CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

lunes, 20 de abril de 2015

A SPARK IN THE AETHER YA ESTÁ ENTRE NOSOTROS Y PIDE CANCHA PARA THE TANGENT

The new album is a Rock Album. 
It's a Prog album. It's a Funky album. 
It's a Pop album. It's the Eighth Tangent album.


Largamente esperado desde que se anunció su aparición allá por diciembre, y puntualmente salido hoy 20 de abril, tenemos ya con nosotros este nuevo opus de la banda transnacional liderada por Andy Tillison y conformada en esta oportunidad por Luke Machin, Jonas Reingold, Theo Travis y Morgan Agren, titulado A Spark In The Aether: The Music That Died Alone Volume Two.


Portada de Ed Unitsky, magnífica, por cierto.

Compuesto por temas totalmente nuevos, denota también un refresh en la actitud de la banda que había transitado por caminos de protesta y puesta de relieve de las fallas de la sociedad contemporánea de diversos modos, a lo largo de su discografía. Tillison ha declarado: "Using protest, sadness and negative images in music is a part of an artist's job, and it's something we have often done. But every so often I think we need to turn to the music itself and remember why it is we get so much from it. On this album I just wanted us to play - have fun, make music and mischief that can be enjoyed just for the sake of it".
El presente álbum es una celebración musical que remite también al primer álbum de la banda, que se suponía sería el único del proyecto que Tillison había encarado como alternativa a Parallel Or 90 Degrees [PO90], la banda en que estaba trabajando anteriormente. Pero aquel disco que intentó navegar por aguas musicales no tan transitadas por muchos músicos no fue el único y luego vinieron seis álbumes más previos al que hoy nos ocupa: The World That We Drive Through, A Place In The Queue, Not As Good As The Book, Down And Out In Paris And London, COMM y Le Sacré du Travail


Edición especial con dos vinilos azules y CD.

De cualquier forma, estos discos dedicaron sus miradas a temas críticos como distopías, crisis generacionales, alienación, desamparo y comunicaciones. Tillison va en este caso, como en el primer álbum, hacia la música en sí misma y hacia el reconocimiento de raíces, influencias y valoraciones. Un sesgo muy especial tiene el reconocimiento hacia el Prog de USA, sobre el cual dice: 

"I've always really liked what the Americans did with Prog Rock. They do it slightly differently from us Europeans, putting as much emphasis on the ROCK bit as the "Prog". Looking at bands like Spock’s Beard, Mars Hollow, Heliopolis, Kansas, Boston and further into stuff like Steely Dan has been a major change from the ultra-English Tangent precedent. If you'll pardon the pun, we wanted it to sound quite literally "Trans-Atlantic".

Así que Tillison emprende una especie de investigación musical que tiene un fuerte punto de apoyo en el estilo del Prog de USA, pero también en otras vertienetes propiamente americanas, a la vez que dejar presentes también las raíces británicas y europeas de la banda.

Tendremos oportunidad de apreciar pasajes típicamente Prog, otros con evidencias del Canterbury, siempre influyente sobre Tillison, otros pasajes más jazzy, con protagonismo de los vientos de Travis, la esencia rock, pero asimismo, alusiones directamente groovies y funkies, así como ritmos y fusiones latinas. Y no faltan tampoco aires clásicos en breves tramos.

El setlist del álbum se compone de seis títulos, de los cuales dos son suites con varios movimientos, propio del Prog más clásico, con duraciones de 12 y 21 minutos. La lista de temas queda del siguiente modo:

01. A Spark In The Aether
02. Codpieces And Capes
  1. We’ve Got The Music!
  2. Geronimo – The Sharp End Of A Legacy
  3. Trucks & Rugs & Prog & Roll
  4. A Night At Newcastle City Hall, 1971
  5. We’ve Got The Music! (reprise)
03. Clearing The Attic
04. Aftereugene
05. The Celluloid Road
  1. The American Watchworld
  2. Cops And Boxes
  3. On The Road Again
  4. The Inner Heart
  5. San Francisco
  6. The American Watchworld (reprise)
06. A Spark In The Aether (part two) 


The Tangent en escena en mayo 2014, Holanda.


El caso de la suite más larga, The Celluloid Road, es una visión de USA a través de la música y de los lugares. Tillison quiso expresar la posibilidad de viajar de oeste a este por USA a través de lo que se ve en las series. La ambientación de las mismas en ciudades como Nueva York o San Francisco es usual, pero a la vez, con escalas provistas por famosas series o films, radicados en otras ciudades de USA. Este camino de celuloide se extiende desde Nueva York hasta San Francisco, aludiendo en su trayecto a otras películas o series. Según lo que declara el propio Tillison, "The idea came to me while watching "Breaking Bad". This remarkable TV series is set in the area around Albuquerque in New Mexico an area not too often visited by American TV in the past. But at the same time "True Detective" went for Louisiana, Fargo for Dakota and it just occurred to me that you could just about travel through America using your TV. So we decided to put the idea into music....."


Imagen que aparece en la web de The Tangent, ilustrativa de la suite The Celluloid Road, en ese viaje musical/fílmico/imaginario desde Nueva York a San Francisco, a través de series y películas y 'música cinematográfica'. Si se mira en detalle, se encuentran las referencias [Kojak, Thelma & Louise, Easy Rider, Breaking Bad, etc.]

Así se aludirá a clásicos de las series de los '70 como Kojak o Las Calles de San Francisco y a films como Shaft y Bullit, de los cuales se tomará también el sabor funky de sus bandas sonoras, homenajeando allí a otros músicos no siempre considerados dentro del mundo Prog como Lalo Schiffrin, Isaac Hayes o Quincy Jones y a bandas muy funky como Steely Dan, Tower Of Power, Funkadelic, The Blackbirds o Earth Wind & Fire. Pero también remite, por su esencia itinerante por rutas siguiendo la "eternal yellow line" a famosas road movies como Easy Rider o Thelma & Louise.

El proceso creativo que describe Tillison es concordante con la móvil integración de la banda. Respecto al álbum anterior, Le Sacré du Travail, hay varios cambios en el line up: salieron David Longdon [Big Big Train], Jakko Jakszyk [King Crimson] y Gavin Harrison [King Crimson] y entraron Luke Machin [Maschine] y Morgan Agren [Zappa, Kaipa]. Tillison tiene eso muy en cuenta a la hora de desarrollar los proyectos de The Tangent. En ese sentido, ha declarado:


Agren, Reingold, Tillison, Machin y Travis


"I don't just hire people because they are good. I hire them because I like who they are as well as what they can do. I want them to have ideas, bring stuff to the table that I hadn't put there. They get a pretty free run at interpreting my music. I provide them with working demos of the songs. They don't have to play what I played. My normal instructions are very few, the main one being "Keep The Flavour". That's a very open to interpretation instruction, and I've been very happy, delighted, surprised, astonished and sometimes aghast at the results that this has produced. On the new album everyone played what THEY wanted to play. Sometimes they followed my leads, sometimes they went right off on - er.. a Tangent. Luke Machin wrote ALL of his own guitar parts for this album. He listened to mine, decided which bits he was going to include and which bits he was going to change. He changed most of it. He added loads of stuff, new chords, melodies, sounds, riffs, leads. But he kept the flavour. Every single thing he submitted, every last note is on the album. There was no cutting room floor for this album. For anyone."

Eso es lo que ocurre, The Tangent mantiene el sabor. Es un álbum de The Tangent, con el sabor de los anteriores. Pero es un disco singular, igual que cada uno de los anteriores. Y es, a nuestro juicio, de los mejor logrados. Quizás esa intención de volver a disfrutar la música en una dimensión más propiamente musical que conceptual seala clave para encontrar una obra que, sin perder complejidad ni profundidad, resulta muy fresca, interesante, emocionante, excitante, plena y gratificante.


Edición en doble vinilo.

Un pequeño apartado más: Ya hemos insistido en otras oportunidades en cómo el Prog ha estado últimamente saliéndose de sus límites habituales y estableciendo nuevas fusiones, antes no muy pensables. En este álbum hay una incursión más que evidente por el Funk y el Groove, pero también pisa terrenos del Pop. Eso no lo convierte en un disco de Pop, sino que demuestra una vez más que el Prog puede establecer nuevas relaciones con otros territorios musicales sin desnaturalizarse y, por el contrario, aportando jerarquización a los otros géneros. Siempre ha habido muchos grandes músicos que hacen Pop. Ahora también hay grandes músicos progresivos que recogen los mejores frutos del Pop y los fusionan con las viejas cepas del Prog, con resultados auspiciosos para todos.

Por ahora, lo encontrás acá, acá y acá.

Esperamos que lo disfruten mucho.

Otro álbum candidato a estar entre los mejores de 2015.

ABBEY ROAD dice:






4.95 / 5 YELLOW SUBMARINES 

[Para establecer solo una levísima diferencia con los álbumes de Steven Wilson y Steve Hackett]

Nos encontramos pronto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable