CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

viernes, 14 de septiembre de 2012

BEATLES POST - BEATLES

Ha de haber sido una carga especialmente grande el haber sido un Beatle y tener que responder a ese pasado, especialmente con la perspectiva de muchos años por delante. Nadie suponía que en algún caso no fueran muchos los años que le quedaban de vida a partir de la separación de la banda en 1969 (fecha real) - 1970 (fecha oficial).


Los últimos Beatles

De cualquier modo, los cuatro Beatles continuaron caminos que nos permiten ir imaginando cómo habría sido la música de la banda si hubieran decidido seguir juntos y qué caminos habrían tomado por su cuenta si hubieran compartido una continuidad del grupo paralelamente a una actividad solista. Es visible en ciertas composiciones la veta Beatle o no Beatle de las mismas. Hay temas que podemos identificar como beatlescos y otros que seguramente no hubieran prosperado dentro de la banda.

Es interesante ver el paralelismo de algunas de las obras post Beatle de cada uno. Ciertamente esa tendencia post Beatle ya se ve en los primeros álbumes solistas de Harrison y Lennon, aún cuando fueron hechos cuando la banda aún permanecía activa, en 1968 o 1969. Pero ese es un claro indicio de que ya existían caminos individuales que se iban delineando y que ya estaban empezando a transitarlos. Para 1970 ya los cuatro habían editado álbumes solistas.


                        

 HARRISON   |   LENNON   |   MC CARTNEY   |   STARR


Este pequeño cuadro permite ver el desarrollo diacrónico de cada uno y el paralelismo sincrónico de los cuatro.


Cuadro diacrónico - sincrónico de las ediciones de estudio y en vivo de los ex Beatles en sus trayectorias solistas [1968 - 2012] 
[Click con botón derecho para abrir ampliado en otra pestaña]

Como puede apreciarse, hemos excluído todas las ediciones recopilatorias, boxsets, conmemorativas, aniversarios, etc., así como todas las ediciones posteriores de la época Beatle, como los recopilatorios [Álbum Rojo, Álbum Azul], los temáticos [Beatles Love Songs, Ballads, Rarities, etc.] como la aparición de materiales de archivo [los Anthologies], incluso los nuevos singles [Free As A Bird, Real Love] y, desde luego, el torrente de bootlegs de estudio y de actuaciones en vivo que Purple Chick o Yellow Dog y otros sellos por el estilo han editado. También hemos excluído todos los singles y EP y nos hemos quedado solamente con álbumes.

Hemos dejado las ediciones de estudio originales, los discos en vivo oficiales editados dentro de la discografía y no como memorabilia, los discos experimentales [Los Unfinished Music de Lennon, por ejemplo], las experiencias bajo seudónimo o con otras bandas que se editaron oficialmente y hasta experiencias musicales fuera del ámbito del rock [la música clásica de McCartney, por ejemplo].

En una primera mirada es interesante ver cómo fueron pocos los años en los cuales ninguno editó ningún álbum. Recién en 1985 encontramos un vacío total en cuanto a álbumes se refiere. Recién casi una década después se repite la situación, esta vez durante tres años seguidos: 1994, 1995 y 1996. Posteriormente a eso, y a pesar de que desde 1980 solamente eran tres y desde 2001 solo quedaron dos, no se repitió más esa ausencia de producción nueva. Al llegar al presente, vemos que tanto Paul como Ringo han editado material nuevo en 2012: Kisses On The Bottom, de McCartney y Ringo 2012 de Starr.

Puede resultar evidente que, a medida que transcurrieron los años, las líneas individuales se fueron separando más nítidamente.

Los tiempos de Dark Horse

La línea Harrison comienza con un experimentalismo - no tanto con la música india, como hubiera sido esperable - orientado sobre todo a lo electrónico. Recién hacia 1970 veremos la eclosión compositiva y creativa de George, con la edición de All Things Must Pass, un magnífico álbum triple [en vinilo] que contiene toda la producción de Harrison contemporánea a la ruptura de la banda. Ese hubiera sido el aporte de George a una hipotética continuidad de The Beatles. Esta tendencia, creemos nosotros, se extiende hasta mediado de los '70. Para finales de la década, Harrison ya incursiona en una línea más pop, y sobre fines de los '80, su experiencia con The Travelling Wilburys lo lleva más a una línea blues - rock - folk, compartiendo el cartel con artistas de la talla de Roy Orbison, Bob Dylan, Tom Petty o Jeff Lynne. Durante los '90 entra en un largo hiato que se estaba terminando con el advenimiento del nuevo siglo. Lamentablemente, la muerte le ganó la partida antes de que pudiera terminar el álbum Brainwashed, que fue literalmente completado por Dahni, su hijo, también músico. De todos modos, sea cual sea el momento de su trayectoria post Beatle, George aludió en muchas oportunidades a ese pasado que le permitió estar en la banda más creativa e influyente del mundo, aunque bastante constreñido desde el punto de vista de su desarrollo musical personal.


El salto a Nueva York

En la línea Lennon, apreciamos también un comienzo experimentalista. Los Unfinished Music 1 y 2 y el Wedding Album parecen exhabruptos incomprensibles para quienes pretenden ver una continuidad con respecto al Lennon Beatle. En realidad son obras de Yoko amparadas por John. De modo que cuesta asimilarlas a la obra de John. Pero son el espacio que se dio para buscar dentro de líneas conceptuales y vanguardistas influído y alentado netamente por Yoko. Pero ya en el propio 1969 y 1970 aparece el verdadero Lennon de entonces, el de Mother, el de God, el de Working Class Hero, por mecionar algunos temas paradigmáticos del momento. Se vuelve a una composición más en crudo, sin tanto trabajo de estudio, pocos overdubs, nada de efectos especiales, solo la música y la letra en diálogo abierto y desnudo. Otros discos como Imagine o Mind Games continúan esa línea y es ese el Lennon que se hubiera manifestado en unos hipotéticos Beatles posteriores a 1970. Creemos que hubiera sido esa la línea que hubiera prevalecido en John. El camino de John tras la historia Beatle es hasta cierto punto regresivo, no por calidad ni creatividad, sino por una vuelta a la simpleza y la comunicación emocional por encima de la depuración estilística o la exquisitez artística. Poco tiempo tuvo John para seguir creciendo. Su período de amo de casa y padre, coincidente con la crianza de Sean, lo aparta varios años de los escenarios y los estudios. Precisamente, cuando estaba volviendo, con una nueva obra en conjunto con Yoko en la que se alternan uno a uno temas de John y temas de Yoko, el álbum Double Fantasy, sobrevino el asesinato del músico a manos de Marc Chapman. Esa modalidad de álbum alternado continuó póstumamente con el disco Milk And Honey, que recoge materiales que se habían grabado en las sesiones del Double Fantasy y habían sido archivadas al producirse el asesinato. De modo que en este caso, más que en el de Harrison, encontramos una línea verdaderamente trunca, una rama que estaba brotando y fue cortada abruptamente. En esta etapa la música de John se mantuvo dentro de la sencillez que había alcanzado hasta mediados de los '70, pero logró no ser tan crudo como en el Rock'n'Roll de 1975 y permitió que prevaleciera mejor que nunca su veta poética en temas tan paradigmáticos como (Just Like) Starting Over, Beautiful Boy o Woman. Y ahí ya no estoy tan seguro de que en unos hipotéticos Beatles Lennon se hubiera permitido desnudar su interior de esta manera.


La época de Ram

La línea McCartney es, por lejos, la más nutrida y constante. Por un lado, sigue vivo y activo hasta el presente y no tuvo recesos. Por otro lado, mantuvo el ritmo de creatividad y la atención a varios flancos simultáneamente. Fue el que más matices le imprimió a sus producciones: solista, con Wings, con música clásica, con el proyecto The Fireman, con seudónimo, por no mencionar bandas sonoras de películas y proyectos para niños. Además fue el que desplegó la mayor actividad escénica con giras mundiales reiteradas y sucesivas que han llegado hasta el presente [afortunadamente, porque de ese modo es que pudimos verlo este año en Montevideo] [breve comentario inevitablemente egoísta]. En 1970 McCartney logra un interesantísimo resultado con su disco McCartney. Totalmente compuesto y ejecutado por él, en todos los intrumentos, en todos los arreglos y en la producción y grabación, hace una primera demostración del potencial que podría desplegar de ahí hacia adelante. Y es totalmente consistente con lo que ocurrió después: una enorme capacidad para proyectar y realizar esos proyectos. En ese primer disco solista y en Ram está el McCartney post Beatle que hubiera prevalecido si la banda hubiera tenido continuidad. Su unión con Denny Laine y la formación de Wings lo desvió hacia otro derrotero y objetivos. Esa fue la vuelta de McCartney a un contacto masivo y, por tanto, su música se impregnó de tics propios del Pop. Esto no significó desmedro a su calidad compositiva, ya que una de las contribuciones más importantes de Paul a The Beatles fueron temas que estaban más adscriptos al Pop que al Rock. Sin embargo, nunca dejó de ser rockero, pero le anexó otras páginas a su currículum. Toda su evolución posterior da la impresión de que logró sacudirse el peso de haber sido Beatle ya que incursiona en variadas direcciones por múltiples caminos, lo que lo lleva a mostrarse como un músico versátil que puede moverse cómodamente en una pluralidad de géneros. Pero asimismo deja permanente constancia de su capacidad como compositor de canciones muy sólidas, bien terminadas, productos de alta factura. Y cada tanto puede volver sobre sus pasos y recrear su pasado Beatle sin temor a quedar enganchado únicamente a él y cuando lo quiere hace pie en ese su pasado para mostrar y decir: "hasta aquí podríamos haber llegado".


Entre la pantalla y la pista grabada

Finalmente, la línea Starr comienza tan tempranamente como las de los demás. Ya en 1970 Ringo edita dos álbumes solistas. En este caso, su preferencia por una música nostálgica, vinculada más con sus padres que con su generación, lo alejan de las líneas de trabajo que venían siguiendo en la banda. Pero será en los años subsiguientes cuando encontraremos desarrollos de Ringo como compositor o como intérprete que habrían congeniado bien con los hipotéticos post Beatles que estamos tratando de imaginar. Es la época del álbum Ringo, y se extiende hacia mediados de los '70. La trayectoria de Ringo se alternó mucho con sus incursiones cinematográficas, por cierto más celebradas que su música. Posteriormente, después de casi una década sin discos, Ringo volvió con un formato que ha sido exitoso y que le permitió matizar su música con otros músicos destacados, bajo la forma de la All-Starr Band. Allí aparecen músicos invitados que hacen sus temas, acompañados por la banda, y también aparecen los principales éxitos de Ringo. Este formato ha tenido 12 variantes desde 1989 al presente, habiendo pasado por allí músicos de la talla de Joe Walsh [de The Eagles], Billy Preston, Levon Helm [de The Band], Todd Rundgren [de Utopia], Randy Bachman [de Bachman-Turner Overdrive], John Entwistle [de The Who], Peter Frampton, Gary Brooker [de Procol Harum], Jack Bruce [de Cream], Roger Hodgson [de Supertramp], Greg Lake [de ELP], Edgar Winter, Rod Argent [de Argent], Greg Rolie [de Santana] y el hijo de Ringo,  Zak Starkey [Oasis, The Who], entre muchos otros. En esta etapa la música resulta más ecléctica, aunque el set de Ringo ha sido bastante estable a lo largo de los años. Por otro lado, esta modalidad hizo que Ringo pasara de ser el furgón de cola de The Beatles en liderazgo, a ser el dueño del circo para el cual trabaja el resto de sus All-Starrs.

Otro aspecto interesante a tener en cuenta son las certificaciones obtenidas por separado cada uno de ellos.

George Harrison obtuvo 8 Discos de Oro, Dos Discos de Platino, 1 Triple Platino y un Séxtuple Platino.

John Lennon obtuvo 11 Discos de Oro, 1 Disco de Platino, 1 Doble Platino y 2 Triple Platinos.

Paul McCartney también fue el que más certificaciones obtuvo: 2 Discos de Plata, 26 Discos de Oro, 16 Discos de Platino, 4 Doble Platinos y 2 Triple Platinos.

En tanto, Ringo recibió 1 Disco de Plata, 2 Discos de Oro y 1 Disco de Platino.

Pero si comparamos esto con las certificaciones de The Beatles, recibidas en muy diversos países, las cifras trepan sensiblemente: 1 Disco de Plata, 51 Discos de Oro, 28 Discos de Platino, 18 Doble Platinos, 8 Triple Platinos, 9 Cuádruple Platinos, 3 Quíntuple Platinos, 2 Séxtuple Platinos, 5 Óctuple Platinos, 2 Nónuple Platinos, 2 Undécuple Platinos (11), 1 Dodécuple Platino (12), 1 Quindécuple Platino (15), 1 Septidécuple Platino (17) y 1 Nonudécuple Platino (19).

Si bien las cifras de ventas por las que se otorgan estas certificaciones difieren de un país a otro, de acuerdo al tamaño de los mercados, si consideramos los principales países donde obtuvieron esas distinciones, tendríamos que:

Un disco de plata equivale a 60.000 ejemplares de álbumes vendidos en el Reino Unido. En otros países, no se otorga esa distinción.

Un disco de oro equivale a 100.000 álbumes vendidos en Alemania, a 40.000 en Canadá, a 500.000 en Estados Unidos y a 100.000 en el Reino Unido.

Un disco de platino equivale a 200.000 ejemplares de álbumes vendidos en Alemania, a 80.000 en Canadá, a 1.000.000 en Estados Unidos y a 300.000 en el Reino Unido.

Así que los múltiplos de los platinos se pueden averiguar con facilidad según del país en que sea. Por ejemplo, para el nonudécuple platino, hay que multiplicar la cifra del platino por 19. Allí estaría oscilando entre 1.520.000 ejemplares para Canadá y 19.000.000 para Estados Unidos. Ese caso, de acuerdo a los registros,  se verificó en los Estados Unidos, por lo cual corresponde a 19.000.000 de ejemplares vendidos solamente en ese país. El disco es el Álbum Blanco. Si tenemos en cuenta que es doble, significa 38.000.000 de placas.

Es interesante ver cómo ni siquiera los propios Beatles, individualmente, lograron superar el éxito comercial de ventas de sus discos como banda. Claro está que esos discos se han seguido vendiendo sin interrupciones a lo largo de los años y rindiendo royalties, desde luego. 

De resultas de todo esto, se nos ocurre que los siguientes Beatles si es que la banda hubiera continuado, hubiera podido lograr un sonido que entremezclara lo que podemos escuchar en All Things Must Pass y Living In The Material World + John Lennon/Plastic Ono Band, Imagine y Mind Games + McCartney y Ram + Ringo.


Tómense temas como My Sweet Lord, Isn't It A Pity?, Beware Of Darkness, Apple Scrufs y All Things Must Pass


Agréguense temas como Imagine, Jealous Guy y Gimme Some Truth

De aquí, tómese God, Mother, Well, Well, Well y Working Class Hero

Otro poco de Give Me Love (Peace On Earth) y Living In The Material World

Incorpórense Every Night, Junk y Maybe I'm Amazed

Mézclese con Mind Games

Revuélvase con Too Many People

Aderécese con Photograph y You're Sixteen


Una vez listo, sírvase:

¿Qué nuevo sonido Beatle hubiera sido posible? Quizás repasando estos álbumes en secuencia o alternados, podamos hacernos una idea o disfrutar tratando de imaginar ese sonido. Se nos ocurre que puede ser una buena perspectiva para dedicarle tiempo este fin de semana.

Hasta pronto

--------------------------------------------
AGREGADO EL 07/03/15

Aportemos una pequeña actualización a estas fechas.
Paul McCartney pasó una vez más por Montevideo el 19 de abril de 2014 [otro comentario inevitablemente egoísta] y ha publicado un nuevo álbum de estrepitoso éxito, NEW, en el que pueden encontrarse no pocas novedades compositivas y/o sonoras, amén de la participación de 4 productores jóvenes pero de gran fuste. Acá lo comentamos en su momento.
Ringo Starr también pasó por Uruguay a fines del 2012, pero para un concierto por invitación en Punta del Este. Actuamente se halla en proceso de salida al público su más reciente álbum, Postcards From Paradise.
--------------------------------------------



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable