CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

viernes, 26 de diciembre de 2014

PAUL IS DEAD [VIII]: Disparen contra la Lógica!

Cuando se nos presenta un argumento con apariencia de validez, pero que no la tiene, estamos frente a una falacia.

La falacia es un modo de razonamiento que conduce a un argumento no válido, no porque se apoye en datos necesariamente falsos sino porque se procede por argumentaciones incorrectas que llevan a conclusiones no válidas.




Existen muchas variantes de la falacia, dependiendo del tipo de argumentación o de razonamiento que impliquen.

Nos detendremos en algunos de esos tipos de falacia para luego ver con cuanta frecuencia se emplean en los planteos del PID [Paul Is Dead]
  

Post Hoc Ergo Propter Hoc [después de esto, luego a consecuencia de esto] 


Este es un procedimiento secuencial en el cual se entiende que si algo viene después de otra cosa, lo segundo debe ser consecuencia de lo primero. Funciona mucho en las supersticiones o el pensamiento mágico, en el cual se atribuye un efecto a un hecho antecedente que actuaría como causa. Mala suerte si se pasa debajo de una escalera o si se nos cruza un gato negro. Pero también es una forma de argumentación para otros asuntos de modo retrospectivo: si fulano dice tal o cual cosa, o hace tal o cual cosa, es porque antes debió ocurrir tal otra. Sin duda que funciona bien en algunos casos: si encontramos un cadáver acuchillado es porque antes debió haberse producido un asesinato. Pero en otros casos no es así: si la vereda está mojada no necesariamente antes debió haber llovido. 

En relación al PID, este es uno de los más empleados, especialmente en el análisis e identificación de las pistas que se habrían dejado. Con el agregado de que la multiplicación de pistas vendría a reforzar la relación causa - efecto. En la difusión original dle PID es claro que se razonó que si la audición inversa de la frase 'number nine' en el tema Revolution 9 decía 'Turn me on, dead man', alguien debía estar muerto y que al relacionar que la otra única vez en que The Beatles se habían animado a usar la atrevida expresión to turn on [excitar] había sido en A Day In The Life, canción en la cual se narra un accidente de autos, confirmaba la existencia de un muerto cuya muerte, al relacionarse con una frase audible solo en backwards, se quiere encriptar y, por lo tanto, debe ser alguien muy importante. La pesquisa de otras pistas similares, por la misma relación de causa - efecto, hace que se establezcan validaciones del tipo 'si esta esa cierta, esta otra también debe serlo'. De allí que se haya interpretado que el accidente fue un miércoles a las 5 de la mañana porque el dedo de George 'señala' esa frase de She's Leaving Home y que el muerto fuera McCartney porque es el único que va de espalda en la foto. A partir de ahí se valida que sea el muerto porque es el único que va descalzo en la portada de Abbey Road, porque es el único que tiene fondo rojo en la tapa de Let It Be, porque es el que lleva una flor negra en Magical Mystery Tour, etc., etc., etc. Todos esos hechos serían efectos de una misma causa. [En realidad, lo son, son todos efectos de la enfebrecida mente de los conspiranoicos].


El dedo de George indica día y hora

Los pies de Paul indican el muerto

Pero después de que pasó la moda de hablar de tales pistas, que han sido totalmente desacreditadas, y no obstante ello, en lugar de concluir que si las pistas no son tales o son falsas, la teoría se derrumba, se sigue sosteniendo que Paul murió y fue sustituido, basándose ahora en otro tipo de pruebas, quizás más esquivas aún. Se ha pasado a interpretar cada hecho vinculado no solo con McCartney sino con todos los demás que conformaron The Beatles y aún quienes los rodearon, bajo la premisa de que se ha ocultado la muerte de Paul, que todos ellos los saben y callan o bien porque son parte de la conspiración o bien porque son víctimas de ella.  

En consecuencia, la interpretación de los hechos parte de una premisa irreversible: Paul murió y fue sustituido, por lo tanto, todo lo que se analiza responde a esa causa.

Por ejemplo: Se ha sostenido que Heather Mills fue acosada, amenazada y empujada al borde del suicidio cuando su separación de Paul porque conoce el secreto de la muerte de McCartney. ¿En qué se basan? Es cierto que la prensa acosó a Mills, que la fustigó duramente, la trató de todo tipo de cosas [algo frecuente en la prensa amarilla británica, y si no, recuerden el affaire Suárez con el mordisco a Chiellini, cosa que no hace falta ser uruguayo para conocer] pero ello no indica que la 'maquinaria de McCartney' haya influido en que la prensa hiciera eso. Cuando Mills dice en algunas declaraciones 'He protegido a mi marido. Lo sé todo. Yo sé la verdad' ¿debe estar refiriéndose necesariamente a que esa verdad es que Paul murió y fue sustituido?

También dice: 'Tengo una caja de pruebas que irá a una determinada persona si algo me sucediera, así que si me hartáis, eso irá a esa persona, y la verdad va a salir.' ¿Esto indica que esa caja de pruebas contiene algo relativo a la identidad de Paul o simplemente a las presiones, amenazas y acosos de la prensa, y eventualmente que Paul influye sobre los medios para que lo hagan?



¿Qué sabe Heather Mills que llena una caja de pruebas? ¿Qué secreto inconfesable de Paul se esconde en esa caja? El PID se pregunta, pero no puede dar respuesta.

El razonamiento funcionaría de este modo:
  1.   Paul murió y fue sustituido por Faul
  2.   Mills se separó de Faul
  3.   Mills dice que tiene una caja de pruebas
  4.   Mills fue presionada por la prensa
  5.   Paul influyó sobre la prensa
  6.   Mills se separó porque sabe que Faul no es Paul
De hecho, toda la cadena de razonamientos se basa en presupuestos que pudieran funcionar juntos, pero sobre los que no hay ninguna prueba suficiente para su concatenación.

Falacia del Francotirador  

En este tipo de falacia la interpretación manipula la información para que llegue a establecerse un nexo con algo con lo cual no guarda relación. Se llama así por la anécdota del tirador que disparó aleatoriamente y luego pintó una diana alrededor de cada disparo para que pareciera que acertó en cada centro. Muchas teorías conspirativas se valen de este recurso que direcciona sutilmente el pensamiento del receptor tratando de establecer conexiones inverosímiles. 

En el PID podemos ver esto en el 'tiroteo' aleatorio que se ha hecho sobre la apariencia de Paul: la altura, los ojos, las cejas, las orejas, marcando dianas allí donde parece apreciarse una diferencia. Es más, evidentemente se van a dar diferencias, ya sea por la distancia, por la iluminación, por el ángulo, por la edad, y por todos los factores que hacen que el aspecto tenga variaciones a lo largo de 30, 40 o 50 años [y en este caso, más también].

Ninguna revisión seria de las imágenes puede establecer una diferencia tan ostensible como la que señalan los amigos del PID. Sobre los ojos ya lo hablamos en otro post. Y sobre el hecho de que hay fotografías que se han reputado tanto de anteriores como de posteriores a la muerte y sustitución de Paul, también. Últimamente llamó mi atención el tema de las cejas. Hay que pasar revista a muchas fotografías anteriores a noviembre de 1966 - muchas muy anteriores - y se verá que la relación de las cejas es igual a la que presenta posteriormente: la ceja derecha [a la izquierda del espectador] más levantada y curva que la izquierda. Si no se quiere andar mucho, basta observar las carátulas de Please, Please Me, Live At The BBC I y II, que contienen todas fotografías anteriores a 1966, que no puede dudarse de su fecha. La diana que marca el francotirador, en este caso, consiste en decir que si las fotografías son anteriores a 1966, han sido convenientemente manipuladas y retocadas para todas las ediciones posteriores [pero en los originales de los '60, también era visible, yo los tengo] y si las fotografías son posteriores a 1966 y no se aprecian diferencias con la imagen previa, es porque a esa altura el impostor ya había pasado exitosamente las múltiples cirugías plásticas. En resumen, las dianas indican: si no coincide, se demuestra por diferencia, si coincide, se demuestra por la manipulación, tanto de la imagen como del físico.


Hacé click con el botón derecho para abrir en otra pestaña y ampliarla bien con la lupa.








Falacia del Hombre de Paja

El hombre de paja se construye como una proposición fácil de rebatir que se atribuye al oponente, intentando que se relacione su verdadera posición con esa construcción artificiosa a la cual se ataca.

Todo el PID es un hombre de paja, construido arbitrariamente y atribuido a una serie creciente de partícipes. Son tantos los conspiradores y tantos más los conspiranoicos del PID que los únicos estúpidos somos los que no creemos en una conspiración que existe y encima estamos engañados por los conspiradores y no podemos ver la luz que nos brinda el PID. En consecuencia, la historia oficial o lo que llaman la historia oficial, o quizás la historia hasta ahora narrada - con todas sus variantes - es tomada como una mentira que hay que revelar, sin tomar en cuenta que lo que hay que demostrar es la veracidad del PID. Para los conspiranoicos Paul está muerto hasta que se demuestre lo contrario. Por ello se ha revisado todo lo posible, tratando de unir varias moscas por el rabo, a fin de que actúe como refutación de la historia consignada por tantísimos investigadores. Pero aceptemos algo: la vida de The Beatles, tanto como la de cualquier otro mortal puede contener zonas grises y oscuras. Sus personalidades pueden tener facetas negativas, zonas reservadas a lo íntimo, hechos pasados de los que arrepentirse o avergonzarse, pueden tener secretos. Pero el que los tengan no prueba en absoluto que todos estén relacionados con lo mismo. Es más, sería anormal que todos los hechos personales fueran de estado público. Claro que, si se pretende entrar en la vida privada de alguien como un Gran Hermano, tendremos que lidiar con la basura abajo de la alfombra, la comprendamos o no, la aceptemos o no, nos guste o no.

Afirmación del Consecuente

Aparece como una especie de propiedad transitiva en un silogismo que no queda bien construido, pero que aparece muchas veces en los discursos en los que se argumenta algo. El esquema de razonamiento sería:
  1. Si A, entonces B
  2. B
  3. Por lo tanto A
  1. Todos los griegos son hombres
  2. Barack Obama es hombre
  3. Barack Obama es griego
Para el PID este silogismo ha funcionado muchas veces y en muy diversas argumentaciones.

Siguiendo el caso anterior, la situación de Heather Mills podría resumirse como: 
  1.  La identidad de Faul es un secreto
  2.  Mills sabe un secreto
  3.  Mills sabe la identidad de Faul
Este razonamiento impide pensar que lo que Mills puede revelar sea algo distinto al que sería el terrible secreto de Paul, o sea, que es Faul, un impostor. Lo curioso es que el PID pretende dar a luz el supuesto complot que esconde una verdad que, según Mills, la gente no quiere conocer, 'porque nunca podría manejarla. Sería bastante devastador.' Siguiendo el mismo tipo de razonamiento, alguien podría decir:
  1. La gente no puede manejar un secreto devastador
  2. El PID quiere revelar un secreto devastador
  3. El PID quiere devastar a la gente
En este tren de hacer tales silogismos, podríamos llegar a absurdos sin par. Por ello, quedémonos aquí. Lo que sí queda claro es que con razonamientos de este tipo, llegaremos siempre a conclusiones muy delirantes.

Otro empleo bien conocido:
  1. Paul murió en un accidente de tránsito
  2. A Day In The Life cuenta un accidente de auto
  3. A Day In The Life cuenta cómo murió Paul

El auto de Tara Browne, el del accidente que fue publicado en el diario, noticia que John leyó e incluyó en A Day In The Life. Mención al joven heredero Guinness, conocido por todo el Swinging London.

Este caso puede aplicarse a casi todas las 'pistas' que el PID ha ido desplegando. Se puede aplicar a la morsa, a Paul cruzando descalzo, a la mano encima de su cabeza, etc. Es cuestión de ensayarlo. Es un buen ejercicio, tómense un ratito y se darán cuenta de cómo funciona.

Uno más:
  1. Yoko pertenece a la familia Yasuda [ricos banqueros japoneses]
  2. Los servicios secretos se valen de los Yasuda
  3. Los servicios secretos de valen de Yoko 
 

Yoko, la bruja controladora de John

Esto procede de un artículo sobre Yoko en el que se reseña toda su vida hasta llegar a John, no de modo casual, sino totalmente programado. En él se plantea cómo la entrada de Yoko en la vida de John no fue como se ha contado, sino como una misión para tener controlado a John, en el contexto de la acción de los servicios secretos que desplegaban por el mundo organizaciones bajo la fachada del arte de vanguardia o de granjas - comunidades, que permitían tener controlada a la contracultura y a la vez experimentar con los efectos de las drogas nuevas. 

También se cuenta del total dominio de Yoko sobre John, se sugiere que en base a hipnosis o drogas, por medio de una mujer metida a artista vanguardista, conectada con John por medio de una de esas organizaciones - fachada [sí, lo adivinan, Indica era una fachada de los servicios secretos !!!], una mujer que se infiltró en el mundo del arte de vanguardia valiéndose de su generosa sexualidad y de codearse con los personajes más importantes, por ejemplo, John Cage, acerca del cual se señala, como al paso, que también fue conocido de Paul McCartney. Una mujer que se educó en una época en Scarsdale, en la insólita escuela Sarah Lawrence, a la cual se presume que también concurrió un año [algo desmentido por la propia escuela] Linda Eastman, también residente en Scarsdale, aunque, desde luego nunca pudieron encontrarse en el ámbito escolar, dada la diferencia de 8 años que se llevaban. Sin embargo, parece que eso fue suficiente razón para entender que no es casual que Yoko se acercara a John y Linda hiciera lo propio con Paul. Sublime coordinación de estas dos mujeres, especie de súcubos salidos de la misma escuela.

Pero en este artículo - al parecer aún inconcluso, faltaría una parte más - se dibuja la línea hacia dónde se quiere hacer derivar la historia. Dice la autora: 'Hipnosis, sesiones de ocultismo, amenazas y sugestión sobre un hombre que vivía una situación inimaginable. Sería imposible entender lo bizarro y ambiguo de esta relación sin contextualizarla dentro del tema de la muerte de Paul. Y así se entiende por qué, cómo y, sobre todo, para qué apareció Yoko en la vida de John.'

Queda claro que entonces estos silogismos no son solamente un manejo torpe de la lógica, sino una manipulación que pretende, siguiendo las líneas que están prefijadas, hilar de modo aparentemente lógico lo que es una constucción novelesca. Nótese que nunca se admite otra posible explicación que no sea: Paul murió, fue suplantado y hay un complot para ocultarlo. Cómo funcionan las explicaciones no importa, siempre y cuando se pueda armar una línea de tiempo atando esas conjeturas. Una vez más lo decimos: cientos de libros de tono conspiranoico están escritos bajo estas premisas lógicas.
Petición de Principio

Se trata de un razonamiento en el que la conclusión está implícita en la premisa. Son tanto más convincentes cuanto más largas puedan ser, para hacer olvidar que la conclusión estaba contenida en la premisa.

En el PID podemos encontrar aplicación de este tipo de falacia, por ejemplo:

La morsa es un símbolo nórdico de la muerte, por tanto, cuando John dice The Walrus Was Paul, alude a que Paul está muerto. Se puede alargar mucho entre medio, pero no ganaríamos en mejorar la explicación. De cualquier modo, esa posibilidad de 'rellenar' entre medio de la premisa y la conclusión, permitiría vincular casi cualquier cosa que roce el tema. Ya lo vimos en un post anterior en el cual explicamos por qué el pretendido símbolo de muerte de la morsa parte de un presupuesto arbitrario y cómo hay muchas otras explicaciones mucho más ajustadas. Pero aún así, el PID tendría una vía de salida alternativa basándose siempre en esos presupuestos. 


I am He as You are He as You are Me and We are All Together ... I am the Eggman, They are the Eggmen, I am the Walrus! Goo Goo Goo Joob!

Veamos: En Glass Onion, del White Album, John dice 'And here's another clue for you all, the walrus was Paul', de lo que se dedujo que la morsa de I Am The Walrus era Paul, el único de los disfraces de animal que era negro, es decir, un símbolo de luto. Como la morsa es un símbolo de muerte en culturas nórdicas, Paul está muerto. Más allá de lo que ya rebatimos de esta secuencia de razonamientos, digamos que el propio John explicó que la morsa estaba inspirada en el poema 'La Morsa y el Carpintero' de Alice In Wonderland de Lewis Carroll, pero que tarde se dio cuenta de que se estaba identificando con el personaje equivocado, dadas las cualidades negativas de la morsa. De esto se puede inferir que cuando dice The Walrus Was Paul no habla de que debajo de la piel negra estaba Paul [ese personaje es el que toca el piano en el tema y el bajo lo toca un zurdo] sino que las cualidades del personaje de Carroll corresponden a Paul. De lo cual sí se puede desprender una pulla de un Lennon hacia un McCartney cada vez más distanciados desde los tiempos del White Album. ¿Qué pistas puede inferir el PID de esto? Por un lado, que basta con intercambiar a quienes están bajo las pieles, para que Paul [en ese momento Faul] quede disfrazado de morsa y sea la morsa. Por otro lado, que la animosidad creciente de John y Paul [y especialmente de John hacia Paul] es signo de que John no acepta a Faul y manifiesta así su descontento. Si unimos esto al rol que se le quiere hacer jugar a Yoko, John no va más allá porque Yoko está allí para controlarlo y, como sabemos, ejerce total dominio sobre él.

Los presupuestos que el PID maneja en estos casos son: la simbología funeraria extrapolada de culturas que no tienen incidencia ninguna en la poética Beatle [contra la influencia de Lewis Carroll, ampliamente comprobable, sobre Lennon, explícita en los libros de su autoría]; la previsión absoluta de todos los detalles, ya que la 'pista' de poner a Faul como morsa no es explícita en Magical Mystery Tour y debe ser aclarada en Glass Onion; la animosidad de John hacia Paul es porque este es Faul y no lo acepta. 

A nadie se le ocurrió pensar que lo que dice John en Glass Onion es precisamente que la frase The Walrus Was Paul implica un problema complejo en el cual se establece la contradicción entre la morsa negra que toca el piano [John] y que ahora se diga que era Paul. Si ya había dicho que la letra de I Am The Walrus tenía cosas para dejar entretenida a la gente por un siglo, que esta contradicción sea otra pista, le aporta un giro de tuerca más al asunto, algo bien digno de la insolente malicia de Lennon. Pero a la vez, al identificar a la morsa con Paul, ¿no está diciendo que la morsa es efectivamente Paul McCartney y ningún otro?

Argumento a Silentio

El silencio del interlocutor acerca de un determinado asunto indica su ignorancia o el ocultamiento de algo. En algunos casos, se entiende que la ignorancia evidencia que hay un ocultamiento. 

El PID está repleto de esta forma de falacia, especialmente cuando plantean acerca de qué es lo que sabe, o sabía, determinado personaje y calla, en la presunción de que hay verdaderamente conocimiento de algo y que el silencio es la ocultación de un secreto, que, por supuesto no puede ser otro que la muerte y sustitución de Paul.

Han aparecido numerosos artículos en los que se plantean dudas acerca de a qué se refieren determinados artistas o allegados al mundo artístico, con algunos dichos. Así, por ejemplo, artículos titulados ¿Qué sabe/sabía ...? seguido del nombre como puede ser Heather Mills o Michael Jackson, o la mención a cosas que pudieron saber otros como Alan Parsons, Paul Simon, David Bowie o The Kinks. También lo que el propio John Lennon quiso decir y no pudo [dominado por Yoko con la complicidad de Faul, ya que ambos han fingido durante años su enemistad para tapar que los dos tenían por misión tener bajo control a John]. 







Amistades bajo sospecha: Bowie, Jackson, Simon ... y más.

En un post anterior dejamos enumerada una lista de personas que deberían haber participado de esta conspiración, todas bajo un severo pacto de silencio. El PID se ha encargado de ir incrementando el número de los conspiradores y, en consecuencia, la amplitud de la conspiración. Porque ya no puede quedar restringida al ámbito de una simple banda de músicos por gravitante que haya sido, sino que tiene que vincularse [seguramente para recuperar algo de credibilidad] con las madres de todas las conspiraciones. No lo digo gratuitamente, sino que ya se ha planteado la relación entre el PID y una gran conspiración mundial que engloba el asesinato de Kennedy, la Trilateral, el grupo Bilderberg, la industria musical, los medios masivos de cominicación, la industria militar y la experimentación con drogas con fines de dominación, granjas comunitarias y organizaciones de arte de vanguardia [Indica incluida]. Creo que, aún le falta un poco de dimensión y me preocupa el silencio al respecto, porque algo se oculta: ¿Por qué no entraron en juego aún los Illuminati, el Vaticano, la Masonería, el sionismo internacional, la Jihad? Quizás las otras conspiraciones son la fachada que oculta la verdadera conspiración.

Argumento ad Ignorantiam

Se produce cuando se sostiene la veracidad o falsedad de algo por el hecho de no existir prueba en contrario, por lo cual debe aceptarse su validez. Ocurre mucho en relación a la existencia de dios. Así como no puede probarse su existencia, tampoco puede probarse su no existencia.

Este es uno de los preferidos por el PID ya que basta con plantear una interrogante en la interpretación de algún hecho y relacionarla con otra de la misma especie a propósito de otro hecho para dejar establecido un presupuesto que, como no puede ser refutado más que a partir de los datos preexistentes, se deja como firme sin necesidad de demostrar su veracidad. De este modo invierten la carga de la prueba, proque quienes deberían demostrar la veracidad de sus dichos son quienes plantean esas dudas y no transferirlo a quienes supuestamente son interpelados por sus interrogantes.

Es así que, o bien validan sin más, en función de sus dudas, una explicación de los hechos que consideran irrefutable, o bien exigen explicaciones contundentes y categóricas acerca de algún tópico que incluyen dentro de la teoría conspirativa, en el entendido de que si no hay una demostración en contrario, la tesis que plantean se valida automáticamente.

En el caso que nos ocupa, se pueden estar refiriendo a por qué Paul o George, o quien sea, dice algo, omite otra cosa, se olvida de algo [a menudo dicen que ignora], que aparecen como contradicciones en un desarrollo que debería haber sido - al parecer - exento de cualquier tipo de alternativas como las que la vida presenta  a diario a cualquiera de los mortales. Parecería ser que por tratarse de personajes públicos sus vidas no hayan podido atravesar la alternativas comunes a los humanos con todas la contradicciones, claroscuros, miserias y defectos que cualquiera puede tener. Lo que hace que sea mucho más sospechosos si todo aparece como inmaculado, lisito, sin pliegues, sin fisuras. Eso sí indicaría la presencia de algo fuera de lugar o de algunas cosas que se quieren ocultar o evitar. Claro que no necesariamente por los mismos motivos que los conspiranoicos suponen - la conspiración en sí - sino por motivos muy humanos: vergüenza, pudor, temor, recato, arrepentimiento, rencor, escrúpulos o falta de ellos, y un largo etcétera.

Es de destacar que los conspiranoicos del PID han argumentado que la historia de Paul/Faul ha sido contada de modo edulcorado y adulterado ocultando la verdad del asunto. Se dice que la personalidad del presunto McCartney no encaja con la realidad de los hechos y se establecen una serie de presupuestos que no requieren de verificación, porque ponen en duda la que sería una historia armada publicitariamente. La historia idílica de amor con Linda, el vegetarianismo militante, la protección de los animales, el padre de familia, el músico y empresario exitoso y polifacético, todo ello, considerado como un gran montaje que tapa la conspiración y la verdad, es lo que se pretende desmontar. Pero parece ser que esa forma de mostrar un McCartney impoluto solo vive en las mentes del PID a los efectos de tener algo contra lo que ir, por lo cual, aparece aquí otra vez la falacia del hombre de paja, esto es, la construcción de un enemigo contra el cual ir, con todas las características prontas para poder atacar sus puntos débiles, derribarlo y vencerlo.



 ..............

Bien amigos, cerramos este post diciendo que no será el último, pero con una breve conclusión: El PID ha ido variando su forma de razonar y argumentar. Habiendo caído en el descrédito la serie de pistas gráficas, sonoras y criptográficas, se pasó luego a las alteraciones físicas que presuntamente se habrían operado en Faul [personaje fictico, hombre de paja también, que unifica a todos los propuestos sustitutos de McCartney] sin que resultan convincentes, ya que se han basado en imágenes más que sobremanipuladas [estos argumentos no se enarbolaban antes de que Internet permitiera divulgar imágenes a diestra y siniestra sin aportar, sin embargo, ninguna garantía de su pureza en cuanto a no haberse adulterado de modo alguno] por lo que resultan documentalmente mucho más que dudosas en su validez. Ahora se está atacando por el lado de las posibles contradicciones e inconsistencias de Faul con respecto al pasado de Paul y a los dichos o silencios de otros protagonistas. Incluso hay quienes, participando del PID descreditan y contradicen a otros promotores del PID señalando que en realidad forman parte de la contraconspiración que se ha desatado para acallar y ridiculizar al PID. Al parecer ahora se están disputando lugares de autenticidad y de veracidad entre ellos. Hablan de desinformación y contraconspiración y ¿qué es lo que desacreditan? La emprenden contra aquello que quedó evidenciado como inverosímil, no creíble y a todas luces falso, y lo hacen sin ninguna piedad: contra los que se basan únicamente en las pistas de los discos, contra El último testamento de George Harrison [documental al cual también tratan de mockumentary, pero como parte de una campaña de desprestigio del PID], y muchos más. Desacreditaciones que también suscribimos pero no porque sean una conjura para ridiculizar al PID [en realidad no se puede ridiculizar lo que ya es ridículo de por sí] sino porque no se sustentan.


La prensa cubrió el gran rumor [The Great Hoax] y facturó bastante con las suposiciones y la pistas que se iban identificando. El estímulo para vender: The Death Clues. How The Public Found Out.


La prensa también cubrió la vida de McCartney. Claro que el PID acusó a Life de estar al servicio de Faul. Es decir, que son parte de la conspiración, faltaba más.

Pero en lo que no reparan es que todo el rumor nació precisamente de eso que ahora invalidan: las pretendidas pistas en las canciones y las tapas de los discos. Esos fueron los motivos por los cuales empezaron a creer en el PID y, cosas que tiene la vida, ahora reniegan de la base de su fe.

Este tema sigue.

Nos encontramos pronto

















Ayudanos a estar entre las 100 mejores páginas Beatle de la Web, votándonos ACÁ. Gracias mil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable