CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

miércoles, 23 de abril de 2014

LA PRENSA Y EL CONCIERTO DE McCARTNEY EN MONTEVIDEO [II]: EL OBSERVADOR [URUGUAY]

La prensa uruguaya se hizo eco de todo el periplo recorrido para este concierto, desde la difusión de rumores acerca de una posible venida hasta el seguimiento de los pasos de McCartney por Montevideo. Desde luego que también cubrió el espectáculo increíble del sábado 19 de abril en el Estadio Centenario.
Traemos aquí la crónica que hizo El Observador, diario de Montevideo, Uruguay.
La nota no está firmada y la reproducimos íntegra.
____________________________ 
Espectáculos - A ESTADIO LLENO

McCartney en Uruguay, capítulo 2: nostalgia inoxidable y de lujo en el Centenario

El reencuentro del beatle con Montevideo volvió a tener todo lo que sus fans fueron a buscar: éxitos de todas las décadas y canciones nuevas que se acoplan sin problemas a ellas. Una nueva noche de magia liverpoolense.

  • Foto de N.Garrido


"¡Hola Montevideo! ¡Bienvenidos Uruguayos!" Así comenzó Paul McCartney el segundo capítulo de su idilio con un público montevideano que lo esperó muchos años, quizá demasiados, lo que justifica la enorme afluencia de público a sus dos conciertos. Con Eight days a week, el beatle dejó un tendal de aplausos y vitoreos, los mismos que sin duda escucha desde su salida del Sofitel, temprano en la mañana.

McCartney, a puro carisma y sin lugar a dudas más suelto y con menos hermetismo e histeria alrededor, dejó un gran concierto salpicado de éxitos, que llegaron tras el debut en el enorme escenario de la cantante local Luciana Mocchi, y un set de remixes de sus canciones que hizo que la gente consumiera un buen rato de la música del de Liverpool antes de que siquiera apareciera sobre el escenario de LED construido para la gira "Out There".

Con Let me roll it, clásico de Wings, "Macca" aseguró el arranque de su concierto en línea con los setlists de la gira que en Montevideo comienza su capítulo sudamericano. My Valentine fue una vez más, su tema dedicado a Nancy, su actual mujer y con quien llegó a Montevideo, sonriente, al mediodía de ayer.

La cabalgata de éxitos continuó con 1985 y The long and winding road, un verdadero pedazo de la historia de la música pop que resonó en todo el Centenario. Tras eso, el de Liverpool ofreció Maybe I´m amazed, recordando a Linda, su amor más recordado. También McCartney se permitió, como ya lo hizo en los conciertos de la gira, parar para observar a la gente y escuchar las ovaciones. No faltó tampoco la mención a Luis Suárez: "¡él está en Liverpool y yo aquí!, dijo en ese tono jovial tan popular a nivel mundial como su talento.

Paperback writer fue sin duda otro de los picos altos del concierto. "Macca" anunció que tocaba esa canción con la misma guitarra que la compuso, dando una cercanía todavía más tangible a esa pieza histórica de pop rock. En Here today seguramente muchos de los que repetían concierto sintieron cierta emoción familiar, similar a la que experimentaron viendo al liverpoolense en 2012. Otro gran momento de la noche fue Blackbird y también New, una de las canciones que engalanan su elogiado nuevo trabajo, el cual contó con cuatro productores artísticos, algunos aún en boga como Mark Ronson.

All together now marcó el primer momento de coro multitudinario, con un público montevideano que se enganchó desde el primer acorde.Tocó después un debuto: Lovely Rita sonó por primera vez en América Latina, según anunció McCartney. Tras eso, vino Everybody out there y Eleanor Rigby, otra pieza muy esperada en la noche. Además, el músico se destapó con One after 909, ante el pedido insistente de un fan al que luego invitó a cenar. El fan terminó hasta tirándole la campera a Sir Paul.

Tras eso llegó la hora de bailar: Ob-la-di, ob-la-da, Band on the run y Back in the USSR fueron de alguna forma la previa movida de Let it be, con el músico al piano, en uno de esos clásicos momentos que, por más que se repliquen noche a noche en donde el McCartney toque, le dan un cariz único e histórico a cualquier instancia de concierto.

Y si eso pasó en esas canciones, más aún con Hey Jude y Live and let die, los temas que confirman que por más que la carrera del británico tenga vigencia, cuando la gente va a verlo lo que se quiere encontrar son los temas que maracron a fuego de verdad su carrera. Hablando de fuegos, ese fue el momento de las explosiones y bengalas tras el escenario, otro recurso que ya se había visto en el concierto de 2012 en la ciudad.

Esos dos temas precedieron el "bis", momento en el que volvió ondeando las banderas uruguaya e inglesa. Al grito de "U-ru-guay, U-ru-guay", arremetió la banda con Day tripper y luego con Hi hi hi, otro clásico de Wings. Tras eso, otros dos fans tuvieron su momento de gloria, invitados por el músico al escenario.

Se dice que Gran Bretaña tiene tanto de musical como de nostálgico. Y quizá por eso una canción como Yesterday suena tan bien en un contexto montevideano. Helter Skelter y Golden Slumbers cerraron una nueva noche en que Montevideo se convirtió por segunda vez y al menos por hoy, en la sede beatle del mundo; una etiqueta que le queda bastante bien a la ciudad.
____________________________
Volveremos con más notas de prensa, repercusiones de un concierto histórico.

Hasta entonces


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable