CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

lunes, 6 de junio de 2011

POR FIN APARECIÓ: A SCARCITY OF MIRACLES - A King Crimson ProjeKct

Se hizo desear, pero ya está a disposición de los navegantes de la web esta nueva obra de esta ¿nueva encarnación? de King Crimson. Ese es el principal interrogante de esta cuestión: ¿es o no es un nuevo King Crimson? ¿Es otra fractalización, es una etapa nueva, es una banda diferente? Si hemos seguido a Fripp a lo largo de estos 40 años, podremos comprender que todo lo que haga bajo el signo de KC, es y no es King Crimson. Me explico: ¿de qué King Crimson hablamos? ¿Del originario, en el que podíamos encontrar trazas de jazz, de psicodelia o de hard rock y que, sin embargo, consideramos como el exacto nacimiento del Prog Rock? ¿Del de Islands y Lark's Tongues In Aspic, de un repliegue intimista salpicado de explosiones experimentales, ácidas y metálicas? ¿Del maduro de Starless And Bible Black y Red, que establece un nivel clásico dentro de la banda y le aporta la fisonomía de trío que se ensambla y desensambla de otros músicos que forman complemento? ¿De la trilogía de los '80 de Beat, Discipline Y Three Of A Perfect Pair, que establece un nuevo comienzo, un sonido crimsoniano que ya no era el anterior, que le habló a la generación beat tanto como a los años '80 y que marcó una nueva fisonomía? ¿El del experimentalismo de Thrak, el de los ProjeKcts, las fraKctalizaciones y los dobles tríos, o el de la última época, volviendo más hacia el reino de la melodía sin perder la experimentalidad? Debiéramos preguntarnos si los integrantes de esta formación trasmiten una fisonomía crimsoniana. En algún blog leí el desagrado que han tenido con Jakko Jakszyk, coniderándolo como un vocalista que no es para King Crimson. Es cierto que esta nueva propuesta desconcierta. Pero ¿no ocurrió lo mismo con las diversas resurreciones, no llevó un tiempo "entrarle" a cada nueva vuelta de tuerca que Fripp le imprimió a la banda?
Veamos: a esta altura, King Crimson es una metamorfosis permanente que, como ocurre con los fractales (que se multiplican a sí mismos con un patrón constante pero varían las configuraciones que pueden adoptar durante su evolución) va produciendo resultados que mantienen la matriz genética pero pueden resultar sorpresivos. 

No voy a decir que me resultó fácil asimilar este A Scarcity Of Miracles, pero ya me esperaba que Fripp no nos la hiciera fácil. Tampoco sé si era exactamente lo que esperaba, pero como ya dije en un post anterior, ni siquiera sabía que lo estaba esperando, porque no se sabía si King Crimson iba a reaparecer después de The Power To Belive, ocho años después. Por consiguiente, todo fue sorpresa: que reapareciera y cómo lo hizo. Porque casi todo el último Crimson está ahí (Fripp, Harrison, Levin) y partes de los anteriores (el propio Fripp, también Levin y Collins) y la incorporación de Jakszyk, a quien, si se lo ha seguido como solista, como en 21st. Century Schizoid Band o en The Tangent, ya se le notaba su potencial crimsoniano. 
En ese contexto, les cuento que necesité varias audiciones para entender de qué va esto y darme cuenta de que hay mucho de King Crimson tanto, quizás, como de algo diferente y por eso esto es un pojeKct y no está definido como la banda en sí. Pero así como ocurrió con otros projeKcts anteriores, quedan tan ligados a la banda que no se los puede presentar como alguno de los side projects de Fripp con las ligas de guitarristas o con Eno o Summers. Por ello en Progarchives figura como el último de los discos de estudio de King Crimson.

¿Qué encontramos de Crimson en este nuevo álbum? En primer lugar, un viaje hacia algunas raíces. Más concretamente, me parece que hace pie en la época de Islands, con un sonido más intimista, con tramos muy sutiles de instrumentación y con intervenciones muy perfiladas de cada instrumento. Si bien bajo o stick y batería hacen la base rítmica, no se pierden nunca y sabemos siempre que Levin y Harrison están ahí. Por otro lado, Fripp, Collins y Jakszyk también tienen un perfil definido y su rol se va percibiendo en cómo evolucionan los temas. Es ahí que los vientos de Collins sobrevuelan por encima y al lado de la guitarra de Fripp y de la guitarra y voz de Jakszyk. Por momentos el sonido se disgrega en líneas de instrumentos y por otros se ensamblan nuevamente. Y si bien en King Crimson siempre ocurrió eso, el ambiente, la atmósfera, se acerca más a Sailor's Tale o a Prelude: Song Of The Gulls. Por otro lado, la recuperación de una voz más protagónica que la de Belew, que brillaba más en la guitarra y que aportaba su voz a ese estilo de Crimson. Pero aquí tenemos una voz con más matices y una melodiosidad que se aproxima más a Lake o a Wetton. Se pueden hallar otras trazas de otros Crimson, pero, a mi manera de ver, el gen Islands es el más acusado. La inclusión de instrumentación más exótica, como el Gu Zheng, que cobra particular peso en el segundo tema, recuerda incluso algo del King Crimson de Starless ... y Red, por ejemplo, el tema Trío.
También hay nuevo: sonoridades no exploradas antes en Crimson, arreglos y fraseos vocales que van de la melodía a la disonancia, tensiones nuevas. Este Crimson es un post King Crimson, en el sentido de que, si bien recoge parte de la historia del grupo, se recompone con la experiencia grupal y la experiencia individual, amplia de todos los que lo integran. Véase el caso de Jakszyk, único nuevo total. Su experiencia personal igualmente incluye una fuerte aproximación a King Crimson a través de 21st. Century Schizoid Band, una banda tributo de King Crimson integrada por ex miembros de la banda, excepto el propio Jakszyk, que también allí era el único nuevo. Entonces su experiencia se vuelve ambivalente, ya que sin haber pertenecido a King Crimson, perteneció a otra banda que era una especie de Crimson sin Fripp, a diferencia de lo que ocurre con otras bandas tributo. En los otros casos, el haber pertenecido a Crimson en alguno de sus momentos, más lejanos - como Collins - , más cercanos - como Harrison -, o siempre - como Fripp, potencian esta mezcla de Crimsons y no Crimsons, en una proporción difícilmente cuantificable y solo perceptible por cada quien, de acuerdo a su potencial de audición ... o a las ganas que tenga de detenerse a buscar las raíces de los sonidos.

Algo más queda: ¿gusta este King Crimson que quizás no lo sea del todo? Curiosamente, encontrándole mucha raigambre en la época de Islands - del que este año es el 40º aniversario -, y siendo esta una de las etapas que menos prefiero de Crimson, no obstante, me gusta más este resultado que aquel. En Progarchives ambos discos poseen una valoración prácticamente igual en este momento. Me intriga si seguirán ensayando con este proyecto y qué evolución pueden lograr. Y me digo que, seguramente si Fripp ha logrado, 40 años después, hacer que lo que se avecina sea una incógnita, tanto por que se produzca como por que no, demuestra que mantiene sus dotes de prestidigitador.

Nos comunicamos en breve
Hasta la próxima
 

4 comentarios:

  1. realmente es la mejor explicación que he encontrado sobre este disco. Es raro pero no raro para alguien que debería estar acostumbrado a KC, o básicamente a Fripp.
    la voz me parece me parece mas corporea que la de belew, pero es o es gusto, no desprecio lo hecho por aquel, me gusta. Pero es cierto que me deja el regusto Lake o Weton, que creo que estábamos estrañando.
    Admito que cuando subí los datos en progarchives, no sabía bien cómo establecerlo: Un projekt? un album en estudio?. Pero ellos se ocuparon de solucionarme el problema.

    de hecho, ahora escucado se lleva mis 4 estrellas

    un abrazo y muy buena reseña

    Elkesea
    Vuelodelaesfinge.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. KC nunca han sdo faciles y es por ello que nos gusta! o, ¿no?
    Perfecta tu descripcion "King Crimson es una metamorfosis permanente".
    Tengo el disco reciente, desde hace unos dias, aun no lo he escuhado, por que simplemente espero el momento cuando mi mente este preparada para abrirse al universo Fripp.
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. El disco tiene mucho de Porcupine Tree y nos olvidaríamos de KC si no apareciera los efectos y estilo de Fripp..

    es dificil de escuchar , es muy lento para quienes adoramos la época más loca de KC , pero tiene muchas melodías y armonías que le hacen sonar muy agradable..

    ResponderEliminar
  4. Estimado José:

    Coincido. Este disco de Fripp / Crimson coincide con el proceso de remasterización de la discografía crimsoniana que cumple 40 años. En ese proceso, Fripp ha trabajado intensamente con Steven Wilson, este en su aspecto de productor y en el trabajo técnico. Así como sobre Wilson, esta experiencia crimsoniana influyó fuertemente para lo que es su último álbum, Grace For Drowning, también debemos deducir, o al menos presumir, una influencia de Wilson sobre Fripp, habida cuenta de la estrecha relación King Crimson / Porcupine Tree que se ha verificado en los últimos tiempos, en los que comparten baterista y bastante de su línea artística actual.
    Me entusiasma que estas personalidades y esas configuraciones artísticas como son estas dos bandas, transiten en caminos entrecruzados en los cuales a veces se complementan, a veces uno antecede al otro, otras veces lo sucede, pero siempre se ve claramente la antorcha que de uno a otro se van pasando.

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable