CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

lunes, 22 de julio de 2013

YELLOW SUBMARINE EN OTRAS DISCOGRAFÍAS BEATLE POR EL MUNDO

Este es el disco de la banda en el que menos involucrados estuvieron sus integrantes. Parte de una operación que incluía el lanzamiento del film animado dirigido por Robert Dunning, que desplegaba una estética psicodélica [algo tardía en ese momento], el disco fue únicamente la banda sonora de la película y, para los seguidores de The Beatles, bastante frustrante ya que la mitad del mismo, una cara entera, estaba ocupada por música instrumental que ambientaba algunas escenas del film. Tan solo 6 temas a cargo de los músicos y que ni siquiera eran totalmente nuevos. Yellow Submarine y All You Need Is Love eran de 1966 y 1967 respectivamente y probablemente eran las canciones con más punch del álbum. Además venía a salir después del impacto causado poco más de un mes antes con la aparición del Álbum Blanco, en el que se vislumbraba un nuevo derrotero para la música Beatle y del que se abrieron tantos caminos para la música en general.

The Beatles no habían intervenido casi, ni siquiera en el rodaje del film. Gracias si aparece un cameo al final, como para satisfacer a los fans. Esto no convierte a Yellow Submarine en una mala película. Por el contrario, en el cine de animación hay muchos aportes que derivan de este film, con los dibujos tan característicos y singulares del checo Heinz Edelman, y a pesar de la ausencia de The Beatles, resulta una buena película Beatle sin ellos. Quien ve la película puede recibir algo más allá de la música, de la historia, de la recreación del Universo Beatle. Recibe una propuesta estética que también se valida más allá de su esencia propiamente Beatle. Pero quien recibió el álbum, aún cuando hubiera visto el film, recibió mucho menos de lo esperado y esos 6 temas de la banda, independientemente de su calidad, resultaron un trofeo muy modesto y menguado. Es así que este álbum pasó con más pena que gloria y que en 1999, ya en formato digital, se procediera a remozarlo y enaltecerlo, convirtiéndolo en la banda de canciones de la película, separando totalmente los scores orquestales [que no son malos y que son composiciones de George Martin]. Cuando se remasterizó toda la discografía Beatle en 2009 este Yellow Submarine Songtrack fue incluido dentro de ella, al igual que el Soundtrack original y, finalmente, ambos fueron vueltos a editar en vinilo, con formato LP en la reedición de la discografía realizada en 2012, a partir de las remasterizaciones de 2009.

A pesar de la escasa recepción de la Banda Sonora en disco, la edición de este álbum se realizó de modo prácticamente simultáneo en todo el mundo y sin tener siquiera una variación en el setlist original. Hasta el arte de tapa apenas si tuvo alguna más que leve variante.


Arte de tapa standard


En este caso, la edición USA fue anterior en unos días a la edición británica. En Estados Unidos, bajo el sello Apple, salió al mercado el 13 de enero de 1969. No existe ninguna diferencia entre las ediciones de USA y UK.

En Gran Bretaña, mismo sello, mismo setlist, mismo arte de tapa, la fecha de edición fue el 17 de enero de 1969.

A diferencia de los filmes anteriores [A Hard Day's Night, Help!!] y de la película para televisión de 1967 [Magical Mystery Tour], en las que sí hubo dos ediciones diferentes en USA y Gran Bretaña, para Yellow Submarine, eso no ocurrió.

Y podemos decir que para el resto del mundo fue igual. Exceptuando los países que fueron reseñados específicamente, la edición de Yellow Submarine, se dio de la siguiente manera:

Las ediciones que utilizaron el artwork original fueron todas menos una [dentro de las que tenemos datos]. En el 100% de las ediciones el setlist fue el mismo.

Apple fue el sello editor en la mayoría. Bajo este sello en el mismo enero de 1969, simultáneamente a USAy UK, aparecieron las ediciones de Alemania, Australia, Canadá, Dinamarca, Francia, Holanda, Italia, Perú y Suecia.

Bajo Apple, pero con edición a comienzos de 1969 [sin precisión de mes], están las versiones aparecidas en India, Singapur y Venezuela.

También bajo Apple, pero en marzo de 1969, está la de Japón.

Una sola edición bajo el sello Odeon, la de Ecuador, a comienzos de 1969.

El sello Parlophone, entretanto, fue responsable de otras ediciones:

En febrero de 1969, apareció bajo ese sello la edición de Sudáfrica.
En marzo de 1969, las de Filipinas y Grecia.
En marzo de 1969, también apareció la de Nueva Zelandia, pero en asociación Parlophone/Apple.
Y también a comienzos de 1969, la edición de Yugoslavia, pero en asociación Parlophone/Jugoton.


Versión israelí del arte de tapa

La única edición que presentó una carátula diferente, pero a partir del mismo diseño, fue la de Israel, bajo Apple EMI, en enero de 1969.

Este disco, visto en perspectiva parece mal inserto en la discografía: es más pariente de Sgt. Pepper's... o de Magical Mystery Tour [incluso de Revolver] que del White Album, Abbey Road o Let It Be. También parece oficiar de una especie de semi recopilatorio cuya razón de ser estriba en la coincidencia con el lanzamiento de una película. Y aún cuando se lo tome, lisa y llanamente como soundtrack, con lo extemporáneas que suelen ser dentro de las discografías de las bandas [se puede pensar en More para Pink Floyd, o en Lisztomania para Rick Wakeman, por ejemplo] y a pesar de ser la BSO de una película de la propia banda, queda muy desencontrada con el momento histórico de los músicos, a comienzos de 1969, cuando la disolución estaba más que vecina. All You Need Is Love era un himno Beatle, pero de otra etapa. Por esto, Yellow Submarine no es un verdadero disco de The Beatles. Porque está armado como recopilación de temas para una película en la que casi no se involucraron y a la que no le dieron demasiada atención y no constituye un setlist pergeñado por los músicos en el estudio, no importa si en buenas o en malas relaciones, en competencia o en colaboración entre ellos, pujando cada cual para su lado o complementándose como músicos de sesión para el otro, pero decidiendo ellos la forma y el contenido de su obra.

Los dos discos finales de la trayectoria Beatle, sí serían muestra de esa genialidad creativa y de esa conflictividad irreversible.

Nos reencontramos en el final de esta historia.
Hasta entonces






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable