CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

martes, 27 de agosto de 2013

DOS REGRESOS ESPERADOS: MOON SAFARI Y BLACKFIELD EN 2013

Los últimos trabajos de estas bandas fueron presentados en 2010 y 2011. Moon Safari había editado Lover's End en 2010 y Blackfield había hecho lo propio en 2011 con Welcome To My DNA

Casi en simultáneo, este agosto de 2013, se dieron a conocer los nuesvos álbumes de estas bandas.

Los suecos de Moon Safari lanzaron su disco Himlabacken Vol. 1, en tanto que la banda dúo británico - israelí, de Steven Wilson y Aviv Geffen, editó su álbum Blackfield IV.

Una consideración geenral para ambos discos es que no implican cambios muy trascendentes con relación a sus antecesores. De hecho, se sigue una línea ya trazada en los trabajos previos. De modo que no debemos esperar virajes ni desarrollos novedosos. Y eso, que de algún modo ratifica un rumbo, puede ser, no obstante, una redundancia algo peligrosa.

No se puede reprochar ni un ápica la calidad compositiva ni interpretativa de ambos discos. Sí puede señalarse que podíamos esperar una pizca más de transgresión respecto a sí mismos.


MOON SAFARI - HIMLABACKEN VOL. 1


El cuarto álbum de Moon Safari salió el 21 de agosto. El título significa Colina Celestial.

El disco deja bien en claro que uno de los fuertes de la banda sigue presente y se lo manifiesta desde el mismo comienzo: las armonías vocales. La capacidad de desarrollar melodías interesantes con porte sinfónico también permanece vigente y así también con la instrumentación. No hay objeciones que hacer al respecto. Pero ... tampoco podemos destacar nada de esto por sobre los resultados anteriores. Ciertamente, el nivel de las bandas es difícil que sea de constante ascenso y superación. Aún las más grandes bandas tienen sus desniveles y altibajos. El problema - y el peligro - es que ese desnivel se de por quedar en una meseta y dar la sensación de que se han conformado con eso. Lo más frecuente es retocar la opinión que tenemos - tanto para mejor como para peor - cuando se introducen cambios en la propuesta. Y así es como podremos valorar de un modo u otro la etapa de Yes que comprende Fragile y Close To The Edge y tener algo de decepción con Tales From Topographic Oceans, o preferir la era de Peter Gabriel en Genesis y tener otra cierta decepción en la era Phil Collins. Y puede ser también a la inversa para otros. Esto hace a la vida de las bandas y, sobre todo, a sus cambios. Este disco de Moon Safari parece introducirlos en un molde, en un mainstream, en el cual hay mucho de lo bueno que han demostrado antes, pero hay muy poco de nuevo, sino, más de lo mismo.

¿Es malo este disco de Moon Safari? De ningún modo. ¿Es excelente porque reitera sus mejores bondades de anteriores discos? Las excelencias están, pero la reiteración las desmerece. 

De cualquier forma, hay que oirlo y atenderlo, pero presumo que no va a destacarse respecto a sus antecesores. No desentonará en una selecta discoteca progresiva, pero parece que aprovechará los destellos brillantes de sus compañeros de discografía y no brillará por luz propia.

Oílo aquí, aquí o aquí.

ABBEY ROAD dice:


http://3.bp.blogspot.com/-7grkNr_YYUo/T3dZF8otfxI/AAAAAAAACC8/2KKUqX2kv-s/s1600/yellowsub.gif


4/5 YELLOW SUBMARINES


BLACKFIELD - BLACKFIELD IV


También es el cuarto álbum para Blackfield. Su edición oficial fue ayer, 26 de agosto, pero hace ya algunos días que anda en la web, aunque muchos links han sido denunciados o están caídos

También era esperado el nuevo opus de esta interesante conjunción del músico israelí más enjundioso en la actualidad con ese ser de otra galaxia que es Steven Wilson. Blackfield ha sido un side project de Wilson, que ha atentido con cierta intermitencia. Pero es claro que en determinado momento las líneas se entreveran y la cosa se complica. La participación simultánea y alternada en proyectos como Blackfield, No Man, Bass Communion, Porcupiner Tree, su carrera solista, Storm Corrosion y su actividad como productor y remasterizador para Robert Fripp, Ian Anderson, Opeth y más y más, llevan a un punto evidente de tener que elegir, ordenar y priorizar, independientemente de cumplir con los compromisos contraidos.

Por ello, es entendible que haya actualmente un parate en la actividad de Porcupine Tree [aunque esperemos que no sea por mucho] y que Wilson se haya dedicado más enfocado a su carrera solista. Mientras que Porcupine Tree hace 4 años que no edita ningún álbum nuevo de estudio [desde The Incident, de 2009, solamente se han editado discos en vivo], en esos 4 años, Wilson ha trabajado en dos discos nuevos de estudio como solista [Grace For Drowning y The Raven That Refused To Sing] y dos nuevos con Blackfield [Welcome To My DNA y este nuevo Blackfield IV]. Estos 4 discos se han concentrado entre 2011 y 2013. No olvidemos tampoco el projecto con Mikael Akerfeldt, Storm Corrosion, aparecido en 2012.

Esta focalización de Wilson, sin embargo parece ser mucho más intensa en su propia carrera solista, que ha involucrado no solo la edición de discos de estudio, sino también discos y DVD en vivo y giras llevando su propuesta personal por amplias zonas del mundo. En cambio, los otros proyectos parecen estar algo más lejos de su centro actual. Y eso se nota en este nuevo disco de Blackfield, algo que no era muy previsible en Welcome To My DNA. Este Blackfield IV parece más un álbum de Aviv Geffen con la participación de Steven Wilson que un disco de ambos.

Wilson parece un poco desentendido del conjunto y la propuesta de Blackfield deriva más hacia un mainstream con toques pop, o como leimos en alguna crítica, una versión más cercana a las radios de USA que al Prog o al Crossover.

En este caso, no es solamente más de lo mismo, porque en sí hay algo distinto, pero en dirección diferente. Muy bien hecho, sin que quepan objeciones [más allá de los gustos personales] y sin desmerecimiento en la calidad. Es más, se podría decir que alguno de los temas podría convertirse en un éxito de proporciones en cuanto a difusión y reconocimiento masivo y con méritos ciertos para ello, pero muy lejos de la dirección original. En la crítica anterior nos lamentábamos de que no se evidenciaran señales de cambios. En este caso, percibimos cambios pero nos parece que lo que cambia es el derrotero que llevan musicalmente y creo que es, principalmente porque en este disco la influencia de Geffen es mucho más marcada. Sin desmerecer a Geffen, no es, no obstante, un músico de la talla de Wilson y este disco queda más a su cargo.

De cualquier forma, el resultado no es ni discreto ni regular, es muy bueno y permite avizorar qué pasaría si la calidad de los músicos progresivos invadiera los teritorios del pop [que buena falta le haría para ir desterrando los productos industrializados que predominan en ese ámbito hoy por hoy].

Si querés escucharlo, podés hacerlo aquí, aquí, aquí o aquí

También podés ver este extraordinario video. La artista a cargo de esta pintura de arena es la compatriota de Aviv Geffen, Ilana Yahav, una eximia sand artist, muy destacada dentro del rubro de la animación, tanto en este tipo de imágenes como con muñecos tridimensionales que ella también crea. El tema de Blackfield se titula Jupiter y tiene pasta para convertirse en éxito radial de masas.



Para conocer algo más sobre Ilana Yahav, entrá aquí.


ABBEY ROAD dice:

http://3.bp.blogspot.com/-7grkNr_YYUo/T3dZF8otfxI/AAAAAAAACC8/2KKUqX2kv-s/s1600/yellowsub.gif



4.25/5 YELLOW SUBMARINES

Bien amigos, esperamos que estas novedades sean positivas y de agrado.

Nos reencontramos pronto.



1 comentario:

  1. ESCUCHE EL DISCO DE MOON SAFARI...LAS CANCIONES SON MAS CORTAS,,,COMO Q ALGO LE FALTA,,SI RECOMIENDO ESCUCHAR EL ALBUM EN VIVO,,LANZADO ANTES Q ESTE Y YA ESTA CONSIDERADO COMO UNO DE LOS MEJORES DISCOS EN VIVO DE LA HISTORIA,,VIVA EL PROGRESIVO RAEL22

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable