CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

viernes, 23 de noviembre de 2012

LOS DISCOS DE: THE BEATLES [MI RANKING PERSONAL]

Hoy sí nos dedicaremos a la banda que lo transformó todo en menos de una década. En esos apenas 7 años produjeron 13 álbumes de estudio, a un ritmo de casi 2 por año. Al principio fue así por contrato y quizás su producción se resiente por la presión de estar obligados a hacerlo. Por ello también en esos álbumes hay una fuerte presencia de temas que no son de su autoría, amén del hecho de que eran una banda reciente, aunque en franco ascenso. Posteriormente, la veta creativa propia eclosiona y cada álbum será un muestrario del despliegue de ideas que eran capaces de hacer.

La trayectoria de The Beatles puede resumirse en tres grandes épocas: la beatlemanía [1963 - 1965], la psicodelia [1965 - 1967] y la banda como supergrupo [1968 - 1970].

La era de la Beatlemanía

La beatlemanía fue un fenómeno que ni ellos ni sus managers pudieron planificar mejor de lo que ocurrió. En verdad fue el público el que desató ese fenómeno incontenible. Y si bien las discográficas, las emisoras radiales, los productores, los managers, la industria cinematográfica y los Beatles mismos debieron haber estado sumamente contentos con el rumbo económico que la cosa llevaba, ninguno de ellos pudo haber previsto que las cosas fueran a ocurrir de ese modo ni que el éxito fuera a ser tan desbordante. Por ello, finalmente, a pesar de los enormes dividendos, nadie pudo tomar control sobre el fenómeno, que se esparció por todos los confines del planeta. En realidad fue un fenómeno sociológico que superó a cualquier operación programada que pudiera haberse imaginado.

El final de la beatlemanía deviene  en función de que los músicos - ellos mismos, a contrapelo de la opinión de sus productores y managers -  van asumiendo el control de su propio proceso y deciden abandonar la locura que rodeaba su existencia en los tres años anteriores. El alejamiento de los escenarios, el rechazo a lo abrumador de las grandes multitudes histéricas, el desmedro que las actuaciones en vivo provocaba en su calidad artística y de ejecutantes, fueron elementos que llevaron a que el ámbito natural de su trabajo pasara a ser el estudio. Ya hemos referido lo importante de este cambio: en el estudio afloró un universo nuevo, con posibilidades exploradas al límite y más allá aún, limitados únicamente por su propia capacidad de delirio, por las habilidades de sus ingenieros de sonido y los recursos de su arreglador y director artístico, el quinto beatle George Martin.


Beatles psicodélicos

Como resultado de esa transición se produjo una búsqueda de dirección, una exploración que recorrió todos los caminos posibles, alimentada por la naciente psicodelia del ambiente. Los músicos supieron interpretar ese signo y lo tradujeron a su lenguaje musical. La experimentación psicotrópica con sustancias contribuyó al ambiente y a la actitud, pero de ninguna manera fue la causa de la calidad artística de los productos que allí nacieron. La psicodelia enterró a la beatlemanía. 

Pero pasada la cresta de la ola psicodélica, la banda pasó a la lógica del supergrupo. ¿Qué es un supergrupo? Es aquel en el cual sus miembros son músicos consagrados que provienen de otras bandas, de las cuales se desprenden para afrontar un proyecto nuevo en conjunto. ¿Qué fueron The Beatles, después de la psicodelia? Músicos consagrados que pasaron a ser vistos en su valor individual y que, provenientes todos de una misma banda en la que se habían destacado [The Beatles], pasaron a formar parte de otra banda en la que las individualidades comenzaron a pesar más y en la que las creaciones pasaron a ser las de cada uno acompañado por los otros tres, y que también llevó el nombre The Beatles. Por eso los vemos, en esa etapa, como un supergrupo. 


Cuatro individuos, un supergrupo

Dentro de esas etapas y a lo largo de esos años, The Beatles produjeron los álbumes que ahora presentamos en nuestro ranking personal. Como ya es sabido, tomamos solamente la producción de estudio.


Lugar Nº 13: Beatles For Sale [1964]



El disco del momento en que la beatlemanía llegaba a su cenit, pero que representa mejor la esclavitud que ello conllevaba, en tanto que estaban obligados por contrato a un ritmo de realización extenuante ya que se debía alternar con el creciente número de giras y actuaciones en vivo. El disco resulta flojo en general y es sino el que más, uno de los que más temas ajenos presenta. De todos modos, la beatlemanía no termina en este disco, todavía tendrá un rato más de existencia.

TEMA DEL DISCO: EIGHT DAYS A WEEK



Lugar Nº 12: Yellow Submarine [1969]



Como disco nuevo de The Beatles, en 1969, Yellow Submarine decepcionó a los fans, al público en general y a la crítica. ¿Es malo? No, de ningún modo. Contiene muy buenos temas en general, pero en realidad nadie quería un disco híbrio entre seis canciones de The Beatles, de las cuales cuatro era nuevas y luego la orquestación de la música que ambienta muchas escenas del film de George Dunning, con dibujos animados de Heinz Edelman, que se dio a conocer simultáneamente. En realidad, este disco es la Banda Sonora de la película, al cual se hace pasar por un nuevo disco de la banda. El proyecto en general estuvo muy distante del interés de los músicos, que solamente aparecen en unos cameos al final de la película y en una sesión de fotos. Es más, inserto este álbum en la etapa final de la banda, aparece como un rebrote trasnochado de la psicodelia que ya habían abandonado. Muy lejos se hallaban ya de la Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band que, sin embargo, protagonizaba el film. De cualquier modo, alguno de los temas es memorable.

TEMA DEL DISCO: ALL YOU NEED IS LOVE
[El himno de toda una generación]


Lugar Nº 11: With The Beatles [1963]



Momento de ascenso irrefrenable de la banda, van en este disco por la confirmación del éxito de su primer álbum. La fórmula es la misma de todos los discos de esa etapa de beatlemanía. Una colección de temas, algunos propios, otros tantos ajenos, la búsqueda de que tengan punch en el público. También la búsqueda de una imagen que contenga los elementos de la modernidad de entonces y hasta un toque de vanguardia. Ya se veía que estos muchachos peludos eran en algo parecidos a la pléyade de bandas que pululaban por entonces pero en mucho diferentes a todo ese resto, muy especialmente en actitud.

TEMA DEL DISCO: ALL MY LOVING


Lugar Nº 10: Please Please Me [1963]



El álbum debut que, no obstante, había sido precedido por singles de éxito muy marcado. El álbum fue un lanzamiento muy esperado, aunque las autoridades de EMI nunca sospecharon el impacto que realmente llegaría a ser. Si lo consideramos solo como álbum debut, estaría entre los mejores lanzamientos, comparativamente con muchas otras bandas, pero tratándose de The Beatles, con ser un estreno muy destacado, no alcanza a estar a la altura de los mejores discos de su carrera. Jóvenes, desenfadados, carismáticos, atrevidos, atrayentes, eso sí. Pero aún faltaba para su mejor desempeño.

TEMA DEL DISCO: TWIST AND SHOUT
[Concordante con lo anterior, el tema más significativo del disco no es de autoría de ellos, aunque ellos consagran su versión como la definitiva y, en parte, se apropian del tema].


Lugar Nº 9: A Hard Day's Night [1964]




La experiencia cinematográfica de la banda se corresponde con cinco álbumes que se lanzan paralelamente al estreno de los filmes. Hay casos, como el de A Hard Day's Night, que se editan en dos formatos distintos: el disco de canciones que aparecen en la película, con el mismo nombre de la misma, por un lado, y por otro, la Banda Sonora. En este caso, valoramos el disco de canciones, que fue como apareció originalmente por primera vez. La idea es presentar unos músicos multifacéticos, que pueden desarrollar un repertorio versátil y variado con un buen nivel de calidad. Por ser el primer disco con composiciones exclusivamente suyas, marca también un hito en la discografía. Y aunque después hayan incluido alguna canción ajena en otros discos, la tónica de la composición propia se mantendrá firme hasta el último disco. Pero con ser ya un disco que marca un escalón en la calidad, lo mejor aún estaría por venir.

TEMA DEL DISCO: A HARD DAY'S NIGHT



Lugar Nº 8: Help! [1965]



Este disco posee aspectos muy similares al de A Hard Day's Night. También se editó en dos versiones [disco de canciones en Inglaterra, Banda Sonora - aproximada - en Estados Unidos], en este hay un predominio casi total - a excepción de un par de temas - de la autoría propia, el estilo de los temas es bastante semejante. Pero Help! muestra un grado mayor de seguridad y solvencia y puede perfilarse algo de lo que vendría luego, a partir de Rubber Soul. De hecho es el último disco totalmente perteneciente a la beatlemanía, en la parte superior del ascenso de la banda, aún como ídolos jóvenes del pop.


TEMA DEL DISCO: YESTERDAY
[Este tema podría estar en cualquier álbum ya que es intemporal y por ello es inútil que nadie se tome la molestia de versionarlo, porque la versión definitiva es la de McCartney solo, con su guitarra y su voz. Los demás pueden ser esfuerzos loables que, sin embargo, no lograrán otra cosa que la satisfacción personal de quien lo cante por haberlo intentado].



Lugar Nº 7: Rubber Soul [1965]




El despegue de los otros Beatles. El punto de inflexión que lleva de aquellos ídolos jóvenes para jóvenes a estos músicos en creciente desarrollo y crecimiento para todos los públicos. Este disco es el primer salto sin red, concomitante con el agotamiento de las giras y con el aumento de la importancia del estudio en las creaciones. También el comienzo de la influencia de la exploración por medios psicotrópicos y la afirmación del repertorio propio en la integridad del disco. Un disco en el que The Beatles es un sello indiscutido y una imagen bien definida y respetada. Una obra en que comienzan a hablar acerca de otras cosas y, aunque sigan hablando del amor, ya no lo hacen desde la perspectiva del chico que quiere enamorar a la chica o del despecho amoroso adolescente, sino que comienzan a desarrollar una filosofía del amor que eclosionará en toda su producción de aquí en adelante.

TEMA DEL DISCO: IN MY LIFE
[Podría haber sido algún otro, pero es coincidente con la maduración de la temática, especialmente en el tema del amor y de los afectos. Una pieza perfecta y una muestra de la implacable poesía de Lennon, así como una exhibición sincera del alma].


Lugar Nº 6: Magical Mystery Tour [1967]





Lo que en su momento fue considerado como el primer fracaso de la banda, tras haberse decidido a gestionarse a sí mismos a la muerte de Brian Epstein, es decir, la película para TV Magical Mystery Tour, con su consiguiente disco de canciones y la banda sonora, es visto hoy desde una perspectiva muy distinta. El aire vanguardista y el manejo estético del absurdo conspiraron en su momento contra la aceptación general. Para un público televisivo navideño como sería el destinatario de este opus, la psicodelia desenfrenada, por más que fuera acompañada de música de The Beatles, resultó incomprensible. Y para peor, la BBC trasmitió este especial en blanco y negro y no en color como era el original. De resultas de esto, el público odió Magical Mystery Tour. Sin embargo, es un disco que tiene de todo, en sus dos versiones: la del doble EP con seis temas [Inglaterra] y la del LP con doce [Estados Unidos]. El único tema instrumental que dio a conocer la banda, la inclusión en álbum [antes que en Yellow Submarine] de All You Need Is Love, la inclusión también en álbum [para la edición USA] del single que había anticipado la edición de Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, que presentaba nada menos que Strawberry Fields Forever y Penny Lane, composiciones más densas de Harrison [Blue Jay Way] o de Lennon [I Am The Walrus], temas vibrantes y arrolladores como el que le da título al álbum y otros más melódicos y melancólicos como The Fool On The Hill, y muchas otras razones, hacen de este álbum algo a lo que prestar mucha atención. Y eso ha ocurrido con el tiempo: ha sido revalorizado y, tanto el álbum como el film, representan hoy en día un punto importante de interés dentro de la discografía beatle y desde el punto de vista de los aportes artístico - musicales que contiene.

TEMA DEL DISCO: I AM THE WALRUS
[Psicodelia y surrealismo a lo Lennon]




Lugar Nº 5: Let It Be [1970]




Quizás sea uno de los discos más tristes de la banda en cuanto a su proceso creativo y al momento en que se produjo. Si bien apareció al final y como bajada de telón, se lo promocionó como un nuevo lanzamiento que, obviamente, no fue tal. También acompañado por la música de la película del mismo nombre, Let It Be presenta un conjunto de temas de altísimo nivel que, no obstante, quedan un poco empalidecidas por desempeños mayores. Sin embargo, hay exquisitos momentos logrados en el álbum, como Across The Universe, I Me Mine, Let It Be, I've Got A Feeling, The Long And Winding Road o Get Back, entre otros. Escuchado en perspectiva, queda decantado el momento amargo en que se realizó y sobrevive la sólida calidad musical de los temas.

TEMA DEL DISCO: LET IT BE


Lugar Nº 4: Revolver [1966]




A veces calificado como la segunda parte de Rubber Soul, este disco profundiza en las líneas de búsqueda comenzadas en aquél. Es el disco preciso para observar el proceso de cambio desde la beatlemanía hacia la psicodelia. Es el disco que permite captar cómo el estudio fue creciendo y cómo empezaban a animarse cada vez a más, desarrollando una osadía que no habían podido tener otras bandas exitosas. Precisamente, la magnitud del éxito que tenían podía ser un factor de esclavización al mismio y sin embargo, exhibieron el coraje de desafiarse a sí mismos, a la banda más famosa del planeta. No fue un mero capricho de pop star, sino el emprendimiento de un camino de reformulación vital de la banda y de crecimiento, desarrollo y enriquecimiento musical, artístico, espiritual y personal de cada uno de ellos. Por eso Revolver merece ubicarse muy cerca de los momentos cumbres de la banda.


TEMA DEL DISCO: TAXMAN


[Es cierto que puede haber otros, pero es el primer tema de Harrison con verdadero punch y que puede competir con los de Lennon - McCartney]

Lugar Nº 3: The Beatles [aKa White Album][1968]



Un muestrario inagotable del talento beatle. Rock en estado puro y visceral como en Back In The USSR, Why Don't We Do It In The Road?, Birthday o Everybody's Got Something To Hide Except For Me And My Monkey; temas de blues y blues rock como While My Guitar Gently Weeps, I'm So Tired o Yer Blues o Revolution I; temas de pop rock como Glass Onion, Sexy Sadie o Savoy Truffle; canciones ingenuas, de vodevil o music hall como The Continuing Story Of Bungallow Bill, Piggies, Martha, My Dear o Honey Pie; canciones con toques reggae como Ob-La-Di, Ob-La-Da, baladas como Dear Prudence, Blackbird, I Will, Mother Nature's Son, Cry, Baby Cry o Long, Long, Long; canciones intimistas como Julia o Good Night; temas proto metálicos como Helter Skelter; canciones folk / country como Rocky Raccoon o Don't Pass Me By; búsquedas experimentales como Happiness Is A Warm Gun o Revolution 9 y hasta humoradas como Wild Honey Pie, son argumentos más que suficientes para poner este disco como el abanico del espectro beatle, en un momento en que podían darse el lujo de presentarse en formato doble, quizás con más información de la que cualquier fan fuera capaz de absorber por aquel entonces. Es también, el inicio de la modalidad de supergrupo, exhibiendo ya las líneas personales que se perfilarían más nítidamente un par de años después.   

TEMA DEL DISCO: BLACKBIRD
[Otra vez optamos por McCartney solo con su guitarra y su voz]

  Lugar Nº 2: Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band [1967]




Celebración de la cultura pop y psicodélica, el mejor álbum de todos los tiempos, entierro psicodélico de la beatlemanía, punto de consolidación de la madurez artística de la banda, producto del laboratorio experimental del estudio de grabación, son algunas de las cosas que han pretendido calificar a este álbum asombroso que, estimulado por Pet Sounds de The Beach Boys, logró superarlo en calidad, que inspiró la respuesta psicodélica de The Rolling Stones con Their Satanic Majesties Request y que tuvo su primer cover en el escenario a pocos días de aparecer, a manos de Jimi Hendrix en Londres.

Es el pináculo de la psicodelia beatle, el punto de confluencia de su primera maduración. Si Rubber Soul y Revolver habían sido el banco de pruebas para un salto cualitativo, Sgt. Pepper es el salto en sí, pero de una proporción nunca vista antes. Los meses en el estudio, las agotadoras jornadas de búsquedas sonoras, armónicas, vocales, instrumentales, etc., la inmersión dentro de un universo que hacía eclosión, la noción de apuntar a una obra mayor, la correlación entre lo musical, lo lírico y lo plástico, las múltiples referencias y guiñadas a los más diversos ámbitos de la cultura tanto popular como académica que aparecen no solo en la carátula sino también en las letras, hicieron que este disco fácilmente se fusionara con el mundo y la realidad y se emparentara con las vanguardias artísticas de entonces. Todo un hito en la historia de la música en general. Resulta la expresión eufórica de cuando la línea va en ascenso y llega a alturas nunca antes alcanzadas.

¿Por qué no lo ponemos en el Nº 1? Enseguida lo aclaramos.


TEMA DEL DISCO: A DAY IN THE LIFE
[Toda una demostración del universo Beatle, que hubiera tenido serias competidoras en canciones como Strawberry Fields Forever y Penny Lane si estas no hubieran sido excluidas del álbum para editarse como el single de mayor excelencia editado, ya que posee dos caras A] 


Lugar Nº 1: Abbey Road [1969]




Aunque fue conocido antes que Let It Be, fue grabado con posterioridad. Los tiempos de Sgt. Pepper parecían ya muy lejanos y la banda ya sabía que este sería su último trabajo como tal. En tales circunstancias hubiera sido muy fácil despachar el disco por compromiso, terminar de una vez con las reyertas internas y cada cual por su lado. Sin embargo, no hay un solo indicio de liviandad ni de ligereza en cómo está terminado este disco. Por el contrario, todos y cada uno de los temas emergen con una limpidez que los convierte a cada uno en una pieza finamente terminada y de incalculable valor artístico. Sin exagerar, todo lo que aparece en Abbey Road, es la muestra de la decantación final de lo que fue la banda. Hay una vuelta a la sencillez, pero es la sencillez de los sabios, la sencillez de aquellos que atravesaron todas las complejidades y lograron dejar destilado aquello que resulta esencial. Este disco es música químicamente pura, sin facilismos ni efectismos, sin oropeles ni sofisticaciones [en su sentido etimológico de falsificación]. 

Por ello también resulta ser el disco más honesto, el de una banda que sabe que es la más grande del mundo pero que hace lo que realmente siente y no lo que se espera de ella. Estos son The Beatles, esto es lo que son capaces de hacer. Y también es honesto porque reconoce los perfiles diferentes de cada integrante y los temas así lo proclaman, mostrando las líneas por las que cada uno transitaría poco tiempo después. Un Lennon cada vez más profundo, hermético y simbólico en temas como Come Together, I Want You [She's So heavy], Mean Mr. Mustard o Polythene Pam. Un Harrison que incorpora temas cada vez más importantes, como Something o Here Comes The Sun. Y un McCartney exultante de creatividad que aporta enormes temas como Oh Darling!, You Never Give Me Your Money, She Came In Through The Bathroom Window, Golden Slumbers, Carry That Weight o The End y alguno pequeño como Maxwell's Silver Hammer que tiene un toque paródico y una humorada sobre la patafísica. Y hasta Ringo que por ese entonces no componía asiduamente dejó su marca con Octopus's Garden.
Parece también decir: hasta aquí llegamos como grupo, desde estas marcas, iniciamos caminos propios, cada uno siguiendo los propios pasos que aquí deja marcados. Solo falta cruzar la calle hacia el otro lado y allá vamos.

TEMA DEL DISCO: HERE COMES THE SUN
[Otra elección discutible. Podría haber sido Something, Come Together, Oh Darling, o toda la suite de la segunda cara del disco, pero tomamos esta canción de Harrison porque es la que más plenamente da idea de liberación y de comienzo, la salida de un nuevo sol].


And In The End ...


Hasta aquí hemos llegado en nuestro ranking personal de The Beatles. Nos resulta difícil ser objetivos, pero cada vez que volvemos sobre la trascendencia e importancia que la banda tuvo y tiene sobre la música y el arte de los últimos 50 años, sobre la cultura rock que ha sobrevenido [y que en lo personal nos acompaña toda la vida], vislumbramos alguna hebra nueva de ese gran hilo conductor de los tiempos contemporáneos. Algún dia quizás estemos en condiciones de hacer un inventario más detallado de esas hebras que se entretejen y que se prolongan a través de las generaciones.

Hasta pronto.

martes, 20 de noviembre de 2012

LOS DISCOS DE: PINK FLOYD [MI RANKING PERSONAL]

Y seguimos ahora con otra banda que tiene una discografía "cerrada", ya que es más que improbable que vayan a reactivarse. Pink Floyd tuvo una trayectoria signada por el conflicto.






La banda con Nick Mason, Syd Barrett, David Gilmour, Roger Waters y Rick Wright.

De su primera formación, compuesta por Roger Waters, Rick Wright, Nick Mason y Syd Barrett, hasta a última en la que solo quedaban David Gilmour, Nick Mason y Rick Wright, atravesaron una serie de vicisitudes que implicaron la exclusión de Syd Barrett cuando se desequilibró mentalmente, la inclusión de Gilmour para "tapar" los movimientos erráticos de Barrett, primero y para sustituirlo después, la partida de Waters después de The Wall, la salida de Wright y su retorno, primero como músico contratado y después nuevamente como miembro pleno de la banda. Entre todos esos pequeños y grandes terremotos del planeta Floyd, hubo también momentos de calma, de los cuales salieron algunas obras excepcionales y otras no tanto.






La formación clásica: Rick Wright, David Gilmour, Nick Mason y Roger Waters.

Entre 1967 y 1994, Pink Floyd editó 14 discos de estudio. Como en el caso anterior [y para los venideros posts acerca de Los Discos De:] solamente tomaremos en cuenta los álbumes de estudio.

El siguiente es nuestro ranking personal sobre los discos de Pink Floyd, en orden ascendente:

Lugar Nº 14: The Final Cut [1983]




El álbum que emerge luego del quieber de la banda, tras la salida de Waters. Con los músicos restantes y apelando a incorporar una buena cantidad de músicos invitados y aún una orquesta filarmónica, el disco que aparecía como el resurgir de la banda fue, sin embargo un intento fallido. Tan solo dos álbumes aparecerían después y con largos lapsos entre ellos. De hecho, ninguno de ellos pudo reavivar la llama floydiana. El resultado no pasa de un disco mediano que, visto en el contexto de la música de la banda y su trayectoria, resulta comparativamente malo. Quizás como álbum de otra banda hubiera podido parecer algo interesante, pero para ser Pink Floyd estaba a una distancia sideral respecto a sus antecedentes.

TEMA DEL DISCO: THE HERO'S RETURN


Lugar Nº 13: More [1969]




No se trata de un mal álbum, pero sí resulta ser intrascendente en el conjunto de la discografía floydiana. Entre otras cosas porque aparece como una música muy condicionada por el cometido que tiene: ser la banda sonora de un film, especialmente uno de vanguardia en su momento, para el cual la música no se toma de algo previamente creado con independencia, sino que se hace especialmente para el mismo. Por consiguiente, el sentido que lleva el film cobndiciona el proceso de creación y los resultados de la música que, a pesar del nivel de calidad de la banda, no supera a sus creaciones propias e independientes.

TEMA DEL DISCO: GREEN IS THE COLOUR


Lugar Nº 12: A Momentary Lapse Of Reason [1987]




Otro álbum de la etapa terminal de Floyd en el cual apenas quedan Gilmour y Mason como integrantes plenos de la banda y Rick Wright figura entre los músicos invitados, como contratado pero no como miembro. Mejor que The Final Cut, aparecido cuatro años más tarde, no reúne grandes condiciones dentro de la discografía floydiana. Un intento de rebrote que quedará otra vez trunco, esta vez por espacio de siete años hasta la aparición del canto del cisne de la banda [The Division Bell]. Es un disco de Pink Floyd pero encogido, desteñido y arrugado.

TEMA DEL DISCO: LEARNING TO FLY


Lugar Nº 11: Obscured By The Clouds [1972]





Quizás el exponente menos logrado del período de predominio y exploración psicodélica. Pasa un poco inadvertido entre Meddle y Dark Side Of The Moon, y escuchado en la perspectiva del orden en que fueron realizados seguramente se pierde entre esos dos hitos de la discografía de Floyd. Puede ser también el último despliegue de la vieja psicodelia que caracterizó a la banda en sus comienzos y el último disco en el cual la influencia de Barrett todavía se nota en la música. De ahí para adelante, Barrett estará presente más en la alusión directa o en las letras que hablan sobre él que como influencia sobre el tipo de música que crean. Se me aparece este disco como la clausura de un período, en el vestíbulo de un nuevo posicionamiento de la banda y a poco tiempo del advenimiento de una obra maestra como Dark Side Of The Moon.

TEMA DEL DISCO: BURNING BRIDGES


Lugar Nº 10: A Saucerful Of Secrets [1968]





Parte de la etapa psicodélica de la banda, este álbum se apoya en el debut y en la trayectoria que venían teniendo desde sus actuaciones en vivo en lugares emblemáticos como el UFO o el Roundhouse con sus espectáculos de música y luces, mezcladas con acid tests. No aporta más sobre su primer álbum, más bien tiende a consolidar la línea creativa de estudio empezada un año antes. Como dato interesante, ya aquí aparece David Gilmour alternando con un Syd Barret que se volverá cada vez más errático, por lo menos en cuanto a la dirección de la banda se refiere.

TEMA DEL DISCO: LET THERE BE MORE LIGHT


Lugar Nº 9: The Piper At the Gates Of Dawn [1967]


Este es un disco emblemático de la banda, por ser el primero y por demostrar la línea psicodélica del momento, pero está lejos de ser lo mejor de Floyd. Interesa también que este disco fue grabado - y pude que, en parte, creado - en el estudio de EMI anexo al otro estudio en el que se estaba grabando al mismo Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, de The Beatles. Cuáles puedan haber sido las interconexiones - si es que las hubo - entre ambos discos es una incógnita que seguramente nod evelarán jamás los protagonistas. Sin duda, para aquel entonces, el sonido de Floyd era una rareza que rayaba en la extravagancia, aunque se nutre de la misma psicodelia que campeó en Sgt. Pepper. Es icónico, sobre todo por ser el primero, por el momento en que se creó, por la cultura que lo rodea.

TEMA DEL DISCO: ASTRONOMY DOMINE


Lugar Nº 8: Ummagumma [1969]
 

Un álbum - doble - a medio camino entre el estudio y la recopilación, entre lo grupal y lo individual, entre la partitura y la experimentación. Un riesgo - doble - como lo implica todo álbum doble, en el cual puede resultar que haya cosas que sobren o que quiten lugar a otras más interesantes. Una propuesta - doble - que conjuga ciertos hitos del grupo y otras propuestas pesonales. Un disco singular dentro de la discografía floydiana. Interesa porque deja testimonio del impulso experimentalista, investigador e innovador de finales de los '60. Baste pensar que convive con álbumes como In The Court Of The Crimson King de King Crimson.

TEMA DEL DISCO:CAREFUL WITH THAT AXE, EUGENE


Lugar Nº 7: The Division Bell [1994]



El canto del cisne de Pink Floyd. Si bien eleva el listón respecto a sus dos discos precedentes e intenta volver al menos a la propuesta de Wish You Were Here o Animals, apenas si lo consigue. Gilmour, Wright y Mason, con varios músicos acompañantes tratarán de revivir la leyenda. No lo consiguen, aunque en algunos temas se aproximen. De cualquier forma, de la tríada final de álbumes es el más digno y el que más se aproxima en 17 años - que es el tiempo que separa este álbum de The Wall - al viejo Pink Floyd. Al menos, una muerte digna. Ciertamente, después vendría un live espectacular como PULSE que cerraría en vivo una trayectoria de ascensos y descensos, pero incuestionablemente paradigm´çatica dentro del mundo del Prog.

TEMA DEL DISCO: WHAT DO YOU WANT FROM ME



 
Lugar Nº 6: The Wall [1979]




Un álbum conceptual, una especie de ópera rock psicodélica, más perteneciente a Roger Water que a Pink Floyd. Es quizás el momento de apogeo de la tiranía de Waters sobre la banda y el punto de inflexión antes de la ruptura. Como ocurre muchas veces, este parecería ser el verdadero final de la banda, de modo explosivo y conflictivo, al punto de que recién 4 años después podrá rehacerse algo que se aproxima a Pink Floyd. Si este fuera el final, sería apoteósico, aunque más como una glorificación del ego de Waters que de la banda como tal. La prueba está que Waters ha seguido repitiendo la performance de The Wall a lo largo de los años posteriores como solista, aunque alternando algo con Dark Side Of The Moon, como una repetitiva monserga, con poco nuevo para decir, lamentablemente. Una obra mayor que deja, sin embargo, el sabor amargo de saber que ya nada sería ni siquiera parecido.

TEMA DEL DISCO: ANOTHER BRICK IN THE WALL [PART 2]


Lugar Nº 5: Atom Heart Mother [1970]




Otro de los devaneos psicodélicos de la banda en tanto va encaminándose hacia una propuesta madura e incuestionable. Este es uno de los discos, junto con Meddle, que permiten ver el proceso de maduración de la banda y su propuesta. Liberándose de la espacialidad etérea de Barrett, pero aún influidos por él, van encaminándose a una propuesta que gana en cuerpo, en peso, en corporeidad y en musicalidad. Ya a esta altura eran una banda de culto del underground, pero sin embargo estaban cimentando la plataforma que los lanzaría al reconocimiento general internacional.

TEMA DEL DISCO: ALAN'S PSYCHEDELICBREAKFAST


Lugar Nº 4: Meddle [1971]


Casi un hermano gemelo de Atom Heart Mother, es un paso más en la definición de un Pink Floyd sin Barrett y con menos psicodelia. La experimentación sigue, pero ya se perfilan temas muy bien definidos, aunque perudren los intermedios improvisados - o que dan la sensación de tales -. Ya está más afianzada la formación que incluye a Gilmour y olvida a Barrett. No es un dato menor la inclusión de una suite de 23 minutos de duración, hecho común para las bandas de entonces pero no tanto para el público. Aunque dentro del público Prog sí era esperable.

TEMA DEL DISCO: ECHOES


Lugar Nº 3: Animals [1977]


 
Parte de la trilogía esencial de Pink Floyd, este álbum es uno de los picos creativos en la época en que compiten las líneas de Gilmour y Waters, pero en las que de esa competencia salen obras mayores. Curiosamente, Animals resulta frecuentemente subvalorada. Ciertamente, al vincularse, aunque sea tangencialmente al libro de George Orwell Animals Farm [Rebelión en la Granja], puede resultar un poco constreñida al argumento, pero posee las suficienters licencias poéticas como para ser un mensaje en sí mismo.

TEMA DEL DISCO: PIGS [THREE DIFFERENT ONES]
Lugar Nº 2: Wish You Were Here [1975]


 
Obra maestra. La cúspide de la creación floydiana no tiene un solo vértice, sino que es una meseta compartida entre esta y la obra que señalaremos en primer lugar. ¿Por qué establecemos una diferencia? Porque hay un muy sutil desnivel entre ambas. Pero Wish You Were Here no sale para mada mal parado de ese desnivel. Si lo ponemos en segundo lugar es únicamente porque resulta un poco menos paradigmático que el primero. El disco es completo, redondo, pleno. No hay mucho qué decir, es necesario escucharlo. Si alguien no lo oyó al menos una vez en la vida, se va a ir de este mundo sin una parte esencial del genio humano. [Sí, es para tanto]

TEMA DEL DISCO: SHINE ON YOU CRAZY DIAMOND [PART VI - XII]


Lugar Nº 1: Dark Side Of The Moon [1973]


Esto delata mi edad, porque si fuera 10 años más joven es posible que ubicara The Wall en este lugar. Sencillamente porque cuando conocí Dark Side Of The Moon yo tenía 17 años y cuando conocí The Wall ya tenía 23 y casi era Profesor y eso hace una diferencia muy importante. Eso sí, para mis primeros alumnos, Pink Floyd era The Wall y no habláramos de otra cosa. Pero hoy que ya pasé de largo de los 50, con la perspectiva del tiempo y la experiencia, me reafirmo en que Dark Side Of The Moon es la obra cumbre de Pink Floyd. Puede parecer algo conservador y seguidor de la corriente afirmar esto, pero me baso en la paridad de cualquiera de los temas, en lo redondo y acabado de todos ellos, en la línea argumental coherente de todo el disco, en el infatigable e irrenunciables nivel de calidad que atraviesa todo el disco y en el valor paradigmático que ha tenido para el mundo Prog musical. Por todo ello, entiendo que es justicia hacer esta diferenciación - aunque sea leve - con respecto a Wish You Were Here.

TEMA DEL DISCO: MONEY
[Reconozco que puede ser una opción por la propuesta más "comercial" del disco, pero también entiendo que es el tema que más penetración ha tenido aún dentro del público no Prog].


Con esto, terminamos sobre Pink Floyd por ahora. Esperamos los comentarios, de acercamiento y los controversiales también.

Pronto seguiremos con otras bandas.

Hasta entonces


  

lunes, 19 de noviembre de 2012

LOS DISCOS DE: LED ZEPPELIN [MI RANKING PERSONAL]

Nos proponemos iniciar una nueva serie de entradas que hablen acerca de las preferencias pesonales relativas a la discografía de diversas bandas o artistas. Materia discutible si las hay, no obstante, permite encontrar vías de confluencia en gustos, preferencias y valoraciones, así como apreciar diferencias en lo que los discos producen en cada quien. Como solamente puedo hablar por mí, es que me propongo dar un orden preferencial a la discografía de algunas bandas. Nos vamos a circunscribir a la discografía de estudio [de modo que dejaremos fuera registros en vivo, oficiales y no oficiales, compilaciones, grandes éxitos, los the very very very best of, los the ultimate of the very really best of all times of, etc.] para acotar la valoración a aquellas obras en las que se dispuso de mayor tiempo y dedicación en el laboratorio que es el estudio. Asimismo, nos proponemos señalar La Canción emblema de cada disco, aunque ello sea aún más difícil y aún más discutible. 

Para comenzar esta serie de Los Discos De:, hemos elegido una banda con una discografía acotada y manejable en un solo post, a los efectos de desarrollar bien cuál es la idea central y permitir que los amigos hagan sus aportes y comentarios, que siempre son muy bienvenidos.

Por esos motivos, y porque recientemente apareció la versión oficial de su Concierto Reunión en el O2 Arena de Londres en diciembre de 2007, con dos CD y DVD, titulado Celebration Day, elegimos para comenzar a Led Zeppelin, una banda a la que hemos tratado poco en ABBEY ROAD. Por una vez, dejamos un poco de lado a nuestros venerables Beatles, aunque es claro que también formarán parte de esta sección.




Led Zeppelin editó su primer disco de estudio en 1969 y su noveno y último en 1982, en forma póstuma en relación a John Bonham. Aunque algunos lo incluyen dentro de las compilaciones, nosotros lo vemos como el último disco de estudio porque contiene material nuevo y diferente a los anteriores, por lo cual, era material destinado a un nuevo álbum, impedido en su momento por la muerte de Bonzo.




Entre esos extremos temporales nos moveremos. Presentaremos los discos en orden ascendente en cuanto a lo que consideramos: preferencia, calidad, temas, coherencia, terminación, impacto, gravitación, emblematismo.

Lugar Nº 9: CO|DA [1982] 



Es difícil de valorar por las circunstancias arriba apuntadas. Es más bien una maqueta posible de un álbum de Led Zeppelin, con materiales previso a la muerte de Bonham. Por tanto, es desparejo, no posee un hilo conductor identificable, salvo el hecho de que reúne aquellos materiales que quedaron en carpeta. No es un disco memorable, pero tampoco es despreciable si se quiere tener una visión completa del trabajo de la banda mientras existió. Sin duda, no es un disco emblemático.

EL TEMA DEL DISCO: OZONE BABY [quizás]


Lugar Nº 8: Presence [1976]






Un disco que tuvo la poca suerte de venir después de Physical Graffiti y que no reunió las condiciones para convertirse en secuela de aquél. Quizás el hilo conductor lo hallemos a nivel de la excelente presentación gráfica de Hipgnosis, con esa especie de estatuilla negra que aparece y reaparece en diversos contextos presentados por las fotografías. Pero el álbum no trasunta esa constante presencia. Hay temas muy zeppelianos y otros que son fallidos. En términos generales, uno percibe que hay varios ciclos dentro de la música de Led Zeppelin. Uno de ellos, con más influencias bluseras y un arranque heavy/hard, abarca los tres primeros discos [aunque en el tercero ya se perciben elementos de un heavy folk que perdurará después]. Un segundo ciclo se desarrolla entre el cuarto disco [que podría ser también el de la madurez del ciclo anterior] y Physical Graffiti, en los que la banda consolida un sonida mucho más sólido y concluyente. Y luego, un ciclo en el cual la banda deambula sobrer los retazos de su planteo anterior y vagabundea en busca de algo nuevo que nunca llegó a definirse. Presence está en el comienzo de ese periplo, pero carga con el lastre de la época clásica de Zeppelin. Un lugar muy difícil, para un álbum que no es malo, pero que queda opacado.

EL TEMA DEL DISCO: NOBODY'S FAULT BUT MINE




Lugar Nº 7: In Through The Out Door [1979]




Quizás en este disco también lo mejor haya sido el concepto de su portadas, de la cual ya habláramos en otro post. Pasaron tres años entre el disco anterior [Presence] y este, lo cual indica una cierta desorientación del rumbo en la banda. El set list no es nada armónico, es muy heterogéneo, aunque los temas poseen, a nuestro juicio, un nivel superior a los de Presence. De cualquier modo, la sensación de poca homogeneidad atenta contra el interés que puede despertar el disco, ya que en realidad tiene sus caídas y hasta sus recursos facilistas.

EL TEMA DEL DISCO: FOOL IN THE RAIN

Lugar Nº 6: Led Zeppelin III [1970]




No es un álbum para nada malo, ni mediocre siquiera, pero estar entre Led Zeppelin II y Led Zeppelin IV, no implica una situación fácil. Este es un disco donde se entrelazan los comienzos bluseros de la banda, con su veta más roquera y sus exploraciones de ciertas zonas pesadas del Folk. En ese sentido, a pesar de notarse tres líneas diversas dentro del disco, esto no atenta contra su unidad, porque se asientan en la exoperiencia de discos anteriores y en la perspectiva que se abre hacia adelante. Para ser un poco más claros, temas como Since I've Been Loving You o That's The Way, emparentan con el Zeppelin blusero de la primera hora, otros, como Inmigrant Song Out, On The Tiles o Celebration Day, se inscriben en la línea dura que maduró en Led Zeppelin II, y otros, como Friends, Gallows Pole, Tangerine o Bron-y-Aur Stomp, estarían en una línea más Folk, en algún caso soft y en otros casos más hard. Pero todos ellos componen un impactante mosaico de alta calidad. Lo que ocurre es que hay otros cinco álbumes que, a nuestro entender, superan esa marca.

EL TEMA DEL DISCO: GALLOWS POLE 
[Inevitablemente, va a haber discusiones].


Lugar Nº 5: Led Zeppelin I [1969]




El disco debut de Led Zeppelin recoge la herencia del blues británico que habían emblematizado en su momento The Yardbirds. Aunque ya asoma un costado algo más duro y pesado, este es un disco de blues pesado con algunos toques de psicodelia. Conceptualmente es un disco redondo, donde los temas se emparentan claramente entre sí, formando una familia que se reconoce por los cromosomas bluseros del conjunto. Hay algunos temas que permanecieron en el repertorio Zeppelin y que recuerdan siempre la raíz de la banda. Una joya de la prehistoria zeppeliana.


EL TEMA DEL DISCO: DAZED AND CONFUSED


Lugar Nº 4: Houses Of The Holy [1973]




Este disco podría ser la segunda parte de Led Zeppelin IV, al punto de que algunos lo llaman también Led Zeppelin V. Es el afianzamiento del camino emprendido en aquel álbum tan significativo. También posee una gran unidad atmosférica, es decir, los climas creados por los temas se entrelazan para dar una sensación de conjunto, aún no siendo un álbum conceptual. Es también el despunte del sonido Zeppelin que se consolidará en el álbum siguiente, Physical Graffiti. El uso de armonías nuevas, que serán características, una mayor complejidad sonora, con algo más de instrumentación, le dan a este álbum un lugar importante en la consolidación del perfil clásico de la banda.


EL TEMA DEL DISCO: THE RAIN SONG


Lugar Nº 3: Led Zeppelin II [1969]




Clásico de clásicos, no es, sin embargo, en mi opinión, el mejor de todos. No obstante, es innegable el conjunto de cualidades que adornan este disco completo que tiene de todo y que es un muestrario de hacia dónde evolucionaría la banda. Pero además es la justificación más palmaria de por qué se considera a Led Zeppelin como uno de los tres focos generadores de toda la corriente Heavy. Los temas se suceden con fluidez y se enlazan naturalmente unos con otros. Son novedosos y diferentes pero son de la misma cepa. Es el álbum donde Led Zeppelin define su perfil fundamental, ese que lo hará inconfundible. Es también, según creo, el más exitoso y el que generó más adeptos a la banda.



EL TEMA DEL DISCO: WHOLE LOTTA LOVE 
[Puede haber varias controversias]

Lugar Nº 2: Led Zeppelin IV [1971]




Otro álbum impecable. Algunos caballitos de batalla eternos en los set list de los conciertos, como Black Dog, Rock'n'Roll o Stairway To Heaven. Un álbum donde se puede escuchar un tema tras otro, sin salteos cantados de temas prescindibles. Led Zeppelin IV posee tantas virtudes como Led Zeppelin II con un tinte más maduro, como presagiando el vuelco posterior hacia la cúspide de su trayectoria, que se halla en el disco que reservamos para el número 1. Es, además, un disco con personalidad: uno sabe que hay valor encerrado en esa funda y que una vez que el disco esté corriendo, un universo musical se manifestará en el aire para transformar nuestra experiencia sensorial.

EL TEMA DEL DISCO: STAIRWAY TO HEAVEN


Lugar Nº 1: Physical Graffiti [1975]



Enorme. Impecable. Un lujo en formato doble. El pináculo zeppeliano. Un despliegue indescriptible de creatividad, de energía, de melodía, de poder, de sentimiento y de todo lo que tiene que tener una banda que se precia de emblemática. Es también el punto de maduración de un estilo sonoro que, lamentablemente no perduró luego, pero que está allí como testimonio inapelable del punto más alto de una trayectoria. El formato doble siempre es un riesgo, porque se cuelan generalmente rellenos prescindibles. Sin embargo, repaso el set list y no los encuentro aquí y sí veo algunos temas que dejaron una gran huella en los roqueros metálicos y duros por un lado, y en los roqueros en general. Es el disco del estrellato de la guitarra de Page, de los efectos de los teclados de Jones, de la rítmica de Bonham y de la voz de Plant. Imprescindible, imperdible, imperdonable no conocerlo.

EL TEMA DEL DISCO: KASHMIR

Bien, amigos, esperamos que les haya resultado interesante el planteo y que permita cotejar con las preferencias y los rankings personales de cada uno. También esperamos que nos dejen alguna impresión y opinión sobre esto. Entre tanto, iremos preparando otro post relativo a Los Discos De: Ya veremos con qué banda seguimos.

Hasta entonces


 

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable