CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

jueves, 28 de junio de 2018

UN PROYECTO NACIDO EN ABBEY ROAD: LOS BEATLES Y SU LEYENDA NEGRA

Queridos amigos de ABBEY ROAD, hemos tenido una intermitente relación últimamente y se ha debido a haber concentrado mucho la atención en la concreción de un proyecto editorial nacido de estas páginas.

Afortunadamente, hoy se llega a que sea realidad. Ya está en la calle la edición en libro de "Los Beatles y su Leyenda Negra", un libro que elabora y da forma a lo que en este blog apareciera hace ya tiempo, en forma de varias entregas, sobre lo que llamamos la Leyenda Negra de los Beatles. Esto es, el conjunto de episodios relativos a la banda que implicaron prohibiciones, censuras, proscripciones o sospechas de conspiracionismo en contextos culturales, políticos y geográficos muy disímiles.

La Editorial Planeta en Uruguay asumió el desafío de esta publicación y hoy por hoy ya está en la calle, al alcance del público.

El libro hace una recorrida por las prohibiciones de la música de los Beatles en la ex Unión Soviética o en Cuba, la manipulación propagandística del régimen franquista en España con motivo de la visita de la banda a aquel país, las acusaciones de conspiracionismo comunista o de actitudes sacrílegas proferidas por la ultraderecha fundamentalista cristiana del Cinturón Bíblico en los Estados Unidos, los disturbios en Oriente durante sus actuaciones en Japón y Filipinas, las acusaciones de ser promotores de la cultura de drogas, la participación en conspiraciones como la del Nuevo Orden Mundial, u otras de carácter satánico, o en la más famosa del mundo del Rock, la presunta muerte de Paul McCartney. También las invectivas de Elvis en su contra, los dossiers del FBI, las prohibiciones de la BBC, la controversia de la MBE, las censuras en México, Israel, España, Sudáfrica ...

Todo esto se complementa con una nutrida bibliografía que permite ahondar en muchos de los puntos planteados y además, invita al lector a una reflexión sobre muchos temas del mundo y la cultura contemporáneos.

Esperamos acercar a los amigos de este blog un material convincente y de aportes significativos, una puesta en conjunto panorámico de episodios hasta ahora vistos de modo más aislado.

Aquellos interesados en acceder al libro a través de Internet, con gusto recibiré las consultas vía mail a  balsasmm3@gmail.com. O simplemente, podés entrar en Planeta de Libros, donde encontrarás todos los detalles y cómo hacerte con un ejemplar.

Hasta pronto, amigos de ABBEY ROAD. Y nuevamente gracias por el impulso que en su momento recibimos a través de este blog para que aquellos posts terminaran cobrando forma de libro. 

  

miércoles, 23 de mayo de 2018

CIRCUITO BEATLE EN LIVERPOOL [III]: LAS ESCUELAS [Memorias de viaje]

En su infancia los Beatles concurrieron a instituciones educativas diversas. A través de ellas se fueron vinculando: es así en el caso de Paul McCartney y George Harrison, por un lado y de John Lennon y Stu Sutcliffe, por otro. Luego, ya lo sabemos, John y Paul se conocerán a través de un amigo común, Ivan Vaughan, que conoció a John desde la primera infancia y que fue compañero de Paul en el Liverpool Institute for Boys. El caso de Ringo es distinto: habiendo pasado buena parte de su infancia enfermo e internado, y dadas las condiciones económicas de su familia, su escolarización fue escasa y, como se sabe, su vinculación con los Beatles se produjo cuando todos ya estaban decididamente en el mundo de la música.

Si bien John Lennon fue primero a la escuela The Quarry Bank High School, el lugar donde concurría cuando se volcó decididamente hacia la música - y que abandonó debido a eso mismo - fue el Liverpool College of Art. Allí trabó relación con Stuart Sutcliffe, quien estudiaba - más seriamente que Lennon - para volcarse hacia la pintura. No obstante, se incorporó al grupo de John para tocar el bajo, aunque nunca llegó a hacerlo bien. Había vendido una pintura y John lo convenció de que se comprara un bajo y se incorporara a la banda. Con él fueron a Hamburgo, donde a pesar de la endurance que significaban horas y horas de actuación, él muchas veces tocaba de espaldas al público para disimular sus carencias como bajista. También fue allí que conoció a Astrid Kircherr, con quien finalmente terminaría quedándose y abandonando a los Beatles. Y también sería en Hamburgo donde tempranamente murió a raíz de una hemorragia cerebral, en 1962.


Fachada que da a la Hope Street, del Liverpool College of Art. La institución donde estudió John Lennon y donde trabé conocimiento con Stuart Sutcliffe.

Justamente a la vuelta de este edificio, en la misma manzana, con frente a la Mount Street, se encuentra el Liverpool Institute for Boys, posteriormente convertido en el Liverpool Institute of Performinag Arts [LIPA], a instancias de Paul McCartney en 1996. A ese instituto concurrieron él y George Harrison [aunque en un curso inferior, al ser más joven] así como el ya mencionado Ivan Vaughan.

En ese momento todavía no habían manifestado sus vocaciones musicales en conjunto. Sería recién después de que Paul se incorporara a The Quarrymen, en 1957, que llevaría a George al grupo, para proveerlo de un guitarrista más hábil que el propio McCartney y los otros, incluido Lennon. Su edad pudo ser un escollo para que lo incorporaran: mientras Lennon tenía 17 años, Harrison estaba en los 14, lo cual, para esa altura de la vida es una apreciable diferencia. No obstante, las cualidades de George como guitarrista - sabía acordes que los demás desconocían - permitieron su incorporación. La edad también fue problemática para su primera estadía en Hamburgo, ya que George era aún menor de 18 años, y a raíz de un altercado con el empresario que los había contratado en Hamburgo, Bruno Koschmider, fue deportado de Alemania por estar ilegal trabajando y ser menor de edad.


El Instituto al que concurrían Paul y George, en su fachada a la Mount Street, exactamente a la vuelta del Liverpool College al que iban John y Stu. De cualquier forma, la diferencia de edades hace que haya sido poca la oportunidad de conocerse allí, y fue un nexo común a John y Paul el que los vinculó: Ivan Vaughan.

Ambas escuelas en la intersección de Hope Street con Mount Street. En ese lugar hay una explanada con esculturas, al modo de Liverpool, que algo tienen que ver con los Beatles.
 
En Liverpool los monumentos suelen estar directamente emplazados en la calle, sin pedestales ni soportes. Al mismo nivel que el transeúnte e integrándose a su recorrido. En la explanada frente a las escuelas de John, Paul y George, hay algunos grupos escultóricos que representan valijas, maletas, equipajes. Algunos poseen chapitas que recuerdan algunos nombres.


Entre los equipajes hay también estuches de instrumentos musicales, en especial guitarras.

Uno de ellos, recuerda a Sir Paul McCartney.

Existen en Liverpool varias Instituciones Universitarias. Es una ciudad con mucha población estudiantil, con muchos becarios de diversas partes del mundo. La Universidad más conocida es la University of Liverpool. Quizás la más conocida en el ambiente Beatle sea la Liverpool Hope University, dado que es la primera, a nivel mundial, en brindar Maestrías en el tema Beatles, algo que está incorporado a su cuerpo de estudios. Pero la más grande de todas, que extiende por todas partes de la ciudad sus edificios, con especializaciones varias en cada uno de ellos, es la Liverpool John Moores University, de la cual dependía el Liverpool College of Art al que concurrieron Lennon y Sutcliffe.

Precisamente, uno de sus edificios, el relativo a Arte y Diseño, lleva por nombre The John Lennon Art & Design Building. Es un considerable edificio en el que se concentran los estudios sobre arte y diseño y donde también se adjudica el John Lennon Imagine Award para estudiantes alejados de sus padres o a cargo del estado. Se les adjudica £ 1000 por año y reciben ayuda y consejo en todo lo relativo a la vida académica y cuenta con el apoyo de Yoko Ono.  


Liverpool John Moores University. The John Lennon Art & Design Building. Es uno de los cerca de 40 edificios de esta Universidad, repartidos por una amplia área de Liverpool, lo que convierte a la ciudad en una especie de campus universitario.

Aunque ninguno de los Beatles realizó estudios universitarios, las instituciones de ese nivel se interesan por estudiarlos y recordarlos, especialmente si es en Liverpool. Pero a nivel mundial, existen cursos, seminarios y actividades relacionadas con los Beatles en numerosas universidaes, especialmente europeas y americanas.

Ubicado sobre la calle Brownlow Hill, el edificio de la escuela de arte y diseño, se encuentra también casi pegado a la catedral católica de Liverpool, cuya torre vidriada que oficia de cúpula, asoma por detrás de él. 

Ubicación de las instituciones nombradas en este post. Como dato curioso, al lado del edificio John Lennon de la LJMU, se encuentra la catedral católica de Liverpool [edificio moderno de los años 60], en tanto que más allá de las viejas escuelas de los Beatles está emplazada la catedral anglicana [edificio neogótico de comienzos del siglo XX]. Las dos se hallan a ambos extremos de la Hope Street.
Seguiremos trayendo más memorias de viaje relativas al circuito Beatle que hemos podido recorrer en Inglaterra.
Hasta la próxima.

domingo, 20 de mayo de 2018

CIRCUITO BEATLE EN LIVERPOOL [II]: ESCENARIOS [Memorias de viaje]

Hubo varios escenarios en Liverpool por donde pasaron los Beatles, actuaron y dejaron su marca. Si bien una banda recién emergente siempre está necesitada de un escenario al que subirse para mostrar su arte, no es menos cierto que los escenarios necesitan artistas de peso para hacer llamativo su cartel. Los escenarios de Liverpool, para este tipo de espectáculos, resultaron ser básicamente clubes y pubs, por donde pasaron las bandas de la movida del Merseybeat y desde los cuales se catapultaron a la fama, más extendida o más efímera. Pero si hoy sobreviven, son recreados o recordados esos escenarios, se debe a que por ellos pasaron los nombres más sonados de aquellos tiempos.

Los Beatles no tenían aún el renombre que adquirieron una vez que volvieron de sus incursiones por Hamburgo y debían contentarse con tener algunas presentaciones en lugares de no muy encumbrado nivel.

Pero vayamos aún un paso atrás: 1957, 6 de julio. John Lennon y los Quarrymen tocaban en una fiesta que se realizaba en la Iglesia de St. Peter, en Woolton. En un escenario improvisado, tocaron skiffle y algo se atrevieron con nuevos ritmos que venían del otro lado del océano. Ese día, al bajar del escenario, Ivan Vaughan, ocasional y esporádico bajista de los Quarrymen, hizo las presentaciones entre su amigo de la infancia, John Lennon y su compañero de estudios en el LIPA, Paul McCartney. John tenía 16 años y Paul recién había cumplido 15.

La fecha y el lugar están perpetuados por medio de una placa que indica exactamente dónde Lennon y McCartney tomaron conocimiento el uno del otro y, en consecuencia, de dónde partió la tan fructífera como escarpada relación entre ambos. [Click en la imagen para verla en detalle]
Esa iglesia de St. Peter sería escenario de reuniones y encuentros entre los ya amigos McCartney y Lennon, especialmente el cementerio anexo a la iglesia, que para John tenía especial significado al estar enterrado allí su tío George Toogood Smith, esposo de la tía Mimi, con quien se había criado y que había muerto muy joven en 1955. En ese mismo cementerio figura una lápida donde aparece el nombre de Eleanor Rigby, muerta en 1939 a los 44 años. 

La lápida de la familia y descendencia de John Rigby, una de las más antiguas del cementerio de St. Peter en Woolton. La iglesia fue inaugurada en 1887, la tumba data de 1915, aunque hay otra lápida perteneciente a los Rigby, donde están enterrados antecesores de estos, ya desde comienzos de 1890.

Si bien McCartney siempre sostuvo que el nombre lo inventó él, es prácticamente seguro que el nombre visto en la lápida haya quedando revoloteando en su inconsciente y haya aflorado cuando el personaje de la canción dejó de llamarse Miss Daisy Hawkins para adoptar su nuevo nombre. Aunque los guías de Liverpool son muy suspicaces al respecto y sospechan que Paul no quiso revelar el verdadero origen del nombre, porque, según ellos, ese tipo de cosas eran muy propias de McCartney.

Si bien Lennon y McCartney - y aún menos los Beatles - no tocaron en el escenario montado en St.Peter, fue allí de donde partió el recorrido que los llevaría todo lo lejos que llegaron con los años. 

Uno de los primeros lugares donde los Beatles tocaron en Liverpool fue el pub The Jacaranda, aún bajo el nombre de The Silver Beetles. El local era propiedad de Alan Williams, quien sería el primer manager de la banda y a quien los Beatles dejarían por Brian Epstein. Williams fue uno de los varios que se arrepintieron de haber dejado pasar a los Beatles cuando aún eran solo una apuesta incierta. Falleció con 86 años en 2016. Actuaron esporádicamente en The Jacaranda durante 1960.


El local de Williams en el 21 - 23 de Slater Street en Liverpool, The Jacaranda. A pesar de la mala calidad de la fotografía, preferí poner la original y no tomarla de la web, porque fue tomada un poco a la carrera, ya que nos topamos de improviso con este lugar y no estaba previsto en la recorrida beatle habitual.
Otro temprano lugar de actuación de los Beatles fue el Casbah Coffee Club, en el cual habían tocada incluso antes que en el Jacaranda, pero aún como The Quarrymen, en 1959. El Casbah estaba ubicado en una casona eduardiana en el 8 Hayman's Green y estaba regenteado por Mona Best, la madre de Pete Best. Un poco como habitués y otro poco como músicos, los Quarrymen - a esa altura John, Paul y George - frecuentaban el local y hasta colaboraron en la decoración y ambientación del lugar, el sótano de la casona.


La casona que Mona Best destinó a que fuera un club en el cual se escuchara e hiciera música para jóvenes.


A 40 años de su apertura, el Casbah fue reconocido por el Alcalde de Liverpool como el lugar de nacimiento de los Beatles. Ese lema aparece en todo lo relativo al local, tanto en un libro sobre su historia como en el merchandising que, como lugar turístico, ofrece a los visitantes de todas partes del mundo.


En los escalones de bajada hacia la entrada del club [hoy museo], las chapas indicadoras de calles que llevan los nombres de los 3 beatles que actuaron en el Casbah. Designan calles reales de Liverpool, ubicadas todas ellas en la zona de Kensington, Liverpool 6, un área residencial. Todas ellas se comunican entre sí y forman un circuito, incluida una cuarta calle con el nombre de Ringo Starr. [*]

Piano que estaba en The Casbah en los 60, según lo relatado por Rory Best, hermano de Pete, anfitrión en las visitas al club.


El escenario del Casbah, donde tocaron los Beatles ya con ese nombre en 1960. Según lo relatado por Rory Best, todos ellos ayudaron a pintar y decorar el lugar y así está recreado actualmente.

El símbolo que identifica al Casbah, con la araña emblemática. Este logo aparece en todos los objetos que se venden como merchandising allí.
Fue en 1960, el dían antes a la partida para Hamburgo, que los John, Paul y George reclutaron a Pete Best como baterista, algo que les hacía falta desde el principio. También les faltaba bajista - Paul aún no lo era - y John había convencido a su amigo de la Escuela de Arte Stu Sutcliffe para que comprara un bajo con lo que había obtenido de un cuadro que había vendido y se uniera a ellos. Así, con una banda de 5 miembros fueron a Hamburgo, donde Sutcliffe encontraría un motivo muy especial para dejar la banda, volver y quedarse en Alemania: Astrid Kirchherr.

Sin embargo, el lugar con el cual los Beatles han sido asociados prmanentemente, es The Cavern, un club originariamente de jazz que luego aceptó, a regañadientes, la inclusión de nuevos ritmos en su grilla de espectáculos.El local original en la vieja Matthew Street ya no existe, fue demolido, pero también reconstruido, volviendo a excavar en el lugar donde se encontraba. Actualmente hay dos partes de The Cavern, una que es un pub, a un lado de Matthew Street y otra, del otro lado, que es la reconstrucción del club.


Estado presente de The Cavern Club en Matthew Street.

La otra parte, al otro lado de la calle, el Pub The Cavern.

Interior del Pub

En el siguiente mapa podemos ver la ubicación de los lugares antes reseñados. Tanto la iglesia de St. Peter en Woolton  - cercana a las casa de John y Paul - como The Casbah Coffee Club, aparecen muy alejados del centro de Liverpool. A cambio, tanto The Jacaranda como The Cavern son locales muy céntricos.



Las ubicaciones de los escenarios beatle que hemos mencionado en este post.

Las calles que recuerdan actualmente a los cuatro Beatles, de las cuales las de Paul, John y Ringo, son aludidas en la entrada del Casbah.
Estos fueron algunos de los principales lugares que dieron lugar a actuaciones de los Beatles en Liverpool.
Volveremos luego con algunas otras ubicaciones significativas de la historia de los 4 de Liverpool.

martes, 15 de mayo de 2018

CIRCUITO BEATLE EN LIVERPOOL [I]: LAS CASAS DE LOS BEATLES [Memorias de viaje]

Uno de los clásicos en el circuito Beatles en Liverpool es la visita a las casas que ellos habitaron en algún momento de sus vidas.

En ese sentido, las casas más emblemáticas de John Lennon y Paul McCartney son las que concitan la mayor atención de los turistas y los operadores turísticos. En efecto, tanto Mendips, el 251 de Menlove Ave., como el 20 Forthlin Road, son como las joyas de la corona en este tema. Las dos viviendas son parte, actualmente, del National Trust, lo que equivaldría, en nuestro Uruguay, a ser parte del Patrimonio Nacional. Por ello, en ambas residencias encontraremos guías especializados que reciben a los visitantes, normas especiales para entrar en las casas [celulares apagados, bolsos y afines guardados en una ropería, prohibición de tomar fotografías dentro de ellas, etc.], venta de folletos informativos, horarios de visitas guiadas, etc. Si no entiendes inglés, hay repartidos que traducen a tu idioma lo que los guías están explicando.

No es así con las casas de Ringo y George, en especial porque la casa de Ringo se encuentra en situación ruinosa [es la primera casa, la segunda creo que ya no existe] y la de George pertenece a una familia que vive en ella y no son, ninguna de las dos, accesibles a visitas. Tan solo se las puede ver desde afuera. 

En el caso de la casa de Ringo, en el 9 de Madryn Street, se ve una casa clausurada que había estado destinada a ser demolida. Al parecer, por presión de la gente [y debido a que el turismo basado en los Beatles deja para la Municipalidad de Liverpool más de 80 millones de libras al año], la demolición fue suspendida y la casa permanece en pie para que pueda ser vista por los turistas [y que dejen en ella sus mensajes de recuerdo].

Así que, empecemos por ver qué puede verse de la casa de Ringo en el 9 Madryn Street, actualmente.

Una típica construcción en serie para los barrios obreros de las viejas ciudades industriales británicas, siguiendo un modelo preestablecido y estandarizado. La casa se encuentra tapiada e inaccesible a ingresar a ella.

Los paneles exteriores fueron colocados previendo el aluvión de grafitis que dejan constancia de las visitas de turistas de todas partes del mundo. Algunos de ellos no son tan amables como la mayoría, que expresa simpatía por Ringo, sino que dejan mensajes como que Pete Best era mejor o más simpático.

La casa de George, ubicada en el 12 de Arnold Grove, reviste características muy semejantes a la de Ringo. Una casa proletaria, estandarizada, producto de los planes de construcción de viviendas obreras.


A diferencia de la casa de Ringo, esta todavía está habitada por una familia, sin relación ya con los Harrison que la ocupaban en los '60. El mismo modelo que la de Ringo.

 
Como dato curioso, la puerta de la casa de George presenta un cartel de advertencia [quizás porque intentan mantener alejados a los miles de curiosos que, como nosotros, queríamos una foto, quizás porque lo que dice es cierto] que reza: Cuidado! Bullmastiff de guardia.
 
La casa de los McCartney, la última en la que vivió Paul y donde su Mother Mary llegó a vivir apenas un año, por su ubicación denota un nivel algo superior al de las casas de Ringo y George, aunque era una vivienda de clase trabajadora, eso sí, más moderna, en el 20 Forthlin Road, Allerton, Liverpool.

Casa producto de planes de vivienda en serie que se desarrollan en línea a lo largo de una calle, siguiendo los criterios de estandarización de la arquitectura para la sociedad industrial. No obstante, ostenta un nivel de realización superior a las que eran comunes previo a la guerra.

Al formar parte del patrimonio del National Trust, la casa es un lugar que integra los ciercuitos turísticos habituales y las visitas llegan en varios ómnibus, con horarios establecidos y son recibidos por guías oficiales del National Trust.

La casa donde creció y vivió John Lennon no fue la casa de su madre, Julia Stanley, ya que ella vivía con su nueva pareja en otro lugar y dejó a John - aunque lo veía y visitaba a menudo - a cargo de su hermana, Mary Stanley, más conocida como la tía Mimi y del esposo de ésta, el tío George.

Esta casa había sido construída en los años 30 y es gemela con su vecina, pero se ubica en una zona mucho más residencial y de clase media, en el 251 de Menlove Ave., Woolton, Liverpool. Es curioso que el único Beatle que proviene de una familia más acomodada, de clase media, terminara siendo el que escribiría canciones como Working Class Hero.


Mendips es el nombre que se dio a esta casa en una avenida amplia, de doble mano con cantero central. Hay varios grupos de dos casas gemelas siguiendo el mismo patrón en la cuadra, pero no yuxtapuestas, sino con espacios entre ellas, que permiten accesos laterales a las casas a través de un jardín posterior.

Los "dominios de Mimi" como narraba expresivamente el guía oficial del National Trust, haciendo referencia al celo con que la tía de John cuidaba quién entraba y quién no a su casa. A Paul McCartney lo aceptó mucho antes que a George, porque le parecía que este último era un joven teddy boy rebelde. La casa muestra su diseño más desarrollado, con vitrales y bow windows, todo un destaque para la Inglaterra de entreguerras.

 
Como todos los monumentos destacados en Inglaterra, la casa de John Lennon posee la clásica placa de cerámica azul que informa acerca del personaje que allí vivió. Esta recuerda a John diciendo: JOHN LENNON 1940 - 1980 Músico y compositor de canciones, vivió aquí entre 1945 y 1963. Arriba del todo dice: Patrimonio Inglés. Para que un lugar recuerde a alguien con una placa azul, debe haber muerto más de 20 años atrás, haber sido considerado una eminencia por sus pares y haber vivido allí un tiempo significativo. Una placa similar se encuentra en la casa de Lennon en Londres en el 34 Montague Square Marylebone
Las casas de Paul y John quedaban relativamente cerca una de la otra, de modo que tuvieron vivencias comunes de Woolton y de lugares como Penny Lane, al que inmortalizaran. Las zonas de George y Ringo ya quedaban más distantes.


En este mapa se puede ver la posición relativa de las casas de los cuatro y la mayor proximidad entre las de John y Paul. Paul fue a vivir a Forthlin Road en 1955. En 1957 se conocería con John en la Iglesia de St. Peter en Woolton, ubicada donde indica la flecha inferior. Allí también está la tumba de Eleanor Rigby [la histórica, no la de la canción]. La flecha superior indica el lugar en que se ubica Strawberry Fields, la casa del Ejército de Salvación que motivó a John, como recuerdo remoto, la composición de Strawberry Fields Forver. El parque de Strawberry Fields era casi lindero con el fondo de la casa de John.

En este otro mapa se puede ver la distancia de las casas respecto al centro de Liverpool. El indicador rojo marca dónde está The Cavern, a poca distancia del Albert Dock en el Mersey. También el mapa de Google indica las casas de Ringo y Paul, Strawberry Fields y Woolton, lo que permite ver que las casas de Ringo y George estaban más cerca del centro pero en barrios más de clase trabajadora, en tanto que las de Paul y John estaban en suburbios residenciales [beneath blue suburban skies, canturrean en Penny Lane].
Hasta aquí llegamos con las casas de los 4 de Liverpool. En próximas entregas veremos otros lugares del circuito Beatle en Liverpool [y alguna cosita de Londres también].

Hasta entonces.

lunes, 14 de mayo de 2018

CON LA MÚSICA EN EL AMBIENTE. [Memorias de viaje]

El año pasado tuvimos la buena fortuna de poder viajar a varias ciudades europeas. Entre las muchas cosas disfrutables, una es la que vamos a comentar aquí, en ABBEY ROAD.

Visitamos cinco ciudades, a saber: Liverpool, Londres, París, Barcelona y Madrid. En todas ellas, en varias oportunidades y en circunstancias variables, la música en vivo invadía el aire. Especialmente en las calles, pero también en otros ambientes. Todo tipo de música, de la que nos gusta y de la que no. Pero lo fundamental es esa característica que las une a todas: la música está por doquier y acompaña a todo el mundo.

Hicimos una selección de breves videos que registran parcialmente esa presencia musical en la calle. Los videos dan cuenta de la música como uno la percibe en su camino, por ello no aparecen los temas completos y las imágenes no se centran exclusivamente en los músicos. Así como uno en su transitar pasa por lugares donde la música está sonando, así los videos dan esa misma idea de tránsito y camino.

Uno de nuestros destinos fue Liverpool, obviamente. Al llamarse Abbey Road este blog, no podíamos dejar de visitar la meca Beatle. Era uno de los objetivos del viaje. La visita al circuito Beatle seguramente será motivo de un post especial más adelante. Pero en Liverpool vimos muchas cosas más, en especial una ciudad con mucha arquitectura tradicional y con zonas de marcado modernismo, con una presencia muy notoria de jóvenes que van a estudiar a las varias Universidades que posee y con mucha actividad en pubs y mucha música en la calle.

De esto último, una muestra es el siguiente video, tomado en la zona comercial de Church Street, en el centro moderno de Liverpool.





De las personas que aparecen tocando tan solo tres son los miembros permanentes que aportan su base rítmica y motivan a la gente a integrarse tocando alguno de los instrumentos disponibles a esos efectos. La formación va variando así como la obra colectiva se metamorfosea. En medio de un área de neto corte comercial, la música se cuela y se inserta entre los paseantes. 

En un ámbito sumamente formal y en una celebración privada, otro tipo de música se manifestó. Las tradicionales gaitas que acompañan la liturgia anglicana, en el interior de la imponente catedral anglicana de estilo gótico, en un extremo de Hope Street.




No pudimos registrar la ceremonia ni los músicos directamente, ya que, al tratarse de un evento privado, estaba vedado a los visitantes. Tomamos las pocas imágenes que pudimos, hasta que fuimos muy gentilemente invitados a salir del recinto. Lo de gentilmente es en serio, no es ironía. 

De Londres seleccionamos una performance sorpresiva en el vestíbulo del Teatro The Globe, la reconstrucción del teatro donde, en tiempos de Isabel I de Inglaterra, se estrenaban las obras de William Shakespeare y, donde alcanzó su mayor fama.




Un grupo coral interpretó temas étnicos con una formación multicultural, algo muy visible en todas las ciudades donde estuvimos. Esta presentación era un anticipo de una actuación más formal que realizarían al día siguiente en las instalaciones de The Globe. 

Al otro lado del Támesis, no demasiado lejos de allí, en Trafalgar Square pudimos ver a un performer en la plaza, con su instrumento y una base musical grabada, haciendo otro tipo de música, más británica pero también muy universal




Estaba haciendo una versión de "With or Without you" de U2, tocando un violín y concitando la atención de múltiples paseantes. 

En París también se puede disfrutar música al paso. En este caso que mostramos, en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, la Île de la Cité, a espaldas de la catedral de Nôtre Dame, encontramos músicos amenizando el andar de la gente.




Estos músicos se encontraban al comienzo del Pont de Saint Louis, que conecta la Île de la Cité con la Île de Louis, en medio del Sena. Unos aires de jazz acompañaban perfectamente el tránsito por las dos islas. 

Ya más adelante, encontrándonos en Barcelona, visitando la magnífica obra de Gaudí que es el Park Güell, en sus galerías rocosas de formas fantasiosas y al borde de la estática, también resonaba la música.




En este caso, aires de guitarra española fluían por las inquitentes galerías con columnas inclinadas de este increíble lugar.  

Y de ahí a Madrid, donde la música también está por doquier. Al lado del Palacio Real de Madrid se encuentran los Jardines de Sabatini, un paseo muy interesante en medio de la ciudad.



Allí también sonaba música y, siendo principios del otoño en Madrid, lo que se escuchaba en el acordeón del músico allí instalado, era el tema de moda del verano, el "Despacito" de Luis Fonsi. Al fin y al cabo, hay que escuchar de todo en la calle. 

Y a poco de allí, del otro lado del Palacio Real, en la plaza de la Armería, frente a la catedral de la Almudena, sonaba una música distinta, aunque también en acordeón. 



 
Resultó gratificante - y una compensación - escuchar una versión de "Imagine" del gran Lennon. Y sí, en algún lugar finalmente, algo relacionado a los Beatles tenía que haber. No era el éxito del verano, sino un tema intemporal.

Madrid es una ciudad con unos parques increíbles. Uno de ellos es el Retiro, donde se puede encontrar muchos sitios de interés, como la Fuente del Ángel Caído, con el único monumento a Lucifer mostrándolo en su caída, o el Museo Palacio Velázquez o el Palacio de Cristal, así como también un imponente monumento a Alfonso XII, sobre todo por el lago espectacular en el que se inserta. 





A la vera de ese lago, una formación de músicos estaba haciendo una miscelánea de temas de music hall y de teatro musical con fuertes aires jazzeados. Lo que se escucha cuando pasamos más cerca de ellos es "Mack The Knife", el tema más conocido de la "Three Penny Opera". Disfrutable. 

Y como quien va a Madrid se hace una escapada a Toledo, allí fuimos y también encontramos música en la calle. En este caso, un violonchelista en medio de la intrincada trama de calles, callejas y callejuelas ascendentes y descendentes de la parte histórica de la ciudad.




Dentro de ese recinto amurallado, con vista al río Tajo, en la ciudad que se distingue por las obras de El Greco, sonaba en la tarde, bastante calurosa para estar con el otoño empezado hacía ya quince días, la canción que hizo famoso a Andrea Boccelli, "Con te partiró".

Estos son algunos de los lugares donde encontramos música a nuestro paso. Pero en el Metro de las ciudades, en esquinas insospechadas, en otras plazas y parques y más, se podía uno encontrar con intérpretes callejeros que hacen de esas ciudades algo muy vivo a pesar de la ancianidad que delata su historia y que contribuyen a dar "carácter" a esas urbes.

Volveremos en cualquier momento. [A publicar en ABBEY ROAD] [Y espero que a Europa también]

viernes, 13 de abril de 2018

PAUL McCARTNEY Y EL MISTERIO DE SU ALTURA. [Otra vez el PID]

Hace algún tiempo, en un post anterior acerca de cómo se desacredita la teoría acerca de la muerte de Paul McCartney en 1966, en los comentarios, un lector me remitió a una comparación fotográfica en la cual se confrontan imágenes de Paul junto a su padre Jim, de la que se desprendería una diferencia de altura poco explicable entre padre e hijo.

En la imagen de la izquierda, McCartney en los años 70 con una diferencia apreciable de altura respecto a Jim, a diferencia de la otra fotografía, de los 60, en la que las estaturas no difieren tanto.

Aquel lector me desafiaba a explicar el por qué de tal discrepancia y, evidentemente, y habida cuenta del origen de esta comparación en una página que trata de demostrar el "complot McCartney", decidimos averiguar un poco sobre las imágenes. Más allá de que a simple vista se nota que la escala de las fotos son diferentes y, por tanto, las líneas trazadas no demuestran nada, aún cuando aceptáramos que la discrepancia visual significa algo, nos topamos con un problema muy difícil de resolver. Y es que, la fotografía de la derecha, en la que aparecen Paul y Jim, acompañados por Angie [madrastra de Paul desde 1964] y Ruth [hija de Angie, nacida en 1960], fue tomada en Liverpool en 1967, como lo demuestra la página Entity, en la que se informa sobre los emprendimientos comerciales de Mrs. McCartney, tal como se ve en la siguiente captura de pantalla.

El pie de foto especifica la fecha correspondiente a la toma fotográfica: 1967.



Por consiguiente, en ambas fotografías debiéramos tener a Faul y en ninguna a Paul. ¿Cómo se explica, entonces, la presunta diferencia de altura que se presenta como una prueba más de que ambos no son la misma pèrsona?

Esta resolución del asunto la incluimos en la respuesta que dimos a aquel comentario. Pero hoy nos interesaba traerlo más específicamente para todos los seguidores de ABBEY ROAD, así como ir un poco más allá.

En efecto, traemos otros casos semejantes, que no hacen otra cosa que reforzar la relativización de valerse de imágenes fotográficas y enunciar presuntas discrepancias en ciertos detalles. Estos ejemplos también se refieren a la altura de McCartney.

En muchas oportunidades se ha comparado la estatura de McCartney con la de su novia Jane Asher y se señala que antes de 1966 las alturas eran más cercanas, en tanto que luego de 1966, Paul es ostensiblemente más alto. Todo esto probaría que el Paul posterior a 1966 es un sustituto del verdadero. Veamos, pues, qué obtenemos.

Paul y Jane, en marzo de 1966, concurriendo al estreno del film Alfie. Sus estaturas parecen muy semejantes.

En la misma ocasión, sus alturas son más próximas

Aquí sus alturas difieren notoriamente, pero la foto pertenece al mismo día en el mismo evento, en marzo de 1966 [cuando no se puede sospechar que se hubiera muerto]

Otra imagen, desde otro ángulo, en la que la diferencia de altura se hace ostensible, siempre en la misma ocasión de marzo de 1966.

En estas cuatro fotografías, todas pertenecientes al mismo día, hallamos que no hay dos en las que la estatura aparente y relativa de ambos sea igual. Es evidente que esto depende de la posición de los fotografiados, del ángulo de la toma, de si uno se halla, aunque sea, levemente más adelante o atrás del otro, etc. Por eso no son inquietantes las diferencias y no pueden llevar a pensar necesariamente en que haya habido alguna sustitución, lo cual, en este caso, es evidentemente imposible.

Como lo será también en este otro ejemplo:

Paul y Jane en la boda de Mike McCartney, el hermano de Paul, en 1968 y donde aparecen nuevamente Angie y Ruth. La diferencia de altura no es demasiado apreciable.

En esta otra toma, del mismo día, la discrepancia de altura parece mucho menor que en la anterior.

El mismo día, pero ahora McCartney parece tener más diferencia de altura con Jane.

En esta foto de la misma ocasión, la diferencia de altura parece ser menor.

Y en esta otra, también de la boda de su hermano, la diferencia es apreciablemente mayor.
¿Cuál es la real estatura de Paul McCartney? McCartney mide 1,80 m., en tanto que Jane Asher mide 1,65 m. Hay una diferencia de 15 cm. que en algunas fotografías se hace más evidente y en otras aparece más disimulada, en función de los factores que señaláramos antes.

Pero más interesante que eso resulta el hecho de que los ejemplos que elegimos corresponden a dos momentos muy significativos: los primeros ejemplos son de marzo de 1966 y los siguientes corresponden a junio de 1968. Es decir, que si el PID fuera cierto, las primeras fotos serían inequívocamente de Paul McCartney y las segundas serían incuestionablemente de Faul. Pero en ambos casos se dan las discrepancias que se esgrimen como argumento y prueba para sostener que Paul murió y fue reemplazado y que, por tanto, las fotos de 1966 y de 1968 corresponden a personas diferentes.

¿Cómo podrán explicar objetivamente que las diferencias de altura aparezcan tanto para Paul como para el supuesto Faul? Siempre se puede echar mano a que los complotados pueden haber manipulado las fotos, trastocado las fechas, o cosas semejantes, pero es claro que toda credulidad tiene su límite.

Este tipo de ejercicio revela las fisuras de todo tipo [lógicas, cronológicas, históricas, de coherencia, etc.] que tiene el PID. Casi medio siglo de conspiracionismo al respecto no pasan en vano y al PID, como a las personas, con el paso del tiempo se le notan cada vez más los años y los achaques que lo aquejan.

Hasta una próxima oportunidad. 

Acerca de mí

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable