, pero ¡qué satisfacción producía ver cómo se iban llenando espacios que habían esperado vacíos de puro porfiados!

Otro elemento que ayudó fue la mejora en la forma de grabar, en casetes de excelente calidad, por ejemplo en los de óxido de cromo, desde fuentes digitales que no trasmitían los ruidos de pista ni los rumbles de los motores de los tocadiscos. Poder duplicar algunos discos prestados incrementó las posibilidades de estar más al día y de ahondar más y mejor. Poco después ya se podría comenzar a registrar sobre CD desde la propia computadora - ordenador si lo prefieren algunos de los amigos españoles - lo cual derivó en una duplicación mucho más segura y duradera.
Y al lado de todo esto, modestamente pero con total seguridad comenzó a andar Internet. No quiero recordar la cantidad de tiempo que insumía descargar algo o navegar. Pero sí recuerdo muy bien con qué rapidez se fue desenvolviendo y aumentando las posibilidades de acceder más allá de las barreras que la distancia y el tiempo siempre habían interpuesto.

Curiosamente, a lo más nuevo también era difícil acceder en ese entonces, pero uno intuía que volvería el tiempo en el que las novedades estuvieran al alcance de la mano - y del oído - para volver a tomar contacto con la música que te rompería la cabeza otra vez. A medida que se terminaba el siglo, se acercaba más ese momento. 

Parecería que esa década no deparó demasiado, pero en realidad fue una época de puesta a punto, de reenganche y de retomar líneas que habían quedado truncas en algún momento. Y esa fue la actividad que rompió mi cabeza, o sea la de reconstruir, revalorizar, redescubrir y aumentar el ancho del caudal musical al cual se accedía. Aún me estaba perdiendo de mucho, pero no tardaría en llegar el momento de encontrarme también con lo que estaba surgiendo en los '90 pero aún no podía divisar dónde se hallaba.

¿Y con la música uruguaya, qué pasaba?
Para mi gusto, poco, o mejor dicho, más de lo mismo. Hagamos una excepción con Jaime Roos y con los Fattorusso, que mantuvieron más la conexión con la música que se hacía en el mundo, rompiendo el cascarón que nos encerró mucho tiempo en lo vernáculo, o en la influencia más facilista del ska, el hip hop y otras variantes que ensayaron las bandas locales más exitosas de entonces.
En el Rock, podríamos hacer excepción con bandas como Buitres.
Entretanto, además de completar el rompecabezas del Prog de los '70 en todas sus proyecciones hasta los '90, tratando de escucharlo todo aunque no me convenciera del todo o directamente hubiera cosas que no me gustaran, me volqué a recuperar otras cosas que me habían quedado en el camino, especialmente el Rock Argentino, que a mi gusto fue el que quedó casi solo aguantando la vela a nivel continental. Y allí desempolvé con fruición y me di cuenta de lo mal que los había escuchado antes, muy especialmente a esa etapa del Rock Argentino más fermental donde sobresale eminentemente Serú Girán. Pero también incursioné a seguir lo de Charly solo, lo de Fito Páez, y con ellos, León Gieco, Litto Nebbia, Spinetta, Calamaro y tantos más. Allí fui de atrás para adelante y de adelante para atrás, descubriendo lo nuevo y sorprendiéndome con lo viejo - y reprendiéndome por haberlo dejado pasar en su momento -.





SERU GIRAN



CHARLY GARCÍA



FITO PÁEZ



LEÓN GIECO



LUIS ALBERTO SPINETTA



LITTO NEBBIA




ANDRÉS CALAMARO
 

Así que me iba aprontando para algo que intuía y esperaba, que presentía y notaba su aproximación. Y supe que vendría a través del espacio virtual.

Lo mejor estaba aún por venir.

Hasta la próxima
 

lunes, 8 de agosto de 2011

MÚSICA QUE ROMPIÓ MI CABEZA III: LA LARGA NOCHE DE LOS '80

Es bastante penoso pensar en los '80. Para mí fue una época en la que poco y nada pude encontrar de nuevo y que verdaderamente me motivara como algo removedor. Fue complicado ver - y oir - la decadencia del Prog que me había sostenido en los '70. El Yes tecno no me satisfizo entonces - y la prueba es que solo sacan dos discos: 90125 y Big Generator. Oí Drama con pena, como el cierre de una época - o más bien como una huída - al no estar ni Anderson ni Wakeman. A tal punto rechacé ese Yes que ¡no fui a verlos a Punta del Este en su única presentación en Uruguay en 1985! Nunca más volvieron y me reprocho no haber ido aunque no me resultara Yes.

Algo parecido me pasó con Jethro Tull y lo poco que pude escuchar de ellos. También con ELP. Con King Crimson y Pink Floyd la debacle no fue tan marcada pero tampoco se podía oir demasiado. En realidad, era bien poco lo que llegaba a Uruguay por ese entonces de música progresiva. Lo poco que pude encontrar fue a partir de algunos viajes a Brasil o Argentina, donde el flujo no se había cortado. Pero eso no significó que encontrara esa música que te abre la cabeza. El bajón progresivo de los '80 fue muy severo y no solo una cuestión de percepción de los seguidores. Exigió un acostumbramiento muy difícil de lograr, sobre todo porque implicaba hacer concesiones a la comercialidad de la música y - en aquel entonces confundíamos las cuestiones de principios con la rigidez - parecía inaceptable bajar el listón de la exigencia.
Visto con la perspectiva de los años aquello no fue tan terrible, pero sirvió como para poder explorar otras áreas musicales y amplificar el radio de acción. Y sobre todo sirvió para dejar descansar un poco la sensibilidad progresiva para que se pusiera en forma. Al fin y al cabo nunca perdimos la esperanza del retorno del Prog. Una primera vía de salida fue el Jazz Rock que ya veníamos escuchando. Sabido es que el ámbito del Jazz se mantiene contra cualquier crisis y que el oyente de Jazz es perseverante y constante. Otra vía, emparentada con el Jazz Fusión, fue precisamente la música que fusionaba tradiciones con innovación. Allí incursionamos con Vangelis - asociado a Jon Anderson o solo -, conocimos a Kitaro, a Jean Michel Jarre, o a Enya. Todo esto nos dejó una impresión de apertura hacia novedades, pero a fuerza de ser honesto, no nos rompió la cabeza, apenas nos introdujo en ella sonoridades nuevas, muy interesantes y agradables, pero no esa experiencia que sacude todo. 






Un poco mejor resultó la experiencia con la World Music de Peter Gabriel, al que, sin embargo, añorábamos en Genesis que había sufrido una mutación inexplicable - e inaceptable - para nosotros. Pero digamos que fue un punto fuerte.



Y dentro de lo más nuevo de los '80, algo de The Police y Sting [aunque ya eran pertenencia de una generación más joven que la nuestra] y sí, desde el Rattle & Hum, comencé a ver con reverencia y respeto a U2, aunque no me convertí en seguidor acérrimo.




De todos modos, el receso prog tuvo algunos aspectos positivos: uno de ellos fue la vuelta a la música clásica, a re oirla y re interpretarla. Aclaro: escuché música clásica desde muy chico, ya que en mi casa se oía toda la música clásica posible, de modo que no me resultaba en absoluto extraña. Al contrario, en los '80 pude ponerme más tranquilamente a cotejar la música clásica y el comentario que le hacía el Prog Rock. El resultado fue que ambos salieron más fortalecidos de esa experiencia.

Y como si tomara vitaminas o si adquiriera anticuerpos o si generara inmunidad mediante una vacuna, también afirmé todas esas experiencias sobre la base que nunca dejé de lado: los genios de Liverpool, The Fab Four, esos Beatles que impidieron el naufragio a causa del asedio de las formas adocenadas de la música, ya fuera a través de las radios que pasaban música que para hacerse popular se mostraba burda y elemental, ya fuera a través de la impostura ideológica, ya fuera a través de un pop esclerosado y decadente y un largo etcétera.
Y en relación a la tríada que destronó al Prog, esto es el Punk, el Heavy Metal y el Reggae, confieso que los miré de lejos y con bastante poco interés. De los tres, solo me acercaría luego hacia el Heavy Metal pero a sus expresiones menos industrializadas y más creativas. El Reggae lo escucho cuando cuadra pero no lo sigo [mis disculpas a mi gran amigo el Negro Gaynicotche y su programa Roberto Vive] Y con el Punk me pasa algo similar aunque algunas cosas las he revalorizado compartiendo oídas con mi hijo - especialmente cuando atravesó su etapa anarko punk [adapto la grafía a ellos].

De resultas de todo esto considero los '80 como años de cuarentena, que no rompieron mi cabeza, pero que hicieron germinar otras semillas que estarían prontas para el comienzo de la primavera de los '90.
Nos encontramos en la próxima entrega: el renacimiento prog.

Hasta pronto

domingo, 7 de agosto de 2011

LA BANDA DE TED LEONARD: ENCHANT

Señalábamos en otro post que por coincidencias de agenda Nick D'Virgilio fue sustituido por Ted Leonard, vocalista de Enchant, en varias presentaciones en vivo de Spock's Beard, incluida la performance en el High Voltage Festival 2011, realizado recientemente en el Victoria Park de Londres.


LEONARD CON SPOCK'S BEARD 
EN HIGH VOLTAGE FESTIVAL 2011

 
Leonard aparece con la banda en los tres primeros temas del registro que hasta ahora se conoce de esa presentación y en los dos últimos se produce la reaparición de Neal Morse. En un pasaje, los músicos dicen algo como "por si alguno no se dio cuenta, somos Spock's Beard" y Leonard aclara, "ellos son Spock's Beard, yo soy Spock's Beard por hoy", dejando en claro su calidad de sustituto. Leonard se revela como un diestro músico, buen vocalista y conocedor de los temas del Beard, con lo cual redondea una actuación atendible y decorosa. Por más que haya fans que señalan que sin D'Virgilio no es Spock's Beard.

Pero el cometido de este post es dejar algo acerca de la banda de la que proviene Leonard, esto es, Enchant, banda estadounidense de Heavy Prog, pero también catalogada de Prog y Crossover Prog. Es una banda muy versátil que puede transitar varias líneas del panorama progresivo. En sus inicios, a mediados de los '90, se componía de Ted Leonard en voces, Douglas Ott en guitarra, Michael Geimer en teclados, Paul Craddick en percusión y Ed Platt en bajo. Solo Leonard, Ott y Platt continuarían hasta la actual formación, que se completa con Sean Flannegans en percusión y Bill Jenkins en teclados, según indica su página oficial 


 ACTUACIÓN DE ENCHANT EN EL NEARFEST 2002

La banda lleva grabados siete discos de estudio entre 1995 y 2003, año de su último registro hasta ahora. Son ellos: A Blueprint Of The World [1995], Wounded [1996], Time Lost [1997], Break [1998], Juggling 9 Or Dropping 10 [2000], Blink Of An Eye [2002] y Tug Of War [2003].

Los invitamos a conocerlos - si aún no tuvieron oportunidad - o a repasar su discografía si ya saben algo de ellos

Discografía

Que lo disfruten

Hasta pronto

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable